Queja ante Bolivia por la construcción de una represa hidroeléctrica

evo y macri.jpg WEB

La Cancillería exigió datos de impacto ambiental sobre la construcción de la obra de Cambarí; se tensa aún más la relación de Macri con Evo Morales.

Cuando Mauricio Macri aterrice el viernes en Jujuy para una recorrida junto al gobernador radical Gerardo Morales, quedará expuesto otro cortocircuito con Bolivia que se potenció en las últimas semanas. El Presidente tenía previsto reunirse con su par Evo Morales en San Salvador desde el año pasado, pero dos encuentros fueron postergados ante las diferencias entre ambos mandatarios por la detención de Milagro Sala y por el decreto de migraciones de la Casa Rosada. Ahora una queja de la Cancillería impidió una vez más ese encuentro: el gobierno argentino planteó a La Paz una fuerte preocupación por el impacto ambiental que podría tener la construcción del proyecto hidroeléctrico Cambarí ubicado en la cuenca del río Tarija, afluente principal del río Bermejo.

 

Te puede interesar: Vidal, Larreta y dos intendentes macristas restringen a familiares

 

Según revelaron a Infobae fuentes calificadas de la Cancillería, el 16 de enero pasado hubo una reunión en Santa Cruz de la Sierra de los equipos técnicos de ambas cancillerías y allí surgió un reclamo de la Argentina hacia Bolivia. La delegación de Argentina manifestó la falta de información técnica por parte de Bolivia respecto del proyecto de Cambarí y expresó que se tenía conocimiento de que la realización de este proyecto se encontraría supeditada a la aprobación de las enmiendas presentadas por Bolivia al Acuerdo de Orán. También se requirió información sobre el eventual impacto ambiental de esa represa. Nada de esto fue respondido aún por Bolivia y hubo mucho malestar en la Casa Rosada.

En el marco de una reunión del Mercosur realizada a fines de julio de 2017 Evo Morales le comentó a Macri su intención de iniciar los estudios para la construcción del proyecto hidroeléctrico de Cambarí, ubicado geográficamente en el Departamento de Tarija. El tema quedó en el aire pero Macri, como buen ingeniero, pidió datos de esa iniciativa. Bolivia, a través de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), proporcionó información técnica acerca de ese proyecto ubicado a 17 kilómetros aguas arriba de la confluencia de los ríos Tarija y Bermejo. El proyecto hidroeléctrico Cambarí consiste en la construcción de una central que aportará una potencia total de 93 MW y una producción media anual de energía de 530 GWh, ubicada en la cuenca del río Tarija, afluente principal del río Bermejo. La intención de Evo Morales es terminar esa obra en el 2022.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.