Para el campo, la emergencia agropecuaria cubriría muy poco de las pérdidas por la sequía

sequia

La FAA se reunirá mañana con el ministro de Economía para ultimar los detalles de la emergencia agropecuaria que decretará Bordet por la sequía. El director de la filial Entre Ríos sostuvo que las pérdidas se duplicaron y que varias economías regionales quedarán gravemente afectadas.

 

Fabián Miró

 

Hoy por la mañana, en Paraná, los dirigentes provinciales de la Federación Agraria Argentina (FAA) se reunirán con el ministro de Economía entrerriano Hugo Ballay para ultimar los detalles de la inminente emergencia agropecuaria que el gobernador Gustavo Bordet decretará.

“El Ministro nos ha convocado a una reunión para de cerrar los términos de esta emergencia  y ver cómo el sector sigue adelante, ya que la medida se trata de un paliativo que van a tener los productores”, sostuvo ante ElDía Elvio Guía, director de la filial Entre Ríos de la FAA.

El dirigente rural no disimuló para nada la preocupación por la sequía –la cual fue descripta como la peor en los últimos 70 años– debido a que “no sólo afecta a la agricultura tradicional, sino también a economías regionales, como la lechería, los rodeos de carne, la apicultura y la citricultura”.

 

 

Nota relacionada: Autorizan a un entrerriano a donar parte de su hígado a su futura sobrina adoptiva

 

 

Sobre la emergencia agropecuaria, Guía sostuvo que “la decisión del Gobierno provincial sólo permitirá que el productor pueda patear la pelota para adelante, postergando el impuesto inmobiliario, los pagos a la AFIP y poder reprogramar –en caso de que lo apruebe el Gobierno nacional– los pasivos con el Banco Nación”.

“Los fondos a nivel nacional son insuficientes, y el camino de la recuperación va a ser largo, donde esperamos no perder productores en todo este tiempo”, consideró el dirigente rural.

Según estimaciones realizadas por la FAA, solo en maíz y soja las pérdidas ya rondan en los 10.000 millones de pesos, el doble que lo informado hace una semana atrás, pero este número sería aún mayor debido si se suman las pérdidas de las otras economías.

En lo que respecta a la ganadería, Guía estima que “el porcentaje de parición bajará un 30%, al igual que en 2016”, mientras que sobre las pérdidas en los demás sectores no estimó una cifra porque aún no están hechos los cálculos correspondientes.

“La lechería se encuentra en una situación terminal, y si no hay una respuesta inmediata del Estados provincial y nacional más de un tambero tendrá su certificado de defunción porque las reservas han sido escasas, los verdeos de invierno no se han podido implantar, los numerosos incrementos de los combustibles y la energía eléctrica y la falta de lluvias provocó que se moviera el mercado agrario con suba en los granos, lo que hace harto difícil  darle de comer a las vacas. Mientras tanto, el litro de leche mantiene igual para el productor porque no ha variado el precio desde agosto de 2017”, detalló.

“Todo esto redundará en una falta de dinero circulante en los pueblos del interior. Tan sólo los 772 millones de pesos menos del valor total del flete se van a sentir mucho en la provincia”, amplió.

Por último, Guía volvió a manifestar su malestar por lo escaso que es el fondo nacional de emergencia: “Alcanza los 500 millones de pesos, cuando estamos hablando de pérdidas por 10.000 millones de pesos sólo en trigo y maíz. Son diez provincias las que están en emergencia agropecuaria, por lo que a Entre Ríos sólo le tocarían unos 50 millones de pesos millones”, informó y se quejó con bronca: “Desde 2008 a la fecha pasaron diez cosechas, de las cuales tres completas se las quedó el Estado nacional, dos el gobierno anterior y una el actual”.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.