Caos por la inaudita nevada en París: temen desabastecimiento

Paris Nieve

Después de la nevada, el gran frío llegó a París y sus suburbios. Con temperaturas que descendieron a 13 grados bajo cero durante la noche del miércoles al jueves, las calles y las rutas están peligrosamente cubiertas de hielo.

 

La consecuencia son caídas de personas en las veredas, choques en las rutas y deslizamiento de vehículos. París está más desierta ante la prohibición de usar autos particulares. Una medida que se extenderá también el viernes. La ruta N118, donde permanecieron durante la noche de la nevada 2000 personas aisladas, continúa cerrada.

El desabastecimiento de productos frescos en Paris es otra de las consecuencias de este fenómeno, que se repite por primera vez en 30 años, ante la prohibición a los camiones pesados a que se desplacen por las rutas, frente al riesgo del hielo y los embotellamientos. Las críticas al gobierno, los servicios de emergencia y las autoridades municipales por la desorganización ante la nevada son unánimes.

Ha dejado de nevar el miércoles pero se espera otra nevada entre el jueves y el viernes. Los meteorólogos advierten que la nieve y el frío se van a extender hasta el próximo miércoles. La Ile de France se congeló. En la madrugada del jueves, Pontoise tuvo 10 bajo cero, 13 bajo cero Yvelines, 6 bajo cero en Toussus le Noble, 4 bajo cero en los aeropuertos de Charles de Gaulle y Orly y 2 bajo cero en el parque Montsouris en París.

El servicio Meteo France anunció que “la nueva nevada comenzará en la noche del jueves al viernes y va a ganar fuerza desde el oeste hacia el este del país”. Prevé una caída de 3 a 7 centímetros de nieve.

París tiene muchos menos autos que otros días. La policía ha pedido a los automovilistas que no utilicen sus vehículos ante el congelamiento de las rutas y el riesgo que implica. Quieren evitar el caos de los últimos dos días, los embotellamientos para entrar a la capital y los náufragos de la ruta en otra nevada. Pero continúan las perturbaciones en los ómnibus de transporte público, en los trenes y tranvías.

“A raíz de las condiciones meteorológicas y hielo, la prefectura de la policía renueva el llamado a los automovilistas de no utilizar sus vehículos durante la jornada del jueves”, anunció la prefectura de la policía francesa.

Los bomberos recomiendan a la gente no caminar por las veredas heladas ante la posibilidad de caídas y fracturas. Los incidentes con caídas son tantos que ellos no pueden llegar a tiempo ante el número de llamados. Sólo en la capital francesa ha habido 500 intervenciones de los bomberos. En París son ellos los que llegan como primeros auxilios.

Los tres días de nieve caída y el frío, que impide a los camiones pesados circular sobre las rutas congeladas ha generado desabastecimiento en los supermercados parisinos.

El tráfico de los camiones sufre los vaivenes del fenómeno. Se prohíbe o se autoriza su utilización varias veces al día. Una decisión que genera cólera entre los representantes de los transportistas.

“La insuficiencia de coordinación y la falta de claridad en la información contribuyen a situaciones incomprensibles”, denunció la Organización de transportistas (OTRE). ”Ante el anuncio de otra nevada para el viernes, estas faltas de coordinación deben ser resueltas imperativamente”, exigieron.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.