Javier Melchiori arremetió con todo contra Martín Piaggio

melchiori piaggio

Así titulé una nota de opinión en septiembre del año pasado, donde manifesté mi preocupación acerca de un patrón de conducta que observaba en la particular relación del Ejecutivo Municipal con las instituciones locales.

 

Javier Melchiori

 

Como no hay mejor juez que el tiempo, con su transcurso confirmo que no solo se trataba de una observación personal, sino de un firme y claro posicionamiento ante el tema por parte del gobierno municipal. Quiero dejar sentado de antemano que disiento profundamente del camino que ha tomado el gobierno local respecto del tema que motiva esta nota. Enriquece a la democracia el debate de ideas, y desde nuestro espacio siempre nos hemos manifestado respetuosos. Cuando señalamos algo lo hacemos con ánimo constructivo.

Entiendo al Estado como impulsor, coordinador, facilitador de las actividades institucionales (sean estas de origen público o privado) y no como obstructor o competidor cuando de procedencia privada se trata. Concibo al Estado como inclusivo de la actividad institucional privada y no versus esta. La elección de una postura u otra acarrea consecuencias diametralmente distintas.

En esta línea de pensamiento, creo que nuestra ciudad padece las consecuencias de una concepción del Estado enemistada con la actividad privada. Especialmente, es víctima de esto la entidad CODEGU (Parque Industrial), que es ejemplo en el país, orgullo de nuestra comunidad y un pedazo grande de nuestra identidad.

Esto es así porque el Ejecutivo Municipal ha decidido no incorporar para el presupuesto 2018 la parte del aporte proveniente de la sobretasa municipal para la promoción industrial, como se venía haciendo desde su creación hace ya más de cuatro décadas.

Para ser más concreto, tampoco lo ha hecho hasta estos días, ya que no ha girado lo correspondiente al año 2017, aduciendo no haber recibido los proyectos necesarios para después de ser aprobados liberar los fondos. Ahora me pregunto: ¿no es casi un agravio condicionar la entrega de menos un 10% a lo que se ha reducido la partida por esa sobretasa a la entrega de proyectos para ser aprobados por la municipalidad? ¿No está claro que el Parque Industrial Gualeguaychú y/o CODEGU, hace décadas dejó de ser un proyecto y es una contundente realidad que emplea a más de 2000 personas de forma directa, aportando 50 millones de pesos mensuales en sueldos y es la principal generadora de empleos del departamento? ¿No es faltar el respeto a aquellos visionarios que dieron su esfuerzo económico y personal con la única idea de generar progreso y bienestar a toda la comunidad? Considero que todas estas preguntas tienen un sí por respuesta, porque ojalá fuera solo dinero lo que está en juego. Es mucho más que eso……

Estamos hablando de un fondo que según la ordenanza de su creación, que fue impulsada por los propios comerciantes y emprendedores locales, es para destino exclusivo de promoción industrial. Hoy a la distancia podemos decir que está cumpliendo con creces su cometido, y tiene por delante nuevos desafíos como lo puede ser, entre otras, terminar la planta de tratamiento de efluentes y volcado de los mismos aguas abajo de nuestra ciudad. Y acá me caben otros interrogantes. El Ejecutivo Municipal en lugar de apropiarse de esos fondos con el pretexto de impulsar algo que ni los que lo integran conocen  (me estoy refiriendo al  buro productivo) ¿no sería mejor destino aportar esos fondos para terminar con la planta de tratamiento de efluentes(*) y su volcado aguas abajo? ¿No es acaso de la mano de una utilización estratégica de estos recursos que la Municipalidad pondría en agenda y aportaría trascendentalmente a temas tan sensibles como el empleo y la salud de nuestra población?

Cuestiones todas que me llevan a coincidir con gran parte de nuestra sociedad, en que el Ejecutivo Municipal lejos de ocuparse en aportar a la solución de problemas de fondo, está aprovechando para sacar alguna ventaja político-partidaria que justifique su actual postura.

Ojala se recapacite, se levante la vara abandonando lo mezquino y chiquito, nos dediquemos a ver la ciudad mucho más allá de forma estratégica, dejando de eludir importantes discusiones que se relacionan directamente con este tema, como por ej. en qué, cómo y quiénes utilizan los recursos de todos los gualeguaychuenses destinados  a estas cuestiones, el empleo, el ambiente y la salud. Y acá solo hay una opción que resuelva esta temática y es que estemos todos aportando y luchando por lo mismo.

(*) La adjudicación de la obra de ampliación de la planta de tratamiento de efluentes 1a Etapa se hizo por algo más de 19 millones de pesos y el acumulado de la sobretasa en cuestión de los años 2017-2018 asciende a más de 24 millones de pesos.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.