Caso Gustavo Rivas: Beherán desestimó la estrategia principal de la defensa

Beheran2.jpg WEB

El coordinador de fiscales apuntó a la posible prescripción de la causa, primer argumento de Raúl Jurado, abogado de Gustavo Rivas. Más allá de las declaraciones mediáticas, “no hay ninguna presentación pidiéndole a un Juez que se declare prescripta la causa”, argumentó.

“Se le recibió al doctor Gustavo Rivas la declaración en carácter de imputado. Esto no es menor porque es a partir del cual al doctor Rivas se le hace saber cuáles son los hechos por los que se lo está acusando. Se da a conocer la prueba con la que se cuenta, a los fines de que ejerza su defensa”. El que habla es el coordinador de fiscales, Lisandro Beherán, quien lleva adelante la investigación que la Justicia inició de oficio –y por la que Rivas quedó imputado por promoción y prostitución de menores–, luego de una investigación periodística.

 

Nota relacionada: Rivas se abstuvo y su abogado dijo: “Lo de Daneri es un bolazo tras otro”

 

En comunicación con ElDía desde Cero, Beherán contó varios detalles novedosos en la causa que conmocionó la opinión pública en la Argentina. A lo largo de las más de dos horas que el imputado estuvo en Tribunales, se le mostró la totalidad del material probatorio –“consideramos que son buenas pruebas porque son muchas y porque son coincidentes”, remarcó el fiscal–, que incluye el testimonio de las víctimas y testigos y las fotografías donde aparecen “más de cien personas”.

Por eso “se le formuló una imputación en relación a la posible comisión delictiva de más de cien hechos”, expresó el funcionario judicial, al tiempo que explicó que “si bien hoy por hoy no han brindado su declaración de manera particular, confiamos en que, con el correr del tiempo, esto se pueda llegar a poner en práctica”. En este sentido, adelantó que desde la Unidad Fiscal que encabeza ya se han contactado con más de 20 personas que aparecen en las imágenes secuestradas de la vivienda de Rivas. Y, en este sentido, las respuestas fueron variadas: algunos se pusieron a disposición de la Justicia, otros pidieron tiempo para pensar qué hacer y otros descartaron de plano involucrarse en la causa.

En concreto, hasta el momento, cuando la causa recién comienza, lo que se tiene es el material probatorio obtenido en el domicilio del abogado más la declaración de cuatro personas, posibles víctimas o testigos de lo denunciado.

“Confiamos en que haya más gente que declare. Tenemos que tener en cuenta que esto es un proceso, recién comienza. Y no hablo del proceso penal, sino del proceso de elaboración que implica que cada persona pueda concientizarse, hablar con familiares, poder sincerar alguna situación que tiene que ver con la intimidad de cada uno y que pueda animarse a prestar declaración”, agregó Beherán. Y, en este sentido, explicó que “muchas personas por ahí recién hoy están empezando a comprender que pueden llegar a ser víctimas en relación a esto”, ya que “por ahí, alguno no lo había entendido como tal”, pero “eso requiere un tiempo de elaboración”.

Contra la defensa

Con estilo pedagógico, Beherán explicó que “en el juego de la Justicia” el fiscal investiga y el defensor trata de que su cliente salga lo más airoso posible de la acusación. En esta línea, ElDía desde Cero le consultó sobre la estrategia de Jurado, quien sostuvo desde el primer momento que los hechos (no todos, ya que la investigación llega hasta el 2011) son prescriptibles porque pasaron 12 años de ocurridos.

“No hay ninguna presentación de parte del abogado (Raúl Jurado) pidiéndole a un Juez que se declare prescripta la causa. Y, además, si bien la ley argentina tiene establecidos plazos de prescripción específicos (12 años), esto requiere excepciones. No todos los hechos que aparecen en el Código Penal tienen la misma característica. Nosotros consideramos que los hechos que estamos investigando tienen una normativa especial que los regula”, por lo que no podrían prescribir.

“Esto debe ser investigado hasta las últimas consecuencias. Hay una Convención Internacional, firmada por el Estado Nacional, que es la Convención Americana de Derechos Humanos, que garantiza a las personas la tutela judicial efectiva, por la cual estamos obligados a investigar esta situación hasta las últimas consecuencias. Y no pensar simplemente en un plazo de prescripción”, ya que “los hechos que son materia de esta investigación son hechos muy particulares y que se han prolongado posiblemente a lo largo de mucho tiempo”, argumentó.

Por último, a la pregunta por si hay menores junto a Gustavo Rivas en las fotografías secuestradas, el fiscal dijo que “hay de todo”. Y aunque se estima que muchos de los que aparecen son menores de edad, “para hablar de menores necesito que la persona se acerque y nos cuente, por eso es que precisamos la colaboración de las víctimas”.

El video que filtraron

Días atrás el sitio TN.com.ar publicó un breve video en el que se ve el álbum en el que se encuentran las fotos secuestradas de Mitre 7, el domicilio del imputado. Por ello, la fiscalía requirió al Juez de Garantías que “de manera inmediata se retirara la publicación de los distintos medios porque perjudicaba la investigación”, contó Beherán, quien indicó que a raíz de esto se abrió una causa. La investigación apunta, en principio, a las personas que acompañaron a algunos de los testigos de identidad reservada. Quienes podrían haber tomado las imágenes que trascendieron mediáticamente.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.