Aumento de la nafta: preocupa la caída de las ventas

naftas

El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Entre Ríos, Mario Amado, dijo que estaba prevista una nueva suba, pero se estimaba que se iba a instrumentar más adelante.

Preocupa al sector la baja en el nivel de ventas, que ronda el 30 por ciento. Por ahora no hubo contraorden y las estaciones de servicio aumentaron desde este domingo el precio de la nafta en torno al 10 por ciento.

“No puedo confirmar el aumento porque la única información que tenemos es lo que ha trascendido en los medios de comunicación”, indicó el Presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Entre Ríos.

“Lo que sí sabemos es que este aumento corresponde a la suba del 30 por ciento para el 2016 -prevista en combustibles líquidos-, cifra que se pautó a comienzos de año entre el Gobierno y las petroleras”, explicó.

La suba del 10 por ciento se suma a la del seis por ciento registrada el 1º de abril último, otra de alrededor del seis por ciento en enero y otra del mismo rango en marzo. De este modo se llega al 18 por ciento de aumento, por lo que estaría faltando alrededor de un 12 por ciento para completar el incremento previsto para el año, que se puede dar en una, dos, o tres veces.

“Pensábamos que teniendo en cuenta el contexto y que la actividad del sector y en general está muy venida a menos, la nueva suba se iba a dar más adelante”, acotó luego.

BAJAN LAS VENTAS

Amado afirmó que “los aumentos reiterados repercuten en el nivel de consumo de combustible y esto claramente afecta al sector. La gente tiene otras prioridades, comprar la comida de su casa, pagar la luz y, si puede ahorrar en algo, no saca tanto el auto”.

“Febrero fue un mes flojo, en marzo se consolidó una baja de no menos del 10 por ciento en el nivel de ventas y pensamos que en abril, con esta catástrofe de 15 días de lluvia, inundaciones y la provincia semi parada (el sector trabaja mucho con los transportistas agropecuarios), la baja rondará el 30 por ciento”, advirtió.

En tal sentido, manifestó su preocupación por cómo el sector estacionero afrontará las deudas, gastos y compromisos.
“Se destina entre el 60 y el 65 por ciento de los ingresos al pago de salarios”, dijo al ser consultado, pero aclaró: “Por el momento las fuentes laborales no corren peligro”. (APFDigital)

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.