30 años de espera: La Ley de los Bomberos sigue sin reglamentarse

Bomberos (4)

En 1987 se sancionó la Ley Nº 8105, que contempla que los Bomberos Voluntarios cuenten con seguro, obra social y jubilación. A 30 años de aquella iniciativa, continúan esperando su reglamentación y puesta en vigencia. Resaltaron la necesidad de dialogar con el Gobernador.

 

Mónica Farabello

 

Tres décadas pasaron de espera. Y hasta el momento no hay ninguna solución para los 800 bomberos voluntarios que forman parte del cuerpo de toda la provincia.

Días atrás, los representantes de los departamentos se reunieron en Villaguay y manifestaron el estado de alerta y movilización del sector, a la espera de resoluciones por parte del gobierno provincial.

En este marco, ElDía dialogó con el presidente de la Federación Entrerriana de Asociaciones de Bomberos Voluntarios, Pedro Bisogni, para conocer cuál es la realidad de los trabajadores.

Explicó que esperaron “un tiempo prudencial” y contó que han tenido reuniones con los legisladores de los dos bloques, y “desde Cambiemos nos han dicho que la decisión es del gobernador Gustavo Bordet”, en línea con lo que les expresó el diputado nacional electo Juan José Bahillo.

“Hasta el momento (Gustavo) Bordet no nos recibió, a pesar de haberle presentado varias notas de solicitud de audiencia. Siempre hemos sido recibidos por el ex ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, que siempre nos escuchó, pero sin darnos respuestas”, expresó Bisogni, que también recordó una reunión por el mismo tema con Germán Grané, pero “sin soluciones”.

La Ley que cumple tres décadas

Es de 1987 pero hasta el momento no ha sido reconocida ni puesta en vigencia. Según relató el representante de los bomberos federados de Entre Ríos, “en provincias como Santa Fe esto funciona de otra manera; en dos años pusieron en marcha la ley y ya está reglamentada desde hace siete; han abierto un centro de capacitación y todo, mientras nosotros seguimos esperando”.

En cuanto a las explicaciones recibidas, dijo que “el argumento que nos dan siempre es que la provincia está fundida, y nos siguen poniendo asesores y más asesores que nos reciben, pero ninguno nos da una respuesta; esto lo venimos peleando desde la gestión de (Sergio) Montiel y nunca se reglamentó”.

“Cuando llegó la reforma de la Constitución de la provincia, se comenzó a hablar nuevamente de la obra social y del reconocimiento de una jubilación a los 25 años de servicio”, pero después “nos volvieron a decir que si no hay aportes previos no puede haber jubilación”.

“Lo que nosotros pretendemos es que haya un reconocimiento a tantos años de trabajo, porque en definitiva es un servicio que debería dar el Estado, como es la Policía”, se quejó Bisogni. Asimismo, dijo que “un claro ejemplo es el cuartel de Bomberos Voluntarios de Gualeguaychú, que va a cumplir 51 años este mes y todavía siguen esperando que el Estado les dé una respuesta o una solución”.

Algunos puntos de la Ley 8105

En cuanto a los beneficios, la Ley estipula:

Artículo 6º: Las Asociaciones de Bomberos Voluntarios de la Provincia encuadradas en el régimen de la presente Ley estarán exentas de pagos de todo impuesto o contribución Provincial.

Artículo 7º: El Gobierno Provincial les otorgará semestralmente un subsidio para gastos de funcionamiento cuyo monto determinará en cada caso conforme a las pautas que se fijen en la reglamentación para lo que deberá tener en cuenta el número de agentes, número de intervenciones e infraestructura de cada dotación.

Artículo 8º: El Gobierno proveerá a la Federación y Asociaciones de asesoramiento jurídico por intermedio de la Fiscalía de Estado.

En su Artículo 17, manifiesta que “los miembros de los cuerpos activos estarán protegidos por un seguro integral por accidentes producidos con motivo y/u ocasión de la prestación de sus tareas. La póliza será extendida por el Instituto Autárquico Provincial del Seguro y su costo será abonado por el estado provincial”.

En este sentido, la Provincia debería hacerse cargo del seguro del personal, de la asistencia médica sanitaria –hasta 10 mil pesos– y de un seguro más que en el caso de incapacidad o muerte alcanza a los 200 mil pesos.

En el Artículo 24 se destaca que los miembros de los cuerpos activos tendrán derecho a “afiliarse al Instituto de Obra Social de la Provincia (IOSPER), beneficio extensivo a cónyuge y parientes hasta el primer grado y los aportes correspondientes a los miembros de los cuerpos activos serán abonados por el gobierno provincial”. Este artículo no se ha cumplido hasta el momento, cuestionó Bisogni.

También se estipula que “las Asociaciones podrán celebrar convenios con el Poder Ejecutivo para incorporar a los miembros del cuerpo activo al sistema previsional de la Provincia; que el cumplimiento de las tareas específicas de los cuerpos de Bomberos Voluntarios será considerado a todo efecto como un servicio público voluntario. Los Cuerpos de Bomberos Voluntarios deberán prestar asesoramiento gratuito a los Poderes Públicos sobre todo lo ateniente a normas de seguridad y prevención de incendios y que el Poder Ejecutivo prestará apoyo y asesoramiento a toda iniciativa de interés que formulen las Asociaciones a través de la Federación”.

¿Cuáles son los pedidos puntuales?

*Obra social para los bomberos de la provincia.

*Aportes jubilatorios para retirarse a los 25 años de servicio.

*Póliza de seguro que cubra el riesgo que implica la tarea.

El trabajo que no se ve

Bisogni destacó que el trabajo de los Bomberos no se limita a actuar sólo en incendios de viviendas o campos. También actuaron en las distintas inundaciones del río Uruguay, asistieron a los vecinos de Villa Paranacito y hasta participaron durante una semana de la búsqueda del cuerpo de Micaela García, entre otras tareas.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.