Aparece una ballena varada en el Río de la Plata

ballena_varada.jpg_1572130063

Efectivos de Prefectura, junto con personal de la Dirección Nacional de Fauna Silvestre, ayudan a un cetáceo con “heridas en la piel y dificultades de salud”.

Efectivos de Prefectura, junto con personal de la Dirección Nacional de Fauna Silvestre, asisten a una ballena que está varada en las “inmediaciones del polo petroquímico de Dock Sud, a unos 400 metros de la costa” y con “heridas en la piel que pueden ser consecuencia de un problema de salud más profundo”, informaron esta tarde ambos organismos.

“El ejemplar tiene dificultades de salud que seguramente sean previos al varamiento y que pueden haber sido la causa de su desorientación”, informó a Télam Santiago D’alessio, director nacional de Fauna Silvestre, y agregó que se trata de una “ballena sei”, especie en peligro de extinción.

“La Prefectura reportó hoy a primera hora la presencia de dos ejemplares. Uno pudo salir del varamiento, pero no sabemos si el ejemplar que sigue varado es el juvenil o la madre”, continuó.

La Dirección de Fauna está en comunicación con otras embarcaciones que recorren la zona para obtener noticias sobre la ubicación del segundo ejemplar.

“Es probable que estuvieran migrando desde el sur hacia Brasil y que por problemas de salud de uno de los dos haya llegado, desorientado, a esta zona, en las inmediaciones del polo petroquímico de Dock Sud, a 400 metros de la costa”, explicó el especialista.

La ballena sei, de la familia de los rorcuales, está en peligro de extinción y es de “distribución bastante amplia en el mundo”.

“La ballena fue avistada a las 8.30 cerca de una toma de agua de la empresa AYSA, entre Dock Sud y La Boca, a 1.000 metros de la empresa de transporte fluvial Buquebus de la Dársena Norte de la ciudad de Buenos Aires”, informaron por su parte fuentes de la Prefectura Naval Argentina.

Y agregaron: “es evidente que llegó a ese lugar desorientada, está a 200 millas de su ruta”.

El prefecto Rubén Fernández, a cargo del operativo, afirmó que “se trata de un ejemplar mediano, de unos 13 metros”, y que a pedido de la dirección de Fauna se asiste al animal “sin tocarlo ni enlazarlo”, ya que eso le generaría estrés y podría dañar más su piel.

“Es un mamífero, puede respirar en agua dulce, no creemos que tenga inconveniente en sobrevivir hasta que comience la pleamar, a las 20, que es cuando sube la marea. Sólo si logra salir por sus propios medios tiene posibilidades de subsistir”, continuó Fernández.

Esta mañana, desde una embarcación guardacostas de la Prefectura, los efectivos intentaron impulsar al animal hacia “su curso” mediante “chorros de agua”, pero el operativo fue interrumpido cerca de las 10 porque el nivel del agua era muy bajo.

Durante la tarde, lo único que los profesionales de la dirección de Fauna podían hacer desde la embarcación era monitorear el estado de salud de la ballena y esperar que, entre las 19 y las 20, las aguas del Río de La Plata alcanzaran un nivel suficiente para intentar nuevamente encauzarla hacia su ruta.

Desde la dirección de Fauna pidieron además que “no se acerquen a la zona embarcaciones ni helicópteros de prensa, para evitar dañar o generar estrés a la ballena”.
Fuente: Telam

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.