Adoptaron y criaron dos años a un oso pensando que se trataba de un perro

Una familia de Yunnan adoptó a un tierno cachorro sin saber que se trataba de una especie salvaje en peligro de extinción.

Una familia de la provincia china de Yunnan quiso adoptar a una tierna mascota, pero terminaron llevándose una gran sorpresa: lo que ellos pensaron que era un perro finalmente era un oso, según informa el diario británico The Independent.

Cuando lo encontraron era apenas un cachorro y fue confundido con un can de la raza mastín tibetano, caracterizado por su gran tamaño y pelo abundante. Al pasar los meses, el animal fue incrementando sus dimensiones, hasta que a los dos años la verdad fue demasiado evidente.

El oso, cuando era cachorro

La “mascota” superó los 200 kilogramos y alcanzó el metro de altura. Hasta comenzó a caminar de forma erguida, algo impensado en los perros.

Finalmente, la familia supo que había algo mal con su “perro” y avisaron a la policía forestal, que confirmó las sospechas: no era un animal doméstico, sino un oso negro asiático.

Esta especie se encuentra en peligro de extinción, por lo cual cuenta con la protección de la gobernación de Yunnan. A pesar de haber sido criado como un perro, el oso no presentaba problemas de salud y fue liberado inmediatamente en su hábitat natural.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.