El arte de generar carne sin pasto: El Modelo “Fibra Cero”

Modelo Fibra Cero

Adoptado en zonas agrícolas para la recría y engorde. Consiste en el suministro de dietas formuladas únicamente con granos de cereales y concentrados proteicos para balancear la oferta de energía y proteína.

Experiencias de recría y engorde realizadas con el modelo Fibra Cero presentaron resultados satisfactorios en conversión de alimento en peso vivo y ganancias diarias del orden de 1,3 kg. Es factible de ser utilizado en modelos de recría en piquetes (50m2/ternero) para evitar la formación de barro y todos los problemas productivos y sanitarios que este conduce.

Cumpleaños de plata para el Modelo “Fibra Cero”

Modelo Fibra Cero se desarrolló hace más de 25 años en el INTA de Concepción del Uruguay y básicamente consiste en el suministro de dietas foproteicos para balancear la oferta de energía y proteína. Nitrum 24® es urea de liberación lenta con un 42% de nitrógeno y un equivalente proteico de 262% de proteína bruta. La liberación lenta del nitrógeno dentro del rumen permite que las bacterias puedan utilizarlo eficientemente en su totalidad. Liberándose de los riesgos que acompañan a la urea agrícola y los efectos tóxicos que con ella pueden presentarse debido a su rápida hidrólisis dentro del rumen.

Este modelo se ha adoptado en las regiones agrícolas debido a la escasa superficie agrícola destinada a la producción de pasturas o verdeos y con una gran disponibilidad de granos. La reducción en el costo de la molienda, la practicidad de almacenamiento y la posibilidad de suministro en comederos de autoconsumo son algunas de las razones que llevaron a la adopción del uso de este tipo de raciones. Las limitaciones encontradas para las raciones fibra cero con grano de maíz entero se relacionan a la edad y al peso de los animales. En experiencias realizadas por el INTA de Concepción del Uruguay se observó igual resultado productivo que con raciones procesadas en animales menores de 24 meses de edad y con menos de 400kg de peso vivo al momento de iniciar el engorde.

Experiencias de recría y engorde

Los investigadores muestran tres experiencias de recría y engorde con raciones base grano de maíz sin acceso a fibra. En estas se midió el consumo y desempeño animal frente a raciones con diferente presentación física de la fracción energética. Además, se evaluaron diferentes modalidades de suministro del alimento y la eficiencia animal de terneros de raza lechera con este modelo de alimentación.

Experiencia 1: Grano de maíz entero versus molido, acompañado de urea protegida en raciones de recría Además de la evolución de peso que puedan lograr los animales en etapa de crecimiento, el comportamiento de consumo frente a raciones concentradas es importante desde el punto de vista de la aceptación de las raciones en batea sin presencia de pasto al que puedan acceder. En esta experiencia se evaluaron 4 raciones base maíz: 1) 100 por ciento maíz entero; 2) 65 por ciento, maíz entero y 35% molido; 3) 50 por ciento maíz entero y 50 por ciento molido; 4) 100 por ciento maíz molido. En esta experiencia no hubo diferencia en la eficiencia animal entre maíz entero y molido. También se observó que en las raciones con presencia de grano entero y procesado, los animales consumieron el grano entero antes que el molido, alterando la composición final del remanente.

En relación a los resultados obtenidos, es importante considerar simplificar los sistemas de alimentación y llevar a las empresas alternativas factibles y sencillas para reducir cargas operativas. Las dietas secas y sin fibra presentan ventajas comparativas en la operatoria de acopio y suministro del alimento. Por unidad de energía requieren menos espacio de acopio y el volumen a distribuir al momento del suministro es menor.

Experiencia 2: Estrategias de suministro de raciones secas, maíz y urea protegida, para la recría de terneros. El objetivo de la experiencia fue evaluar tres modalidades de suministro del alimento para un sistema de recría sin incorporación de fibra efectiva, 100 por ciento grano y corrigiendo los niveles de proteína bruta con urea de liberación lenta.

Los terneros se distribuyeron en tres grupos de acuerdo a la cantidad de alimento suministrado. La asignación diaria al 2 por ciento del peso vivo; asignación diaria al 3,2 por ciento del peso vivo y asignación en comedero de autoconsumo. Los investigadores indicaron que las tres estrategias de suministro cumplieron con los objetivos de ganancia diaria de peso esperados, para la recría de terneros livianos con y sin restricción alimentaria.

Experiencia 3: corrección proteica con urea protegida en raciones “fibra cero” para engorde de terneros holando El objetivo del trabajo fue evaluar el funcionamiento de una dieta suministrada ad libitum base grano de maíz y urea protegida para la categoría de machos Holando a través de la medición de componentes productivos, tales como ganancia de peso, consumo, conversión alimentaria y observación de las características de la res a través de ecografía pre faena. Las raciones fueron formuladas a base de grano de maíz, con la incorporación de Nitrum 24® o un concentrado proteico, 35por ciento de proteína bruta, en el grupo control, para la corrección proteica.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.