Los Bomberos Voluntarios de Entre Ríos esperan hace mucho tiempo la modificación de la ley para poder recibir los beneficios correspondientes

El texto, que modifica a la norma Nº 8.105, tiene media sanción del Senado y asegura la prestación de los servicios sociales para los voluntarios. Además, contempla la creación de un Fondo Especial.

Los Bomberos Voluntarios de Entre Ríos deberán esperar hasta 2013 para que la Cámara de Diputados trate y apruebe la ley que reclamaron durante años y que les otorga beneficios como asegurar la prestación de los servicios sociales y la creación de un Fondo Especial.

 

El texto, que modifica a la norma Nº 8.105, tiene la media sanción del Senado después de varias idas y vueltas, pero en la Cámara Baja no se avanzó en su tratamiento y sobre el final de otro período legislativo la única certeza es que quedará para el próximo año.

Los Bomberos Voluntarios, que desde hace tiempo reclaman la reglamentación de la ley 8105, cuentan con la media sanción que modifica ese texto, asegurando la prestación de los servicios sociales y la creación de un fondo con aportes de los impuestos inmobiliarios urbano, rural y subrural.

La norma establece que ese Fondo Especial deberá ser prorrateado “en forma proporcional entre las Asociaciones de Bomberos Voluntarios, teniendo en cuenta la cantidad de miembros de cada unidad, vehículos, herramientas y todos aquellos elementos que incidan en la importancia de la misma” para lo cual deberán transparentar los números ante el Tribunal de Cuentas de la provincia.

Según reprodujo RecintoNet, el presidente de la Federación de Bomberos Voluntarios, Leandro Arribalzaga, explicó que para que un servidor público pueda salir a sofocar un incendio, “se necesitan 30 mil pesos entre la autobomba, el equipo de protección, para respirar, entre otros”. Parte de estos fondos podrá ser utilizado para incorporar a los miembros de bomberos al sistema previsional (en el caso que no tengan acceso al mismo).

Señaló además que en la provincia hay “650 bomberos, que lo hacen en forma voluntaria” y alertó sobre dotaciones que están en “estado acuciante”, como el caso de San Jaime de la Frontera. “Allí hay siete bomberos que no tienen nada para trabajar, y es un lugar muy importante porque está sobre la ruta 127 y no hay nada cerca, recién a 80 kilómetros está Federal y a 85 Chajarí”, para quienes están buscando la manera de proveerles recursos para poder ejercer la labor voluntaria.

Beneficios
Entre los beneficios que otorgará la norma una vez convertida en Ley, impulsa la creación de un Consejo Administrador y determina que los miembros de bomberos voluntarios activos, estarán protegidos por un seguro integral por accidentes producidos con motivo u ocasión de la prestación de sus tareas.

 

El proyecto también promueve el acceso a una obra social, la inembargabilidad de los bienes que tienen los bomberos para realizar sus tareas, y que se otorgue una pensión a quienes superaron los 25 años en servicio.

“Queremos buscar una solución para que aquél que no quiera irse pueda seguir en lo que es su vocación, porque algunas veces se plantea en la cuestión de trabajar para poder tener un ingreso para la familia que quizá el horario de trabajo no permite seguir desarrollando el voluntariado”, señaló Arribalzaga.