A un año de la tragedia del Chapecoense, el reclamo de sus mujeres

viudas“El club se reconstruyó, recibió todo el apoyo, se movilizó, hizo un marketing sobre la tragedia mientras esas familias quedaban a un lado”, afirma Fabienne Belle, la esposa del fisiólogo del club, una de las 71 víctimas.

A Fabienne Belle todavía se le encoje el estómago al recordar el día en que el correo le trajo por sorpresa la valija de su esposo, fallecido en la tragedia del Chapecoense. Mientras el mundo abrazaba la reconstrucción de este club humilde, a ella le llegaban las ruinas.

Estaba sola ante el vacío, como en la madrugada del 29 de noviembre de 2016. “Tuve la sensación de que me estaban devolviendo a mi marido en pedazos”, cuenta a AFP en San Pablo, lamentando la falta de apoyo tras el accidente.

La vida de esta exprofesora de 47 años y mirada dulce se congeló hace un año cuando su esposo Cezinha, fisiólogo del club del sur de Brasil, se subió en el avión que le iba a llevar junto a un grupo eufórico a la final de la Copa Sudamericana en Colombia.

Pero el vuelo 2933 de la boliviana LaMia nunca llegó a su destino. Sin combustible, se estrelló en las montañas de Medellín matando a 71 de las 77 personas a bordo y dejando destrozadas a centenares más.

La mayoría, familias muy jóvenes que perdían al centro de su economía en el inestable mundo del fútbol modesto, donde en una misma temporada puede haber varias mudanzas y muchos viven al día. Además de los 19 jugadores, 14 miembros de la comisión técnica y nueve directivos del Chapecoense, también fallecieron 20 periodistas.

“El club se reconstruyó, recibió todo el apoyo, se movilizó, hizo un marketing sobre la tragedia mientras esas familias quedaban a un lado”, lamenta Fabienne, quien harta del desamparo fundó junto a Mara Paiva, viuda del exfutbolista y comentarista Mario Sergio, la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Vuelo del Chapecoense (AFAV-C).

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.