Responsabilidad Social – Exclusión – Discapacidad – Coyuntura

Estamos viviendo en nuestro país momentos de angustia y tremenda incertidumbre. Estemos en el lugar que estemos, no podemos dejar de preocuparnos por esta situación, ya que como ciudadanos nadie puede escapar de ser perturbado por esta realidad social.


Por Pablo Recchia*

Colaboración

 

El escenario es el mismo para todos y la coyuntura es transversal.

Hay quienes están pensando sacar partido de esta circunstancia, hay quienes saben moverse muy bien dentro de la incertidumbre y lograr desestabilizar aún lo que está medianamente bien encauzado.

No cabe ninguna duda que a nuestro gobierno, las cosas no le están saliendo bien, pero como todos somos opinólogos matriculados solo buscamos los culpables que mas nos convienen, sin analizar las verdaderas causas.

Tampoco dudamos el avance de la exclusión social, el empobrecimiento y la angustia de los sectores más vulnerables, sin encontrar salidas o al menos carriles por donde transitar con más luces y menos sombras, mientras una franja muy importante de nuestra comunidad solo protesta y acusa. Donde está la Responsabilidad Social, o la Co-responsabilidad, ya que los hechos no se producen solos, pero siempre nos ingeniamos para ver hacia otro lado y negarnos como actores y responsables de los destinos de nuestra Nación.

La coyuntura nos dispersa, nos hace perder la memoria no nos deja ver la triste y reciente historia de nuestro País, nos olvidamos del terrorismo de Estado, de los años negros de la Dictadura, cuando no podíamos hablar y se nos castigaba por pensar democráticamente. También los tiempos fueron muy difíciles.

Quienes nos ocupamos de la problemática de las personas con Discapacidad, sectores vulnerables y exclusión en todos sus términos, seguimos sintiendo que es una Utopía luchar por estas realidades, pero es un desafío y seguiremos proclamando la igualdad de oportunidades para todos.

De todas maneras, familiares y personas que se dedican a seguir batallando por estos derechos, son resilientes, es decir saben hacer de sus grandes dificultades una verdadera fortaleza, por revertir su situación y mostrar a los demás de diferentes maneras, que se pude construir desde su propia dificultad una verdadera inclusión social, sin renegar de ello y duplicando su propio esfuerzo.

¿Por qué nuestro país y su gente no toman esos ejemplos? ¿por qué no todos son resilientes? ¿qué es lo que nos hace habitualmente perder el hilo conductor?

Tanto las autoridades, como la sociedad misma, parecen estar buscando la paja en el ojo ajeno. No vasta con tener legislaciones de avanzada, Cartas Orgánicas excelentes y discursos brillantes, hay que poner todo esto en práctica, de lo contrario dentro de unos años seguiremos hablando de lo mismo y repartiendo culpas a quien sabe quien.

Es importante no perder el aliento. Todavía tenemos a nuestros hijos, a quienes debemos legarles nuestros mandatos, el compromiso de cumplir con nuestras responsabilidades como personas de bien. Dar un verdadero sentido al Desarrollo Sustentable de nuestro planeta, porque está comprometida nuestra propia humanidad.

A pesar de todo seguimos creyendo en los cambios. Estamos pendientes de las buenas intenciones  (aunque no bastan), pero vislumbramos pequeños estímulos que nos entusiasman a seguir y motivan nuestra lucha.

Hoy en nuestra comunidad hay quienes han comenzado a cambiar la mirada, en ver al otro con sus potencialidades y dejar de marcar sus diferencias.

Las personas con discapacidad son una muestra de ello. Debemos aprender de ellos.

Hace apenas unos días, en conmemoración del Día Internacional de las Personas con Síndrome de Down, el Sr. Gustavo Carbone en su Editorial del Diario El Día nos hablaba precisamente de estos cambios, de valorizar estas “historias de vida contra un mundo desalmado, egoísta, autosuficiente, exaltando la voluntad de poderío”. “Abrir la mirada poniendo énfasis en las habilidades y potencialidades de la personas que padecen de impedimentos”. También nos decía y estamos plenamente convencidos de ello que “si bien las ciudades progresan por su producción, lo mas importante es la fuerza moral de sus vecinos” Y en este sentido realmente todos están involucrados  como una verdadera comunidad, con todas sus organizaciones  como un “capital invaluable”

Los medios Nacionales e Internacionales reflejaron los avances de las organizaciones que luchan por estas cuestiones, pero no nos quedemos con los discursos y las buenas intenciones, promulguemos permanentemente la inclusión.

Como dice nuestro colega Paraguayo Dr. Paredes Bordon: “Nuestra misión es recordarle al mundo que todas las personas somos iguales en dignidad, que tenemos el derecho al desarrollo de nuestra personalidad, con nuestras especiales características, aptitudes y  limitaciones”.

Auque parezca paradójico, estas desavenencias nos estimulan y nos motivan para seguir en esta lucha, en este afán, de buscar que los excluidos, los sectores vulnerables, sean tratados como personas, se instruyan, se eduquen, compartan la escuela, el club, el barrio, la plaza y el trabajo con todas las demás personas, activa y participativamente.

Renovemos y reafirmemos nuestro compromiso diario, cumplamos la misión que hemos recibido y dejémosle a nuestros hijos un mundo diferente y no tan comprometido moral y materialmente como el que les estamos dejando.

 

* Fundador; ex presidente; ex miembro de la Asociación Síndrome de Down de Gualeguaychú, Entre Ríos (1992 – 2006).

Ex miembro Consejo Federal de Discapacidad – (1998 – 2000), ex miembro del Comité Ejecutivo de Cjo Federal de Discapacidad; ex miembro del Cjo. Provincial de Discapacidad de la Provincia de Entre Ríos.

Ex Consejero de la Corporación del Desarrollo de Gchú

Director de la RSE Manuel Alarcón – Consejo Provincial del Menor

Fundador y actual presidente de la Fundación Incluir.

La vida que pasa

Varias veces hemos recordado aquella frase que dice con mucho acierto, “el dirigente va solo y adelante”. Se podría agregar, que debe estar iniciando nuevos rumbos siempre ese dirigente.


Por Gustavo Carbone

 

El camino que se inicia cuando es de interés general, tiene que ser continuado con esfuerzo y generosidad también, por quienes releven y actualicen esa marcha.

Está muy clara hoy la existencia de problemas que afectan a todos los ciudadanos de este país. Y ellos estamos demandando de nuestros dirigentes y funcionarios, contracción a sus obligaciones y concentración en sus ideas, estrategias y planes para enfrentar o mejor dicho prever, anticiparse, a la aparición de las dificultades, y encararlas con buenos resultados.

Pero desgraciadamente ésto que debiera ser norma general, sólo se efectiviza a través de algunas excepciones. Sí, la verdad que son bien pocos los políticos, funcionarios y legisladores que se muestran preocupados por un futuro con anticipación.

Centran sus intentos de desembarcar en el futuro inmediato (internas y elecciones generales) dónde habrá de dirimirse la puja. Por cierto que allí comienzan los discursos o el palabrerío que exponen la imprevisión, la falta de estudios serios sobre los problemas ciudadanos, y todo se reduce a una pobre pelea de campaña inundada de frases insultantes, ofensas personales con las que se pretende descalificar a quién está enfrente.

Es lo que en estos días vemos en franco incremento. Ya estamos en al campeonato de “quién pega más fuerte”. Para estos venideros tres meses hay que prepararse para la impudicia con la que mucho políticos de todos los partidos, pese a los problemas enormes de los ciudadanos, tratan de desviarnos de los problemas que nos agobian. A nosotros “ciudadanos de a pié”.

Pero no tanto para ellos, que tienen el montaje de estructuras dedicadas todo el tiempo a imponer sus estrategias militantes, sin sustento sobre verdaderos proyectos que puedan ser conocidos y discutidos con tiempo por la sociedad.

Ya casi no se sabe quién es quién en la política vernácula. Los movimientos de rotación y ubicuidad coyuntural, están a la orden del día, entre otoros males mayores incluso.       

 

LA REALIDAD

Por cierto que en esos momentos surge algún funcionario con suficiente espacio de poder, que felizmente logra impulsar algunas cuestiones concretas.

Hace valer ese espacio de poder para mover la intrincada y mañosa burocracia, también manejada desde sectores de intereses muy fuertes.

En cierto aspecto es loable que se muevan sin pereza. Es positivo, que se hagan mover los resortes necesarios que permitan hechos concretos.

Ello es capacidad de gestión, valiéndose de la oportunidad, de las circunstancias de moverse entre relaciones que respaldan, desde otro lugar de mayor poder aún.

Aunque la realidad que significa el logro (parece que ahora sí) de la construcción del futuro Hospital Bicentenario, es un hecho que con justificada satisfacción se encargaron de comunicar Guastavino y Bahillo, termina en alegría y satisfacción para todos en esta región, y particularmente para Gualeguaychú.

Es una cuestión ponderable. Es bien compartida por toda persona de sanas intenciones, este logro.

Pero también se requiere desde la sociedad, un compromiso grande también, extensible a toda la dimensión de problemas que la rodean.

Eso se puede lograr en una pelea que encuentre esa misma garra de gestión, y de alzar la voz ante el poder central, provincial y nacional, en la causa medioambiental y del sector rural por ejemplo, que demandan de nuestros representantes una inclaudicable y si es posible, más estentórea adhesión de la que a decir verdad ya se han tenido algunas manifestaciones.

Es cierto que estamos en un escenario en el que prevalece el ejercicio de una política desagradable y difícil de enfrentar, que proviene de los más altos niveles. Pero hay que hacerlo.

Ese ejercicio de confrontación caprichosa y permanente, que hace oídos sordos a toda demanda de diálogos, hace difícil y casi imposible la búsqueda y encuentro de verdaderos acuerdos.

Para transitar y poder salir de la crisis reconocida, para no dejar que pueda llevar hacia una situación declinante o terminal.

Esta responsabilidad le cabe a los hombres de gobierno. También por supuesto a los de la oposición.

 

LO QUE DEBIERA SER

No podemos dejar de clamar para que se escuche, el “clamor” de la gente a sus dirigentes.

Estamos hartos de los enfrentamientos huecos de contenido. De la falta de respeto a una elemental escala de valores. La del respeto, la seriedad, la honestidad intelectual, el acuerdo, la suma de esfuerzos.

Qué tiempo éste para recalcar este clamor, dirán muchos. Tiempo en el que se malversan a diario reglas y las normas esenciales que aseguren credibilidad y certeza.

Pero es que precisamente por esto, porque estamos en con la puerta ya abierta a duros y difíciles momentos sociales, económicos, es que la Política requiere de pilotos de tormenta avezados, tranquilos, equilibrados, que puedan timonear con éxito el trámite turbulento, tenga la intensidad que definitivamente tenga.

Y en momentos también de los que aquí los argentinos tomamos como “pelea electoral”, con más razón todos debemos desde cada uno de nuestros lugares, ser impecablemente responsables y prudentes. No llegan tiempos de fiesta y celebración.

Tenemos que prepararnos para afrontar y enfrentar, “la vida que pasa”. La vida que “nos” pasa. Un presente muy pero muy difícil. Un futuro que debe estar dotado de fuerte esperanza, pero que no se consigue gratuitamente.

Los Kirchner recurrieron a una vieja amiga para contener a los traidores: la chequera

Por la plata baila el mono dice el dicho. En otro intento desesperado por seguir evitando las fugas y con el dato fresco de los 109 legisladores que se sentaron en sus bancas para sesionar en el Congreso de la Nación, el ‘Presidente’ y su esposa dieron otro golpe de efecto: plata para gobernadores e intendentes del polémico fondo sojero.o


Por Jorge Barroetaveña

 

El año pasado, cuando el fuego de la 125 amagaba con incendiar medio país, fue el primer intento. Aquella vez el argumento fue que ese dinero se volcaría en gastos sociales, léase escuelas, hospitales y viviendas y que alejado estaría de cualquier atisbo de clientelismo político. La furibunda oposición y el famoso voto no positivo de Cobos dejaron en la nada aquella idea. De hecho, pasó casi un año y el gobierno nacional jamás amagó siquiera con darle a ese fondo otro destino que no fuera rentas generales. El argumento siempre fue ‘las retenciones no son impuesto’ por lo tanto ‘no son coparticipables’. Pero pareciera que en el país que gobiernan los Kirchner todo es posible, hasta desdecirse de eso y cambiarlo con un decreto de necesidad y urgencia, los mismos que la Presidenta Cristina descalificaba con dureza en los tiempos del menemismo.

Urgidos ya por los tiempos electorales, que ellos mismos se encargaron de atizar con el adelantamiento de las elecciones, los kirchneristas se encaminan a tres meses de batalla feroz por retener el poder, poniendo en juego el modelo que han instaurado desde el 2.003 en la Argentina. Las alternativas no son muchas o, mejor dicho, para la lógica sureña es una sola: ellos o el abismo. Así, en estos términos, es que han puesto la elección del 28 de junio, como si de ella dependiera el futuro de la Argentina y de la propia Presidenta de la Nación.

Emilio Pérsico, un ex piquetero hoy devenido en funcionario K y de llegada directa a Néstor Kirchner, blanqueó el pensamiento oficial, aunque cometió el pecado de hacerlo público. “Si perdemos, Cristina debería renunciar y que se haga cargo Cobos…”, disparó sin medir la repercusión de sus palabras. Pérsico, en rigor, le puso letras y plazos, a lo que piensa Néstor Kirchner. Cuando escucharon y leyeron sus palabras, no pocos recordaron aquellas horas aciagas posteriores al voto de Cobos, cuando el ex Presidente intentó obligar a Cristina a renunciar y sólo un atribulado Alberto Fernández pudo evitarlo.

Por aquellos días, y el escenario parece volver a repetirse, la realidad oficial sólo se dividía entre buenos y malos, entre aquellos que estaban con el modelo o estaban en contra del modelo. Semejante caricaturización de la realidad suele ser peligrosa y conducir a diagnósticos errados que sólo terminan confundiendo al resto de la sociedad. Si las elecciones de junio eran un escollo que dificultaban gobernar, cuando se lanzó el adelantamiento, no deberían implicar ahora una prueba de fuego para el gobierno. Y mucho menos hacer sobrevolar el fantasma de la renuncia ante un eventual chirlo electoral. La Argentina tiene una triste historia con renuncias y mandatos incumplidos y es absolutamente innecesario agregarle incertidumbre a un proceso de por sí, tambaleante.

Cristina Kirchner fue votada en el 2.007 para cuatro años de mandato. Con una elección en el medio, como marca la Constitución Nacional. Una derrota o un triunfo son las dos alternativas lógicas que guarda el sistema. Ni una ni otra deberían implicar un zafarrancho institucional.

 

Que un conflicto se extienda por tanto tiempo sólo indica una cosa: una gran incapacidad para resolverlo. Por supuesto que cuando las partes son dos, las responsabilidades se diluyen y las acusaciones mutuas florecen. Pero también es cierto que, la principal responsabilidad es de quien fue elegido para eso, para buscar el equilibrio social entre el conflicto y el consenso. El matrimonio presidencial ha hecho gala, en sus años en el poder, de moverse mejor en las situaciones conflictivas y utilizarlas para debilitar a los eventuales adversarios.

Con el sector agropecuario el tiro le salió por la culata, y generó además la aparición de otras demandas, hasta ahora insatisfechas. El repentino brote federalista que patentó la Presidenta el jueves en Olivos, es una jugada más para evitar perder el apoyo de gobernadores e intendentes, cada vez más enojados con la Casa Rosada. Esos fondos, que ahora se distribuirán de acuerdo a la Ley de Coparticipación, no solucionan el conflicto ni le cambiarán la vida a ninguno de los distritos. A Entre Ríos le corresponderían 312 millones de pesos. De ese monto, el 70% quedará para el estado provincial y el 30% solamente goteará para los municipios. Aunque hay un detalle: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero y Chaco aportan el 92 por ciento de la recaudación, pero sólo recibirán el 52 por ciento, según el esquema dispuesto por el Poder Ejecutivo. Entre Ríos es la cuarta provincia que más aporta en concepto de retenciones a las exportaciones de soja con 1.463 millones de pesos, pero percibirá 312,9 millones porque su coeficiente es 4,8 por ciento. Todo esto sin contar, las obras anunciadas por la Nación en los últimos 2 años, que están fuera de presupuesto. Al fin, no se trata de nuevos fondos, sino de un cambio de manos de su administración. Todo sea por la lealtad de los que amagan con fugarse.

 

El campo y los productores tienen un gran desafío: no perder con los cortes de ruta y las protestas, la simpatía social que se ganaron en el último año. En marzo del 2.008, la sociedad empezó a conocer, por primera vez, la problemática de los chacareros y a entender el porqué de su enojo. Esto provocó cierta mirada tolerante sobre la protesta. Hoy, un año después, con el país sumergido en la recesión y un profundo pesimismo, el humor cambió. Si no se dan cuenta perderán el debate de la opinión pública y el ex presidente se habrá salido con la suya: los habrá puesto de rodillas.

 

Mendigando ciudadanía





Los ciudadanos somos la base y fundamento del poder. Los dueños indiscutibles del poder. Sin embargo no logramos que esta sociedad gire en torno al supremo interés del pueblo.o





classid="clsid:38481807-CA0E-42D2-BF39-B33AF135CC4D" id=ieooui>

Por Gustavo Carbone

 

El pueblo, en la acepción más alejada de la que sutilmente y no tanto, utilizan la demagogia y el oportunismo, cuando se libera de la expresión facilista y demagógica utilizada por ciertos dirigentes, obliga a recorrer nuevos caminos, más serios.

El razonamiento que se utiliza es de simple de conclusión después de hacerse para sí, tres o cuatro sencillas preguntas. Qué debe prevalecer?. El interés y los beneficios personales?. El de un partido político?. O el de la gente?.

La mayoría de esa gente común, todos los días debemos mendigar que se nos tenga en cuenta. Hasta suplicando por ejemplo, como ocurrió el jueves pasado en el Congreso, para que los mismos diputados que estuvieron en el recinto un día antes dando quórum, discutiendo y votando, la idea presidencial de adelantar las elecciones, se negaron a dar quórum en el recinto  veinticuatro horas después, para discutir sobre la interminable problemática coyuntura del campo argentino.

Es evidente que hay “representantes” que “no” nos representan como correspondería, a la hora de importantes definiciones. Triunfan sobre ellos las alquim,ias de la politiquería. Obtienen resultados buenos para sus fines con los aprietes o las trampas del toma y daca, tan característico de la política argentina.

Así como el éxito, provisorio, circunstancial, no significa felicidad en lo personal, mucho menos significa que una mayoría circunstancial que se impone a la fuerza, sin admisión o búsqueda de consensos con lo diferente, logre resultados sólidos y positivos para el interés general.

La toma de distancia en los problemas reales, ésos que nos golpean en la cara cotidianamente, está arraigada en muchos de los que gozan la cómoda poltrona del poder.

Esa comodidad se aprecia mucho en ciertos actores de la política actual que a medida que se ven envueltos por los vahos seductores del poder y el mando, mayor distancia toman de ellos (los problemas), por conveniencia personal o partidista lógicamente.

No solamente se transforma en una conducta despreciable y reprochable en sí misma esa comodidad, sino que es altamente dañina para los intereses de toda la nación la alta dosis de falta de contracción al trabajo, y la no asunción de las responsabilidades que ciertamente les conciernen.

 

REPARTIR SIEMPRE

Sorpresiva convocatoria, rezaban los títulos periodísticos del jueves por la tarde. Eran en alusión a la cita en Olivos, para escuchar “importantes anuncios presidenciales”.    

Los analistas versados, han de ocuparse en los diarios de hoy del tema y los acontecimientos que sobrevivieron. Lo harán con la jerarquía que tienen para profundizar en estos temas de tan alto voltaje político.

Nosotros, sólo queremos reflejar la reacción que nos produce a una inmensa mayoría de ciudadanos, encontrarnos expuestos a estos anuncios rimbombantes, improvisados, oportunistas, poco serios.

El marco de componentes abonados a un aplausómetro coyuntural y casi genuflexo, provoca en la gente común una clara desazón. Un rechazo elocuente.

Cunde la confusión entre lo que es, y lo que debiera ser. Nos mareamos ante el bombardeo circunstancial de anuncios, como ya dijimos, grandilocuentes pero sin sentido, sin estudio serio y por ende improvisados.

No puede ni debe ser una atribución graciosa, auto adjudicada, el decidir desde lo alto del poder determinar qué es lo supuestamente más conveniente, según su exclusivo criterio.

Se trata de decisiones graves, como para que una persona o un matrimonio, por presidentes de la Nación o de un partido político importante del país que se traten, terminen diciendo poco menos que “el estado soy yo”. O somos nosotros. Como se quiera.

La distribución de la renta nacional en cualquiera de sus formas, nos corresponde por derecho a provincias y municipios, en primer lugar. Por derecho. No por obra, gracia o antojo de circunstanciales mandatarios.

Siempre se debe repartir y distribuir con equidad y justicia. De hecho se lo debe realizar a ese reparto, con la aquiescencia y acuerdo de todos. En un verdadero marco de paz generalizado.

 

CASTIGOS Y PREMIOS

A propósito hemos invertido este señalamiento de marcar “premios y castigos” que se utiliza habitualmente. Ese es el natural orden de importancia de la frase.

Pero lo alteramos a propósito. Es que en la Argentina de hoy, una vez más, primero parece que hay que castigar a quien trabaja. A quien produce, A quien respeta las normas de convivencia social. A quien no mata. A quien no roba. A quien se somete a la justicia. A quien cumple con el pago de sus impuestos. Todos estos actores sociales hoy, son los fieles destinatarios de cuanta agresión, incomodidad, persecución o consecuencias de la impunidad, somos sometidos a diario. Somos efectivamente “los castigados” de hoy. 

Los premiados son los haraganes. Los vagos. Los usureros. Los que se burlan de las normas más elementales de la convivencia social. Los que matan. Los que roban. Los prófugos de la justicia. Los que evaden sus obligaciones fiscales. Los impunes. Entre otros privilegiados más, son “los premiados” de hoy.

Mientras tanto, la auténtica y verdadera mayoría de buenos ciudadanos, la castigada, debemos andar mendigando un poco de calidad ciudadana. De observancia republicana.

El Respeto, la previsibilidad, el rigor del cumplimiento. Todo ésto tiene que nacer del ejemplo de los de arriba.

La calidad y el cuidado de la educación, de la cultura, la seguridad, la justicia, llegó al final del camino en lo que corresponde a su maltrato. No se aguanta más.

Son valores ciudadanos que marcan el rumbo de una cultura de trabajo y decencia que tiene que ser recuperada. Llevamos años mendigando por ellos. Los gobernantes tienen que recuperar la memoria de sus discursos en las campañas electorales.

Los ciudadanos exigimos no más defraudaciones de todo tipo y naturaleza. Hay hartazgo por la mentira. Hay hartazgo por los delirios personales, de un cada vez más manifiesto espíritu intolerante y de confrontación.

Los Kirchner recurrieron a una vieja amiga para contener a los traidores: la chequera




classid="clsid:38481807-CA0E-42D2-BF39-B33AF135CC4D" id=ieooui>

Por la plata baila el mono dice el dicho. En otro intento desesperado por seguir evitando las fugas y con el dato fresco de los 109 legisladores que se sentaron en sus bancas para sesionar en el Congreso de la Nación, el ‘Presidente’ y su esposa dieron otro golpe de efecto: plata para gobernadores e intendentes del polémico fondo sojero.o





classid="clsid:38481807-CA0E-42D2-BF39-B33AF135CC4D" id=ieooui>

Por Jorge Barroetaveña

Especial para El Día

 

El año pasado, cuando el fuego de la 125 amagaba con incendiar medio país, fue el primer intento. Aquella vez el argumento fue que ese dinero se volcaría en gastos sociales, léase escuelas, hospitales y viviendas y que alejado estaría de cualquier atisbo de clientelismo político. La furibunda oposición y el famoso voto no positivo de Cobos dejaron en la nada aquella idea. De hecho, pasó casi un año y el gobierno nacional jamás amagó siquiera con darle a ese fondo otro destino que no fuera rentas generales. El argumento siempre fue ‘las retenciones no son impuesto’ por lo tanto ‘no son coparticipables’. Pero pareciera que en el país que gobiernan los Kirchner todo es posible, hasta desdecirse de eso y cambiarlo con un decreto de necesidad y urgencia, los mismos que la Presidenta Cristina descalificaba con dureza en los tiempos del menemismo.

Urgidos ya por los tiempos electorales, que ellos mismos se encargaron de atizar con el adelantamiento de las elecciones, los kirchneristas se encaminan a tres meses de batalla feroz por retener el poder, poniendo en juego el modelo que han instaurado desde el 2.003 en la Argentina. Las alternativas no son muchas o, mejor dicho, para la lógica sureña es una sola: ellos o el abismo. Así, en estos términos, es que han puesto la elección del 28 de junio, como si de ella dependiera el futuro de la Argentina y de la propia Presidenta de la Nación.

Emilio Pérsico, un ex piquetero hoy devenido en funcionario K y de llegada directa a Néstor Kirchner, blanqueó el pensamiento oficial, aunque cometió el pecado de hacerlo público. “Si perdemos, Cristina debería renunciar y que se haga cargo Cobos…”, disparó sin medir la repercusión de sus palabras. Pérsico, en rigor, le puso letras y plazos, a lo que piensa Néstor Kirchner. Cuando escucharon y leyeron sus palabras, no pocos recordaron aquellas horas aciagas posteriores al voto de Cobos, cuando el ex Presidente intentó obligar a Cristina a renunciar y sólo un atribulado Alberto Fernández pudo evitarlo.

Por aquellos días, y el escenario parece volver a repetirse, la realidad oficial sólo se dividía entre buenos y malos, entre aquellos que estaban con el modelo o estaban en contra del modelo. Semejante caricaturización de la realidad suele ser peligrosa y conducir a diagnósticos errados que sólo terminan confundiendo al resto de la sociedad. Si las elecciones de junio eran un escollo que dificultaban gobernar, cuando se lanzó el adelantamiento, no deberían implicar ahora una prueba de fuego para el gobierno. Y mucho menos hacer sobrevolar el fantasma de la renuncia ante un eventual chirlo electoral. La Argentina tiene una triste historia con renuncias y mandatos incumplidos y es absolutamente innecesario agregarle incertidumbre a un proceso de por sí, tambaleante.

Cristina Kirchner fue votada en el 2.007 para cuatro años de mandato. Con una elección en el medio, como marca la Constitución Nacional. Una derrota o un triunfo son las dos alternativas lógicas que guarda el sistema. Ni una ni otra deberían implicar un zafarrancho institucional.


*****


Que un conflicto se extienda por tanto tiempo sólo indica una cosa: una gran incapacidad para resolverlo. Por supuesto que cuando las partes son dos, las responsabilidades se diluyen y las acusaciones mutuas florecen. Pero también es cierto que, la principal responsabilidad es de quien fue elegido para eso, para buscar el equilibrio social entre el conflicto y el consenso. El matrimonio presidencial ha hecho gala, en sus años en el poder, de moverse mejor en las situaciones conflictivas y utilizarlas para debilitar a los eventuales adversarios.

Con el sector agropecuario el tiro le salió por la culata, y generó además la aparición de otras demandas, hasta ahora insatisfechas. El repentino brote federalista que patentó la Presidenta el jueves en Olivos, es una jugada más para evitar perder el apoyo de gobernadores e intendentes, cada vez más enojados con la Casa Rosada. Esos fondos, que ahora se distribuirán de acuerdo a la Ley de Coparticipación, no solucionan el conflicto ni le cambiarán la vida a ninguno de los distritos. A Entre Ríos le corresponderían 312 millones de pesos. De ese monto, el 70% quedará para el estado provincial y el 30% solamente goteará para los municipios. Aunque hay un detalle: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero y Chaco aportan el 92 por ciento de la recaudación, pero sólo recibirán el 52 por ciento, según el esquema dispuesto por el Poder Ejecutivo. Entre Ríos es la cuarta provincia que más aporta en concepto de retenciones a las exportaciones de soja con 1.463 millones de pesos, pero percibirá 312,9 millones porque su coeficiente es 4,8 por ciento. Todo esto sin contar, las obras anunciadas por la Nación en los últimos 2 años, que están fuera de presupuesto. Al fin, no se trata de nuevos fondos, sino de un cambio de manos de su administración. Todo sea por la lealtad de los que amagan con fugarse.

El campo y los productores tienen un gran desafío: no perder con los cortes de ruta y las protestas, la simpatía social que se ganaron en el último año. En marzo del 2.008, la sociedad empezó a conocer, por primera vez, la problemática de los chacareros y a entender el porqué de su enojo. Esto provocó cierta mirada tolerante sobre la protesta. Hoy, un año después, con el país sumergido en la recesión y un profundo pesimismo, el humor cambió. Si no se dan cuenta perderán el debate de la opinión pública y el ex presidente se habrá salido con la suya: los habrá puesto de rodillas.

La inseguridad en Entre Ríos: aporte para el debate

La problemática de la seguridad pública y sus modelos de resolución constituyen uno de los temas más preocupantes para los habitantes. La concepción de seguridad pública incluye una amplia gama de situaciones, como lo son: hechos delictivos, seguridad ambiental, prevención de siniestros, seguridad vial, seguridad urbana, etc.o


Analizamos con absoluta  intranquilidad la progresión del índice de inseguridad, el crecimiento de la violencia, la disminución de la edad en que se comienza a delinquir, el alto grado de reincidencia, la tenencia ilegal de armas  y el crecimiento del consumo y tráfico de drogas,  que se padece en nuestra  provincia y en todo el país.

Intentar abordar la cuestión exclusivamente desde los aspectos institucionales o instrumentales constituye un grave reduccionismo. Las causas profundas de los males que nos aquejan en este tema son múltiples y exceden largamente el marco penal.

La crisis de la Seguridad tanto en el país como en Entre Ríos reconoce orígenes socio-económico-educativos y políticos. La lucha para recuperar los índices de seguridad y tranquilidad como modo de vida que caracterizaban a nuestros pueblos en otras épocas, demanda políticas públicas de fuerte contenido inclusivo, donde la Escuela y la generación de empleo no público, son elementos vitales. En ese sentido, también es importante la defensa del Federalismo y de un Plan Agropecuario e Industrial que proteja a las principales fuentes de actividad de la economía provincial.  El Estado debe, por tanto, garantizar a los ciudadanos, la seguridad en su concepción más amplia, mediante políticas de prevención del delito y de asistencia a la víctima (art. 32, Constitución Provincial).

Es cierto que el notable incremento del delito y la violencia –a veces desenfrenada en su perpetración- es un grave problema, al que hay que procurarle urgentes carriles de solución. Pero una política criminal nunca estará aislada ni será indiferente de la política social: los programas y políticas sobre el delito deben estar relacionados con los procesos sociales e históricos y las políticas sociales y económicas de un país, porque el fenómeno del crecimiento del crimen se encuentra inserto en los primeros y condicionado por las segundas. Para ello se requiere un desarrollo concertado de todas las otras políticas relacionadas con la prevención del delito: sociales, educativas, prevención y tratamiento de adicciones, protección de las víctimas, tratamiento de adolescentes infractores de la ley penal, cárceles, acceso a las armas, etc. El delito y  el delincuente deben considerarse como fenómeno social.

La morosidad del poder judicial, el escaso presupuesto para su funcionamiento, la falta de infraestructura,  el resquebrajamiento de las instituciones, el colapso del sistema carcelario, su hacinamiento y las dificultades para acceder a la justicia contribuyen a este cuadro de situación. La seguridad como tal no puede ser tratada desde una postura ideológica sino desde una perspectiva seria y republicana: debe atender con firmeza las causas que llevan al individuo a delinquir, para evitarlo; debe investigar exitosamente descubriendo al responsable para su juzgamiento y condena en establecimientos que favorezcan su reinserción social, como mecanismo de defensa de la comunidad frente al elevado índice de reincidencia. Tendrá que ser eficaz dentro de la ley, para lograr el castigo del delito en todos los casos, pero especialmente en lo relacionado con los delitos muy violentos, la criminalidad organizada, el ilícito económico, el narcotráfico y la corrupción gubernamental y administrativa: la sociedad debe percibir que efectivamente “el que las hace las paga”.

 Además la problemática del delito y la seguridad ciudadana  debe ser encarada pensando en contribuir a la paz social mediante la prevención de los conflictos, procurando a la vez instalar una cultura de la paz frente a la cultura de la violencia.

 

Medidas a tomar

Con esta introducción, que amerita un desarrollo mayor en materia de políticas sociales donde la existencia de un Seguro de Ingreso Mínimo Indispensable, sin clientelismo ni dádivas, es clave, proponemos en materia de Seguridad:

Urgente implementación del servicio telefónico 911. Pese a que es ley en la provincia desde hace dos años, hasta el presente no se ha habilitado este servicio de llamadas de emergencias que viene demostrando suma eficacia en otras jurisdicciones.

Puesta en vigencia del nuevo Código Procesal Penal, insólitamente demorado por trabas burocráticas y falta de convicción política. Sanción de un nuevo Código de Faltas.

Profesionalización de la Policía, desterrando la ingerencia de punteros políticos y la desvirtuación de la carrera policial la que debe basarse en méritos y no en acomodos con los gobiernos de turno. Recrear la Policía Comunitaria. Fortalecer la Policía Rural. Educación y Prevención: campaña para aprender a cuidarnos. Salario digno para el personal policial acorde con la función y el riesgo.

Declaración de la Emergencia en Seguridad en el marco de la Ley de Seguridad Interior, habilitando que se celebren convenios con fuerzas federales.

Convenios con Gendarmería y Prefectura para asignarle tareas de prevención, inteligencia y represión del delito en zonas compatibles con sus jurisdicciones, donde conforme el Mapa del Delito sea más necesario.

Acuerdo con el Ministerio de Defensa para emplear cuarteles para la reclusión de presos con condenas firmes y buena conducta, priorizando las cárceles para los delincuentes peligrosos o de mala conducta. Laborterapia y educación obligatorias en las cárceles. Los establecimientos penales deben ser sanos y limpios.

Aplicación de la normativa que desfederaliza la represión de ciertos delitos vinculados al tráfico de drogas, dando intervención a la policía y a la justicia de la provincia.

Discusión en la Legislatura del proyecto de creación del Defensor de la Seguridad y de los Consejos Municipales y Rurales de Seguridad. Las intendencias y juntas de gobierno tienen un rol clave para asegurar la participación de los vecinos y desarrollar políticas preventivas en materia de alumbrado, transporte, etc. 

Otorgar más presupuesto y estructura a la Dirección de Toxicología de la Policía, asumiendo la decisión política de combatir al narcotráfico en Entre Ríos.

Abrir un Padrón para que los retirados de la Policía se anoten para desempeñar funciones administrativas en las dependencias policiales, liberando personal activo para incrementar su presencia en las calles. Con igual objetivo, se pueden reasignar transitoriamente empleados públicos de otras reparticiones del Estado, previa capacitación.

Programa de Control de Delincuentes Sexuales. Registro de abusadores o violadores, condenados y liberados, accesible por Internet.

Reglamentar la Ley de Violencia Familiar. Incrementar y descentralizar las dependencias judiciales y policiales que intervienen en casos de violencia familiar. Capacitar y actualizar al personal policial en la materia.

Impulsar el Plan de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego. Aumentar la destrucción de armas ilegales. Descentralizar los trámites de registro de tenencia, licencia de uso y compra de armas.

LA LUCHA CONTRA EL DELITO Y LA INSEGURIDAD ES TAREA DE TODOS, PERO LA RESPONSABILIDAD ES DEL GOBIERNO, LA LEGISLATURA, LA POLICIA Y LA JUSTICIA. Hay que atacar el problema YA, mañana será tarde.

La contradicción y sus pésimos resultados

Pensar o decir algo y hacer lo contrario, es moneda corriente entre nosotros. Políticos, periodistas, militantes sociales, desde todas las profesiones y actividades, nos muestran conclusiones de sus actos, en términos ciertamente contradictorios.o



Por Gustavo Carbone

 

La identidad propia es malversada sin rubores ni pruritos. Nos desviamos del camino serio y responsable, sólo por un puñado inmediato, urgente, de logros huecos y endebles.

Sin hablar del pasado mediato o aún del más lejano, y remitiéndonos sólo a este  cuarto de siglo democrático, podemos inferir que con reglas improvisadas, nos hemos ido acomodando en al arte de conseguir atajos, de manera profesional, estéril y peligrosa.

La contra institucionalidad ha ganado los espacios más importantes de nuestra vida.

En la nación y prácticamente en todas las provincias, se deshonran a diario las normas no sólo jurídicas, sino también las morales. La ética más elemental queda de lado.

Y pese a la experiencia argentina, como pocas en el mundo sobre lo que no se debe hacer, insistimos en el error.

 

SORPRESAS

Recibimos esta semana noticias que la propia comunidad tiene que analizar exhaustivamente, para detectar su exacta dimensión, y que provienen de sectores muy importantes del poder.

Un poder que no sólo tiene que ser traducido en términos políticos. También en términos económicos y estratégicos nacionales, tienen que ser blanqueados determinadas resoluciones.  

Aquéllos que privilegiadamente hoy en la Argentina pueden decidir lo que quieren, tienen que dar claras explicaciones a sus mandantes.

Por lo que ellos (ciertos funcionarios) creen que nada pasa, ¿o sí?, con sus “avances”, sus decisiones, que vaya si nos afectan.

Nos avisan generalmente a través de comunicados de prensa acerca de noticias que nos rozan directamente. Nuevos boyados y balizamiento para el río Gualeguaychú ( un “caramelo” que hace mucho estamos esperando), por ejemplo.

Pero inmediatamente nos enteramos del boyado también, del río Uruguay, desde su nacimiento hasta el puerto de Botnia. Por qué esto?.

Sucesivamente, como una secuencia de película de suspenso, también nos anoticiamos aquí que “avanzan con un acuerdo bilateral con Finlandia” en materia de producción de la madera, y de alimentos.

Con un agregado ciertamente contradictorio de la política exterior, que de manera aparente, nuestro país tiene. En ese encuentro se le reconoció al país nórdico, su “buen trato de los recursos naturales”.

Nos preguntamos qué concepto existe del trato a nuestros recursos naturales. Del río Uruguay por ejemplo, aquí, ahora, ya, cómo lo tratan ellos?.

Con operaciones tremendas realizadas por medios nacionales como Clarín?. Con notas periodísticas parciales y omisivas de la máxima fuente de contaminación que tiene nuestro río: la actividad contaminante de Botnia .

A este mismo río, al que se lo agrede estructuralmente, se lo dota de un nuevo balizamiento desde su nacimiento hasta frente mismo a Botnia, de acuerdo entre el Uruguay y Argentina, para cuidar el tránsito fluvial con destino a la usina más grande contaminación que tenemos en nuestras narices los pueblos argentino y uruguayo, agregamos nosotros.

Otra contradicción más. Una más, con las que nos sorprenden, infelizmente, en los últimos tiempos.

Por otra parte y mientras tanto, la sorpresa no la podemos esquivar tampoco en materia de anuncios urgentes hechos de la noche a la mañana, en materia de convocatoria a elecciones.

 

IDAS Y VUELTAS

Nada peor para resentir la autoridad. Nada peor para debilitar la credibilidad. La utilización argumental dialéctica, bien estructurada, buscadora de fundamentos inconciliables que nos obligan, estando en el sector ideológico que sea, a improvisar acciones, haciendo al revés de lo que lógicamente debiera ser.

Y si ésto es grave para una circunstancia de vida normal, qué se puede decir sobre lo que significa la improvisación, además de contradictoria, de las palabras y discursos grandilocuentes que se extravían en laberintos sobre los que algunos parecen encontrarse solos, perdidos, y sin ánimo de tender puentes para que nos ayudemos en serio entre todos.

Se abre esta semana con un frente de tormenta que promete serias turbulencias. La dirigencia, quiénes tienen las mayores responsabilidades, los que pocos días atrás nos prometían un agradable viaje comparando con ironías nuestra coyuntura con la de otros rincones del planeta, ante semejante crisis tienen responsabilidades insoslayables de implementar políticas de estado.

La desocupación, es una de las miserias y vicisitudes más dolorosa de cualquier ser humano. En países ricos, o en países empobrecidos, históricamente, como los nuestros.

En síntesis, la contradicción es manifiesta y tiene efecto cascada, de quienes aún con la carga y obligación de hacerlo no reaccionan. No abren sus mentes. No abdican de sus viudeces ideológicas. De sus intransigencias estúpidas y egoístas.

Para los que gobiernan, para los que son oposición igualmente, pero que de todas maneras “conducen”, o mejor expresado “deben conducir”, les exigimos coherencia y enfrentar estos tiempos y los que vendrán, muy turbulentos para los pueblos del mundo.

El camino es uno solo. Enfrentar con verdades difíciles y no con mentiras fáciles, un proceso que demanda mucha interacción. Es tiempo de omitir las diferencias minúsculas. El fondo del problema es un gran pozo negro. De todos y cada uno depende encontrar la luz. Sin contradicciones.

El espíritu asambleísta está vivo

La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú ha marcado a fuego su huella en la historia de esta comunidad. Con los defectos y virtudes de toda obra o acción humana, tiene ya un largo e importante camino recorrido.o



Por Gustavo Carbone

Tiene bien asumido su pasado de más de un lustro de vida. Atraviesa un presente de constantes episodios que obligan a una vigilia permanente en todos los campos. Y el futuro que le aguarda, es seguramente, de más complicaciones para su accionar.

La siesta que quienes hemos acompañado desde afuera, mucho más que actuado dentro, de la Asamblea, tendrá que terminar decididamente, con motivo del mayor acto de convocatoria y demanda social lugareño que significa la “marcha al puente”, el 26 de abril próximo.

 

PASADO

Quienes hoy permanecen allí, en el ya casi mítico y polémico (pero rico) ámbito interno de la Asamblea, deben hacer el mayor esfuerzo posible por sumar más voluntades de trabajo y acompañamiento.

Incluso las voluntades que también aportaron lo suyo en los comienzos y hasta mucho después. Los que se extraviaron, o abandonaron, o sucumbieron, ante la presión que significa para muchos espíritus estar sometidos a intensas discusiones que desgastan y muchas veces lastiman. Todos deben integrarse.

El paso del tiempo, sirve a los inteligentes para decantar las pasiones, los egoísmos, y para darnos cuenta que siempre es buen tiempo para transitar junto al que piensa diferente, un camino que inevitablemente nos enmarca a todos: un proyecto común de vida, aquí, en este lugar. No en otro. En este lugar, sobre el que nada ni nadie tiene derecho a destrozar nada.

Cuando se comenzó la lucha y demanda social de Gualeguaychú, la consigna que nos reunió fue el “Sí a la Vida, NO a las papeleras”. Nada ha variado, como para que la consigna siga viva. La amenaza que aparecía entonces, hoy es la realidad de la contaminación. Muestra sus garras. Ya nos castiga.

 

PRESENTE

Como en la primera hora, hoy también las exigencias de respaldo cierto a la convicción de la lucha, está dado en tres frentes.

El de la acción social militante, esa de la pasión cotidiana por defender y mostrar las banderas de la lucha.

En cualquier lugar, en cualquier momento, esa impronta de “presencia” necesaria, pacífica, positiva y silenciosa, que ha retroalimentado una fuerza, pese a errores importantes, pero que crece.

Este presente no es el mero fruto de una suposición. Es el resultado de aquella crónica anunciada de contaminación, y más contaminación, durante uno, cinco o cuarenta y más años de acumulación que ya empezaron a correr. Que ya estamos contando.

La dificultad que significa estar en un año electoral, para sintonizar adecuadamente la confianza mutua entre ciudadanía y gobernantes, debe ser atravesada con mucha inteligencia y generosidad al encarar la lucha en el presente, desde adentro de la Asamblea.

No es fácil para un político en competencia, sustraerse a la tentación de malversar causas nobles, y tratar de inclinar en beneficio de sus intereses personales o partidarios (en gobierno y oposición), y con eso buscar adhesiones para la circunstancia electoral.

Suelen hacerlo con un manejo inteligente de la dialéctica. De las operaciones cargadas de intencionalidad confrontativa por la confrontación misma. Negativa siempre.

Volverse intransigente en extremo, cierra cualquier camino. Explota por los aires cualquier buena disposición. Por eso el reclamo de prudencia, el acopio de conocimientos cada vez mayores de la problemática que se dice defender, y mucha tolerancia, respeto y discreción, son materia necesaria en momentos cada vez más difíciles de esta larga lucha.

 

FUTURO

En esta perspectiva de lo que vendrá, para Gualeguaychú y particularmente para la Asamblea, pensamos que acentuar la expresión en los otros dos de esos frentes que mencionamos en el párrafo anterior, es de vital importancia para lograr el objetivo de un triunfo final.

El frente científico, está muy bien defendido y sostenido por el equipo técnico de profesionales locales reconocidos, en concurso con profesionales de la valía del Ingeniero Elías Matta, y muchos otros que por diferentes razones accionan con su apoyo.   

El que ese grupo técnico sea de confianza extrema para todos nosotros, que realice los aportes didácticos con los que incorporamos de manera sencilla pero muy convincente, los conocimientos que tan bien saben transmitir, da tranquilidad y también indica que estamos bien parados.

Y completando, el frente jurídico conformado por abogados de la ciudad. También la compañía, el asesoramiento y experiencia del Embajador Raúl Estrada Oyuela.

Tanto el doctor Estrada Oyuela, como el ingeniero Matta, con su reciente visita, nos han alentado sobre el enfoque correcto de una lucha cada vez más exigente. Cada vez más demandante de conocimientos.

El complemento entre todos, sin que el camino de la superación de la instancia actual esté cerrado, debe resultar una feliz ecuación.

El frente social activo y militante, el ámbito científico, y el sostén jurídico de la Asamblea Ciudadana Ambiental, están en muy buenas manos. Desde el ámbito municipal además, se está acompañando con toda corrección y buena voluntad, a este movimiento social asambleario.
El espíritu está intacto. Los resultados, así, serán detectables cada vez en mayor medida, si se sigue mejorando la capacidad, el pensamiento y las acciones.

Algunas ideas en busca de un proyecto-país

En todo proyecto normalmente anida alguna idea, pero en alguna idea no siempre se anida un proyecto, como proceso, como camino a recorrer y como objetivo a cumplir.o


 

   

Por Dr. Raúl Arellano

                                                                                                                                   En este año electoral (elecciones legislativas) se empiezan a definir unos y a despegar otros sobre cómo construir una nueva aventura política; vía alianzas, acuerdos, y por qué no trasnochadas uniones que piensan más en los votos de urnas que en gobernar ciertamente; una filosofía tan mediática como irrelevante ante el escenario socio-económico porque atraviesa Argentina que casi no permite más improvisaciones; producto en parte de una crisis venida de afuera y otra crisis provocada y desarrollada desde adentro, como consecuencia de inacciones recurrentes, de decisiones extempóreas y de una falta de proyecto-país realmente preocupante.

Las ideas dan origen a algunos opositores, pero los proyectos son el punto de partida de una eventual oposición; asignatura pendiente sobre la que hay que trabajar como guía de toda propuesta en gestación.

Dos preguntas casi obligadas ameritan el análisis  ¿Hay un proyecto-país que suponga un plan B como alternativa? ¿Cuál es la razón de la sin-razón que impide articular una oposición creíble y posible?

Sin entrar en ningún análisis filosófico sobre naturaleza e importancia de la política como fenómeno social de cambio, resulta interesante incorporar el significado de ejercer el poder como variable funcional de expansión y de toma de decisiones para cambiar expectativas y eventualmente realidades.

En el mundo, su majestad la realidad, plantea el desafío inteligente de cómo mejorar el presente status quo y neutralizar de manera conveniente y oportuna los efectos no deseados de una globalización cada vez más globalizada; incluida la política. Esto requiere; desde lo político; de una oposición con reglas de juego claras, con acuerdos mínimos y con cierto nivel de coherencia y no de opositores mediáticos con escaso valor agregado y con pocas ideas.

Definitivamente, toda idea que no se transforma en un proyecto resulta una mala idea; porque el infierno tan temido está lleno de buenas intenciones.

En el marco referencial de un menú básico a tener en cuenta en función de un sector de la clase dirigente que tenga la responsabilidad de gobernar y no de crear un acuerdo electoral victorioso, se podrían considerar algunas ideas-fuerzas conceptuales para articular a posteriori un proyecto-país sustentable, posible y digno.

 

Algunas ideas

 

GOBERNABILIDAD: La gobernabilidad es la cualidad propia de una comunidad política según la cual sus instituciones de gobierno actúan eficazmente dentro de su espacio de un modo considerado legitimo por la ciudadanía, permitiendo así el libre ejercicio de la voluntad política del poder ejecutivo mediante la obediencia del pueblo.

 

COMPROMISO: Responsabilidad u obligación que se contrae.  Acuerdo por el que dos partes enfrentadas reducen sus demandas o cambian sus opiniones en un intento de llegar a un entendimiento.

 

ETICA: Proviene del griego "Ethos" cuyo significado es "Costumbre". Tiene como objeto de estudio la moral y la acción humana.

 

GESTION: Conjunto de trámites que se llevan a cabo para resolver un asunto de manera eficiente y eficaz.

 

PARADIGMAS: Proviene del Griego Paradeima = Modelo, tipo, ejemplo. Un paradigma es el resultado de los usos, y costumbres, de creencias establecidas de verdades a medias; un paradigma tiene rango de ley hasta ser desactualizado por uno nuevo.

 

RESULTADOS: Efecto y consecuencia de un hecho, operación o deliberación.

 

CONFIANZA: Esperanza firme o seguridad que se tiene en que una persona va a actuar o una cosa va a funcionar como se desea y de manera previsible.

 

MISTICA: La mística es una corriente filosófica o teológica, que trata los fenómenos que no pueden explicarse racionalmente; trata de la unión del ser humano con Dios, de los grados de esta unión y de una energía mágica que se reinventa.

 

INCLUSION: Modelo político que facilita a los ciudadanos la capacidad de asociarse, de organizarse y de integrar un proceso de desarrollo social estructural.

 

Obviamente; el detalle no resulta taxativo sino meramente enunciativo y representativo de ideas referenciales que no se pueden ni deben desconsiderar en ningún proyecto político como masa crítica imprescindible.

Si las ideas-fuerzas no se articulan y no interactúan como un modelo sistémico que resulte una base de apoyo para un eventual proyecto, terminan siendo voluntades voluntaristas sin valor agregado ó un gattopardismo inocuo, light y mediático.

Argentina necesita urgente desarrollar una propuesta superadora, en términos de un contrato moral y social sustentable para reformular alguna fórmula que evite un voto castigo y promueva un voto positivo. Es tiempo de dejar en el ayer decisiones que se resignan a lo menos malo y que es lo más parecido a igualar para abajo. Optar sin temor por lo bueno y si es posible por lo mejor no sería una mala idea porque no siempre vienen en envases distintos.

La sociedad argentina esta un poco desencantada de no tener nuevas expectativas, aunque muchas veces comete el error garrafal de crear sus propias trampas y luego caer en ellas.

No hay desarrollo sustentable sin un proyecto creíble, posible y participativo. Primero el país, luego el hombre y después los partidos no sería una escala para desconsiderar y echar a rodar una cuota de grandeza, un nivel de compromiso colectivo y una línea de coherencia demostrable; porque las palabras enseñan pero los ejemplos arrastran.

No alcanza con juntar compañeros de rutas, es necesario e imprescindible convocar compañeros de causa, porque de eso se trata.

Un proyecto-país basado en el diálogo, en el compromiso y en la coherencia permitirían definir con absoluta claridad lo que no tenemos que hacer y la inviabilidad de algunas ideas que parecen interesantes pero no convenientes cuando se procesan en un proyecto.

No se puede seguir hablando en los próximos veinticinco años de los veinticinco años que pasaron de la democracia que no fue; porque todo sistema democrático se retroalimenta y se perfecciona con calidad democrática. 

Ir hacia adelante y hacia arriba resulta una buena hipótesis a cultivar y a poner en práctica; porque después de una profunda crisis no hay otra salida que salir hacia arriba y para adelante; de la mano de un proyecto posible apoyado en un liderazgo que convoque, que enamore e inspire mucho respeto.

El lugar es aquí y el momento es ahora, porque mañana es la mentira piadosa con que se suelen engañar algunas voluntades…

Lo urgente; elaborar un proyecto-país; lo importante que el proyecto-país nos ilumine pero no nos encandile.

 

 

 

Desconfianza, confrontación y mediocridad

Estos tres componentes de las relaciones humanas, son hoy en día la nota característica en cuanto episodio cotidiano se produce en nuestra sociedad.o


Por Gustavo J. Carbone

De la redacción de El Día 

 

Están dañadas no sólo las relaciones entre gobernantes y gobernados, entre gobernantes y opositores, que son las que aparecen afectadas con mayor elocuencia.

Es que de tal manera se ha infiltrado la sociedad toda, que hasta en las mismas relaciones particulares, desde las más simples y rutinarias hasta las mayores y sustanciales, se deteriora día tras día una normal convivencia que debiera estar apoyada en los valores contrarios, que representan la confianza, el acuerdo y la calidad.

Esto puede sonar a idealismo ingenuo. Es posible que así sea, pero dada la fenomenal crisis global que no va a perdonar ningún rincón del planeta según parece, exige inteligencia mayor, una gran dosis de sabiduría y una cuota desmedida de generosidad.

Es que si no logramos encontrar el rumbo, las circunstancias nos harán añicos dejándonos sin alternativa alguna de vista al futuro.

 

DESCONFIANZA

 

Se ha generalizado de tal manera, que hasta en la más simple operación de intercambio, prejuzgamos las intenciones del otro, de manera rápida, imprudente, sin el suficiente análisis.

Lejos, muy lejos han quedado los tiempos  del “sólo basta la palabra”. Es que el ejemplo que baja desde lo más alto de la sociedad, es casi siempre acompañado por un certificado de incumplimiento de lo prometido.

Así es que se va generando un concepto sobre que lo pragmático obliga a las variaciones retorcidas. Por eso la no sintonía entre lo sostenido y lo ejecutado. Entre lo que se promete y luego no se cumple.   

Parece mentira, pero a más de 25 años de reinstalada la democracia, los dirigentes, políticos sobre todo, no han evolucionado lo suficiente.

Y eso que no han ahorrado, esos dirigentes, viajes por el exterior durante estos 25 años. Viajes y visitas a países donde las relaciones se manejan con respeto, tolerancia y racionalidad.

Poco se ha aprehendido de esas buenas prácticas en tierras extranjeras. Sólo una suerte de buenas intenciones “moncloístas”, cuando han andado por España. Pero que sólo ha servido para grandilocuentes expresiones de deseo, no concretadas en lo más mínimo.

Las mentiras que reparten unos u otros, retroalimentan el alto grado de desconfianza que hoy reina entre nosotros, de manera generalizada.

 

CONFRONTACION

 

Un verdadero “deporte” nacional. Y provincial. Y municipal también, aunque felizmente en menor escala aquí en Gualeguaychú.

Pero de todas maneras acabamos de asistir a uno de esos esporádicos episodios de inmadurez aquí también, y falto de manejo habilidoso y prudente, como lo ha sido la presentación de renuncia de una funcionaria a la Dirección de Medioambiente.

De allí emerge patente la realidad que marca la presencia de “internas”, entronizadas en cualquier rincón de cualquier actividad pública o privada, donde converge más de una persona.

Por supuesto que el daño mayor se produce por la repercusión negativa de las luchas intestinas y egoístas, en el ámbito público.

Las consecuencias absolutamente negativas de estas pulseadas permanentes, se derraman con toda su carga negativa sobre el ciudadano común, sobre la gente de carne y hueso que rema todos los días en busca de un destino mejor.

Los enfrentamientos se dan en todo terreno. Como ya lo expresamos, se ha fundado un desencanto en las relaciones, que vivimos todos prevenidos, prejuiciosos y emitiendo señales de tener para sí toda la verdad, cualquiera sea las cosas o temas que se traten.

 

MEDIOCRIDAD

 

Es lamentable y doloroso, apreciar una verdadera involución de casi toda la sociedad, en materia de conocimientos serios y profundos.

Se aprecia, se palpa a cada paso y en cualquier instancia, la improvisación de muchos para afrontar situaciones, muchas veces de importancia superior.

Se pasa por encima a quiénes tienen reconocidos fundamentos en su saber. Se los desprecia con frecuencia. Se les opone una resistencia que se basa en la sordera interesada.

Llegan a convencerse que son actores de primera, fabricando un protagonismo que en realidad es hueco e intrascendente al final del camino.

Aquel viejo y tan repetido “calma radicales”, hoy debería extenderse a toda la sociedad, sin distingos de ideologías, sentimientos partidistas definidos, o religiosos que se adoptan como fundamentales y casi únicos.

Ese imperio de mediocridad, hoy se ha apoderado de factores fundamentales de poder. Toman decisiones inconsultas, provechosas a intereses ocultos que con impunidad sobre todo, han ganado lugares insospechados.

La llave de transformación, de manera exclusiva se apoya  y proyecta en la educación y las más genuinas expresiones de la cultura. Es hora que se escuche a la intelectualidad ubicada en cualquier punto del arco del pensamiento.

Pero es sin duda que manejando con pericia un fuerte proceso de mejoramiento cualitativo de los futuros dirigentes, que sólo se podrá concretar dando lugar a la posibilidad incluyente de todos los seres que habitan este paíos.

La igualdad de oportunidades debe hacerse realidad. La abolición de privilegios bien disimulados, enquistados. Escondidos, camuflados, que hoy sobreviven en cabeza  de los aprovechadores, tiene que desaparecer para siempre.

 

Busti volvió a ratificar que no será candidato

Consultado sobre la posibilidad de que él sea candidato en las próximas elecciones, el diputado Jorge Busti aseguró: “no tengo pensado ser candidato ni mucho menos;  sí, en apoyar fuertemente a los candidatos del justicialismo porque nunca me he ido del justicialismo y no me voy a ir ahora. Aguanté situaciones mucho peores en el justicialismo, de intolerancias, como en la época de López Rega, en la época dura, siempre me mantuve con esta identidad, en este sentimiento y lo voy a seguir haciendo. Pero de ahí a ser candidato porque otros quieran, me parece que no es políticamente correcto”.o


 

 

Trajo a colación algunas declaraciones: “a mí me molestaron mucho las opiniones de algunos dirigentes o pseudo dirigentes que se meten a opinar sobre el peronismo y sobre el rol que tiene que tener un diputado nacional, que es quien representa al pueblo. Si uno es diputado nacional de la provincia de Entre Ríos representa al pueblo entrerriano, a todos: a los profesionales, a los trabajadores, a los desocupados, a los docentes, a los productores y tiene que llevar esas inquietudes, esas necesidades al Parlamento”.

“Y por supuesto, el diputado nacional pertenece y a un proyecto nacional, o respalda al Gobierno nacional; pero, en mi opinión, tiene que priorizar la defensa del federalismo, la defensa de su provincia y de su pueblo”. Prensa legislador

 

Repercusión política por el discurso del Gobernador

El presidente del bloque de diputados de la Unión cívica radical (UCR), Marcelo López, consideró positivo que en el discurso de inauguración del 130 período legislativo del gobernador Sergio Urribarri se reconozca la crisis, pero señaló: “Esperábamos escuchar propuestas para superarla”.o


También cuestionó el anuncio del mandatario de no efectivizar incrementos de sueldos a los trabajadores de la administración estatal y opinó que “hay una gran inflación en la provincia y es necesario que se recomponga el salario. Que Urribarri haya dado cuenta de la crisis de la administración pública provincial es algo para destacar, porque hasta la aprobación del Presupuesto el oficialismo lo venía negando”,

Sobre el llamado de Urribarri a la oposición, el diputado explicó que desde el bloque concurrieron “a todas las invitaciones que hizo, a todos los pedidos de colaboración en cuanto a la elaboración de políticas, pero no tuvimos respuesta en los últimos tres pedidos de audiencia que se solicitó desde el bloque en el transcurso del año pasado”.

Por su parte, el presidente de la cámara de Diputados, Jorge Busti (PJ-Concordia) se manifestó satisfecho con el discurso. Busti afirmó a que “el discurso fue optimista, porque reconoció los problemas de la crisis mundial y los de Entre Ríos, pero de cualquier manera, marcó una tendencia a la realización de obras muy importante, que ojalá se puedan hacer, porque mejorarán la infraestructura de la provincia”.

Rescató que Urribarri reconoció que desde el 2003 a la fecha “la provincia se fue desendeudando, lo que es muy importante”. Recordó: “cuando ingresé al gobierno en la gestión anterior la deuda pública era dos presupuestos provinciales y ahora es del 60 por ciento, lo que significa que Entre Ríos tiene los problemas de las otras provincias, pero no está endeudada en función de los recursos que tiene”.

Para la diputada del Encuentro Amplio, Ana D’Angelo, el mensaje "fue tan corto de extensión, como pobre de contenido" y advirtió que en él, el gobernador "desdibuja su imagen, ya que cuando no se puede exhibir una idea o programa propio, la gestión empieza y termina en la poca o mucha generosidad que se encuentre en Olivos".

Calificó como "preocupante" el mensaje a los trabajadores en lo relativo a que se "abstengan de reclamar aumentos salariales y que cuiden el empleo" ya que "se parece una amenaza".

Observó que las aseveraciones en torno a la producción "pueden atribuirse al desconocimiento o a la negación de la realidad porque todos sabemos que no está ‘intacta’ ya que "desde la industria, el campo y el comercio sólo se escuchan demandas para atemperar los efectos de la crisis y tienen una clara preocupación e incertidumbre ante el futuro". AIM

 

 

 

 

Control de calidad en política y periodismo

La implementación de normas de calidad en las empresas, es una meta lógica que hoy en día se impulsa en diferentes tipos de empresas, para la mejora de procesos de gestión y otra naturaleza en ellas.o


Por  Gustavo J Carbone

Redacción elDía ID

En una apretada y muy sintética definición, podríamos expresar que lo que se persigue con la implementación y control de calidad es una superación en busca de la siempre inalcanzable excelencia.
De una u otra manera, se trata de lograr un posicionamiento estratégico que asegure el mejoramiento continuo de lo que se controla. Un proceso, un producto logrado, o comportamientos humanos involucrados en ellos, precisamente.
La calidad y su control permanente, son los factores decisivos para poder desarrollar y por supuesto implementar exitosamente, procesos de ingeniería, administrativos o de otra diferente naturaleza.
Las normas de calidad, son implementadas por protocolos descriptivos de los requisitos a cumplir. Existen de carácter internacional, que son hasta certificadas fehacientemente, por instituciones reconocidas.
Pero cabe preguntarnos cómo, salvando las distancias, podría implementarse una suerte de control de calidad de la política y el periodismo, de los políticos y los periodistas, que actuamos en el escenario cotidiano de nuestro paradójico y tan particular país.
 
POLITICA
            Estos últimos tiempos podemos tomar como referencia. Desde el reingreso en un proceso democrático que felizmente lleva 25 años, y ganado para no irse nunca más, no se nota una evolución hacia la mejora de prácticas previas a los actos electorales, y mucho menos a los tiempos posteriores.
            Este tiempo preelectoral que hemos comenzado decididamente a transitar la semana que termina, corresponde a las elecciones legislativas de este año 2009.
            Desde la mirada de las elecciones nacionales solamente, ésta es la oportunidad diecinueve de campaña, para buscar el voto de los ciudadanos. Las prácticas en campaña no sólo no han mejorado, más bien han sido devaluadas sucesivamente por los discursos huecos, por actos y palabras de minúscula jerarquía política.     
Los ciudadanos, incómodos y molestos con sus dirigentes que en inmensa mayoría (existen honrosas excepciones) desean con ansias, encontrar una madurez de conducta y actitudes, que hasta el presente está ausente en los partidos políticos, tanto de gobierno como de oposición.
Evidentemente falta un “control de calidad”. De lo que hacen. De lo que dejan de hacer. De lo que dicen. De lo que silencian o esconden. Se sigue pretendiendo engañar a la gente, disfrazando la ineficiencia o la inoperancia, tapando la corrupción estructural del privilegio robado a la buena fe de los ciudadanos.
Pero por ahora el único control de calidad sobre ellos que disponemos, es la emisión de un sufragio muy bien estudiado, pensado profundamente, y que quien lo deposite, perciba los efectos que puede provocar en el tiempo futuro, al permitir instalar a su representante, en esta caso nada menos que en una banca del Congreso de la Nación.
 
PERIODISMO
           Somos el vaso comunicante, y hoy gracias a las nuevas tecnologías, el inmediato e irreverente invasor de hogares o cualquier rincón de la vida diaria, listo para recibir mensajes ajustados y honestos.
            En realidad esta profesión apasionante, también debería ser sagrada. Guardar principios invariables en el tiempo. Respetando de verdad la verdad. Debemos estar preocupados siempre por el nivel de calidad y la rigurosidad profesional.
            Muchas veces de manera “barata”, menospreciando el receptor natural del trabajo informativo, como transmisores de opiniones o noticias, algunos o muchos medios, y exponentes personajes de una depreciada profesión, lanzan endebles mensajes faltos de encuadre profesional lógico.
            Exentos de calidad periodística. La que se debe inexorablemente transformar en rigurosa. Porque es la obligación nuestra de cada día. De cada nota o artículo que nos cuenta como autores.
            Es que al igual que la clase dirigente política, en general y con honrosas excepciones, nos encanta la improvisación atrevida en busca de impacto o lucimiento personal, en el periodismo.
            Por otra parte, las empresas periodísticas que se quedan con el conservador espíritu de los buenos momentos de otros tiempos, y los periodistas amoldados a ese espíritu, tampoco al igual que los políticos, suelen colocarse a la altura de las circunstancias.
            Tampoco existe para nosotros los medios y periodistas, un profundo control de calidad. Apenas el precario instrumento decisorio de cambio en la elección del punto abastecedor de esa comunicación certera, rápida pero rigurosa y responsable y sobre todo honesta, con la que debemos abastecer en sus necesidades a la sociedad, a los ciudadanos, a la gente.         
 
 
 

Corporación del Desarrollo creó un banco estadístico

La pobreza es una temática central en el análisis de la situación social de los territorios. Su erradicación – además de ser uno de los principales objetivos fijados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – debería ser tema central en toda agenda pública.o


 

Lic. José María Blanco*

Especial para El Día

 

 

Esto ha llevado a que en muchos países se encaren esfuerzos por delimitar el fenómeno de manera cuantitativa, a fin de poder analizar sus características y cambios en el tiempo, así como también para relacionarlo con otras variables relevantes del ámbito económico y social.

La pobreza (como fenómeno multidimensional), es medida por métodos alternativos que dan cuenta de las distintas dimensiones que la caracterizan. Por una parte, el método directo, también conocido como Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) – en Argentina, a través del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas, que se realiza cada 10 años -, consiste en identificar el conjunto de hogares que no pueden satisfacer alguna necesidad básica.

Por otra parte, el método indirecto, también llamado el "enfoque del ingreso", consiste en calcular el ingreso mínimo, o línea de la pobreza, por encima de la cuál todas las necesidades básicas se satisfacen e identificar a  aquellos hogares o personas cuyos ingresos se ubican por debajo de esta línea.

El “enfoque del ingreso” es también el que cuenta con mayor tradición internacional (fue utilizado en Inglaterra y en los Estados Unidos cuando se efectuaron los primeros intentos por medir la importancia y rasgos de la pobreza en el siglo XIX), es el que se utiliza en Argentina y que mensualmente difunde el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) a través de lo que se conoce como Canasta Básica Alimentaria (CBA) y Canasta Básica Total (CBT).

El concepto de pobreza relativa postula que las necesidades humanas no son fijas, ya que varían de acuerdo a los cambios sociales, además de la oferta disponible de productos en un contexto social determinado y del ingreso medio, entre otras variables.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) está determinada en función de los hábitos de consumo de la población y sobre la base de los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un hombre adulto, entre 30 y 59 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades y a partir de ello, se fijan parámetros para los distintos grupos etarios diferenciados por sexo.

Para determinar la Canasta Básica Total (CBT), se consideran los bienes y servicios no alimentarios (transporte, salud, etc.). Se amplía la CBA utilizando el "Coeficiente de Engel", definido como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales observados.

Si bien la variedad de productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA)  establecen cantidades fijas que no permiten reflejar en el cálculo mensual el comportamiento real de los consumidores, ya que estos generan un efecto de sustitución ante variaciones de precios (no comprando o reemplazando un producto por otro), ambos indicadores permiten establecer un parámetro para inferir los umbrales de la indigencia y/o de la pobreza de la población de Gualeguaychú, respecto del ingreso percibido en cada hogar.

En función de lo expuesto, surge la importancia estratégica de contar con esta información específica a nivel local, con valores representativos de una realidad cotidiana a la que todos estamos expuestos como miembros de una misma comunidad.

El Banco Estadístico y de Estudios Estratégicos de la CODEGU habrá de sistematizar esta medición en la ciudad, que permitirá comparar mensualmente los guarismos locales con los emitidos por el INDEC, siendo una experiencia inédita en la provincia de Entre Ríos – a excepción de los relevamientos efectuados por el Centro Regional Gualeguaychú de la UCU, durante el año 2006 y 2007 -.

 

*El autor es Responsable Banco Estadístico y de Estudios Estratégicos de Corporación del Desarrollo.

 

Gualeguaychú exige contaminación cero

De vez en cuando se escucha decir que también puertas adentro de nuestro país tenemos serios problemas de contaminación, recordando aquello de…“la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio”.o


 

 

Por Emilio E. S. Popelka

Especial para El Día

 

Esto se está haciendo cada vez más frecuente en medios nacionales, al extremo de destacarse reiteradamente la semana pasada en un programa televisivo muy difundido que: “…el Riachuelo contamina 4.300 veces más que Botnia…” y que “…sin embargo, ese tema no ocupa espacios en los medios periodísticos…”

En primer lugar, es mérito exclusivo de Gualeguaychú que la ilegal instalación y funcionamiento de esta funesta empresa con su consabida contaminación sean tema de interés periodístico permanente. Si el problema del Riachuelo no lo es – y menos lo ha sido antes de la causa de Gualeguaychú – es una cuestión sobre la que deberán reflexionar seriamente los afectados directos principalmente. Más allá de que nos atañe a todos.

Por otra parte, es cierto que en Argentina tenemos que "hacer los deberes" y resolver muchas cuestiones que afectan al medio ambiente. En hora buena que el tema haya sido puesto sobre el tapete; pero eso no justifica que debamos soportar nosotros, puntual y principalmente los habitantes de Gualeguaychú semejante agresión al medio ambiente, la vida, el estilo de ella que elegimos vivir, la salud, el futuro de nuestros hijos, la vida de relación, los proyectos sociales, económicos, turísticos, agropecuarios, culturales, etc, etc. etc. Y pagar así, eventuales culpas por acción u omisión, de quienes han tenido la responsabilidad de corregir eso durante las últimas décadas.

En algún momento hay que empezar y poner un límite. Creo que éste es el más oportuno; en mi opinión, aquí se ha producido un punto de inflexión entre los intereses puramente económicos (con el ser humano como "el gran ausente") y los derechos de la gente (concreta, de piel y huesos) que ésta vez dijo: "Escúchennos…Estamos aquí!…."

Estoy convencido: Sin LICENCIA SOCIAL (que es el derecho que deben tener los habitantes a aceptar o no la instalación de industrias que modifican compulsivamente el modelo social y económico proyectado para la región) no hay posibilidad alguna de alcanzar la PAZ SOCIAL.

También creo, que los funcionarios deberían ser muy cuidadosos con sus conductas con respecto a este tema. No sea cosa que por acción u omisión queden involucrados en algún delito relacionado con la contaminación, el daño al medio ambiente, el incumplimiento de los deberes de Funcionario Público y, hasta podría darse la figura de la Asociación Ilícita, llegado el caso. No hay que olvidar, que a partir de que el pensamiento del ex presidente del Banco Mundial (Laurence Sammer) se hizo público, nadie puede hacerse el distraído, intentando invocar su “buena fe” y desconocimiento de las consecuencias de este tipo de emprendimiento.  Además, con la conciencia ecológica que día a día es mayor en todo el mundo, no sería descabellado pensar en la posible imprescriptibilidad de la acción penal en un futuro no tan lejano, si se declarase a alguno de estos delitos como de lesa humanidad.

Ello sin considerar las posibles consecuencias económicas que, como responsables civiles de los  eventuales daños les podrían caber solidariamente.

Finalmente, debemos sumarle la condena social y política, que esta vez, es de esperar sea contundente y perdurable.

 

                       

Emilio E. S. Popelka

D.N.I. 16.954.716

 

El río sagrado

El río Uruguay, nuestro río Uruguay, nunca tuvo esa categoría. Ni la tendrá jamás. “Apenas” (irónicamente expresado), si cobijó durante siglos y siglos, los antepasados, la flora, la fauna, los peces, la vida natural toda.o


Por Gustavo J. Carbone

Director de Diario elDía

 

De esa vida llegamos a conocer algunos resabios de plenitud las generaciones más viejas que por gracia de Dios hoy todavía habitamos aquí. En nombre de ellas nos atrevemos a escribir estas palabras, impregnadas por el sentimiento fundamentalmente.

El río Uruguay, sin ser el más largo del mundo, mucho menos el más caudaloso (más bien lo es muy poco en ese aspecto), es el más importante que existe, para nosotros.

Aún para aquéllos que pese a haberlo navegado en muy contadas oportunidades, hace ya tiempo, lo vimos y vivimos despejado, llamativo y hermoso, amigable, fuerte, generoso.

Pero el tiempo hace de las suyas. El hombre hace de las suyas, sustancialmente. La ambición desmedida, el poderío de sectores del género que no miden fronteras ni límites morales, atropella abriendo camino a la culminación de secuelas que desgraciadamente hoy, para nosotros, conforman una dolorosa sentencia de un destino que  nunca se quisimos ni querremos.

De un destino que no se habrá de negociar por un precio, unilateralmente dispuesto por grupos caracterizados por un egoísmo vil, por una insolidaridad bien profunda.

En realidad en estos tiempos de modernidad, “progreso”, tecnologías impensadas, hasta lo “sagrado” ya está altamente contaminado en el sentido absoluto y total del término.

Tal vez por eso hay quiénes respaldan por acción y por omisión, por despreocupación y comodidad, desde el desconocimiento, el fomento de la indemnidad, de la impunidad, de quienes como tortugas avanzan y avanzan lenta y sigilosamente, en la apropiación.

Van tras sus objetivos de invadir nuestros recursos naturales, hoy precarios pero sin duda más sanos que los que tienen más cerca de sus narices. Así es que los depredan en mega escalas atroces de contaminación silenciosa.

Dolorosamente, vaya a saber por qué (o sí), algunos pasan por arriba los límites de la prudencia, de la responsabilidad, del respeto a la escala de valores que preside o encabeza el valor más importante para el género humano: la VIDA.

La vida en su más amplio alcance. No sólo la salud del hombre, los animales, las plantas. De nosotros, de los que vendrán tras de nosotros.

El respeto por lo que hemos elegido como manera de honrarla con trabajo serio, tratando de corregir errores en el camino, pero siempre con el deseo que nada extraño nos imponga con complicidades arraigadas aquí, sistemas ajenos a nosotros.

Hay quiénes no se preocupan por la contaminación de un río como el Uruguay. Ni en Brasil, ni en el Uruguay, ni en la Argentina.

Por otra parte, el Ganges en la India está tan contaminado, que ya parece que ni los “pecados” de los millones de hindúes que se sumergen en él, pueden ser purificados hoy.

El río sagrado nuestro, el Uruguay, nunca ha “purificado” los pecados, es cierto. Aquellos pecados que por acción hemos cometido a lo largo de los últimos tiempos, sobre todo en el medioambiente.

Pero, menos habrá de perdonar a quiénes desde sus sitios de privilegio en el poder, no entiendan que ni siquiera con los gestos ni la utilización del oportunismo circunstancial, las palabras sin respaldo serio y responsable, pretendan que aquí, quedemos tranquilos, conformes, y convencidos de que no vimos lo que vimos.

Vemos lo que estamos viendo. Olemos lo que ya hemos olido. Y lucharemos incansablemente desde cada ámbito de esta comunidad, en paz, para lograr sin concesión alguna que la industria mega contaminante de Botnia, no esté más aquí en nuestra región.

En las capitales del primer mundo, o aún en la nuestra, (Buenos Aires), la escenografía la componen los intereses políticos o económicos de “alto o bajo vuelo”, como se los quiera designar.

Aquí, delante de nuestra vista, aún con las distorsiones que nos han impuesto hoy, aparece nuestro río Uruguay. Río sagrado para nosotros que vale infinitamente más, que algunos miles de millones de dólares.

 

El Ingeniero Matta le responde al Presidente del INTI

En una nota especial para EL DÍA, el ingeniero químico que asesora al Grupo Técnico de la Asamblea Ambiental le responde a los planteos del Presidente del INTI, Enrique Martínez.o


Por el Ing. Elías Matta*

Especial para El Día

 

El Ing. Martínez:

1. Confunde el concepto de “Licencia Social” con la definición de contaminación.  La Licencia Social es un criterio que se impone en todas las legislaciones ambientales del mundo, y como en el caso de la Unión Europea, Canadá y Australia, como requisito para la localización de plantas reconocidamente contaminantes.

2. Minimiza los propios resultados obtenidos por el INTI, que muestran el serio deterioro de los sedimentos del Río Uruguay en el área frente a Botnia, luego de sólo nueve meses de operación de la planta. No sólo en Dioxinas y Furanos, 5,3 veces superiores a las medidas en el área Concepción del Uruguay, también en los llamados “metales pesados” y Arsénico, nueve sustancias persistentes y acumulativas con incrementos que van desde 2,1 (Cromo) hasta 5,8 (Arsénico) (1).  En el período de muestreo (Agosto de 2008) no se detectan cambios en el régimen del río que justifiquen tamaño incremento, especialmente porque las determinaciones se realizan sobre sedimentos del río, no el agua.

3. Utiliza como “límite admisible” para Dioxinas y Furanos en sedimentos la regulación canadiense “Canadian Sediment Quality Guidelines” versión 2005 (2), sin reconocer que la misma es totalmente inaplicable al Río Uruguay, según los considerandos del Organismo canadiense responsable, el cual aclara enfáticamente:

“La guía provisoria CSeQG… es de 0.85 ng TEQ por Kg de sedimento…se requiere investigación adicional en cada sitio en particular para determinar…en que punto hay impactos negativos (sobre la biota)” (2).

“…las guías (CSeQG) pueden requerir modificaciones de acuerdo a las condiciones locales, como la capacidad de asimilación, sensibilidad de las especies en peligro y su hábitat” (3).

“Cuando el cuerpo de agua es de excepcional calidad, o cuando del mismo dependen recursos biológicos de valor (flora, fauna, peces), es política del Consejo de Ministros de Medio Ambiente de Canadá (CCME) que la degradación de la calidad del sedimento hasta los niveles guías (CSeQG) debe evitarse siempre” (3).       

4. Desconoce o prefiere ignorar que tanto el nivel de Dioxinas y Furanos como de Metales pesados (y otros químicos persistentes y bioacumulativos) seguirá creciendo hasta límites desconocidos, seguramente muy superiores a los límites que menciona, considerando las cantidades diarias que vuelca Botnia (4) y las implicancias y comportamientos conocidos al respecto, en numerosos lugares del planeta.

Que en definitiva, luego de sólo 9 meses de operación los datos aportados por el Ing. Martínez muestran  una clara indicación de contaminación y deterioro del sedimento del Río debido a la operación de Botnia.  No es tan importante si dichos niveles están generando impacto a la fecha;  en algún momento no muy lejano los superará ampliamente. Eso es lo verdaderamente importante.

 

Referencias

 

(1) INTI. Instituto Nacional de Tecnología Industrial

Industria Pastera Botnia. Monitoreo del Río Uruguay. Campaña Agosto 2008.

http://www.inti.gov.ar/ambiente/pasteraBotnia.htm

 

(2) Dioxins and Furans

Canadian Sediment Quality Guidelines. March 2005

Environment Canada. National Guidelines and Standards Office.

http://www.ec.gc.ca/ceqg-rcqe/English/Pdf/GAAG_DioxinFuranSed_e.pdf

 

(3)  Canadian Sediment Quality Guidelines. January 2009.

Environment Canada. National Guidelines and Standards Office.

http://www.ec.gc.ca/ceqg-rcqe/English/Ceqg/Sediment/default.cfm

 

(4)  EcoMetrix (2008) “BOTNIA S.A.  Orión Pulp Mill, Independent Performance Monitoring, as required by the International Finance Corporation Phase 2: Six-Month Environmental Performance Review. Final. July 2008”, International Finance Corporation, World Bank.

http://www.ifc.org/ifcext/lac.nsf/Content/Uruguay_Orion_EcoMetrix_Report_2008

 

 

* Ingeniero químico, asesor del Grupo Técnico de la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú

 

"¿Hay que seguir midiendo la contaminación hasta que el daño causado sea irreversible?"

El ex encargado de Asuntos Ambientales de la Cancillería, Raúl Estada Oyuela, aseguró que la carta del titular del INTI, Enrique Martínez, publicada ayer por diario El Día, "contiene una serie de errores conceptuales que resulta impresindible puntualizar para bien de todos.o


Raúl A. Estrada Oyuela*

Especial para El Día

Coincido con el ingeniero Martínez en la necesidad de que se informe sobre lo que está ocurriendo en el río, pero creo que esa información debe ser orgánica y sistematizada, tanto técnica como institucionalmente.

Claramente la carta del ingeniero Martínez contiene una serie de errores conceptuales que resulta imprescindible puntualizar para bien de todos.

En primer lugar sus explicaciones no se deben ofrecer solamente “a la comunidad de Gualeguaychú” porque éste no es un problema municipal. Esta es una preocupación de todo el país porque la contaminación del Río Uruguay afecta la soberanía de la Nación sobre sus recursos naturales.

El segundo error conceptual es que en casos de contaminación que como señala el ingeniero Martínez produce la planta finlandesa, el método a seguir no es medir la acumulación para verificar cuando alcanza el punto que, en cierto momento histórico y en determinado contexto ambiental, alguien consideró crítico. Esas pautas son relativas y temporarias, no son verdades absolutas, universales y permanentes. Las propias directrices canadienses que el INTI invoca explican que su eventual aplicación debe considerarse en relación con las circunstancias de cada caso. ¿A quien se le puede ocurrir que hay que seguir midiendo acumulación de contaminación hasta que pueda decirse que efectivamente el daño causado es grave e irreversible?

Para estas situaciones la comunidad internacional ha acordado que cuando haya peligro de daño grave o irreversible deberán adoptarse medidas para impedir la degradación del medio ambiente (Declaración de Río, principio 15). Este concepto ya había sido instrumentado en el Estatuo del Río Uruguay violado por los sucesivos gobiernos de Montevideo. Es además un compromiso formal contraído por los dos países en tratados multilaterales entre los que se encuentran la Convención sobre la Diversidad Biológica y, en relación con las dioxinas y furanos, la Convención sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes. La delegación argentina en el Grupo de Trabajo que intentó negociar con Uruguay, presentó un documento completo sobre estos compromisos que está a disposición del público. El INTI, además de ingenieros, tiene abogados expertos que conocen estas materias sobradamente. Su presidente no debería incurrir en este error conceptual.

Después de más de cuatro décadas en la función pública, desconozco “los importantes esfuerzos” realizados desde el gobierno, el presente o los anteriores, para incorporar cabalmente el respeto del medio ambiente en sus propias gestiones. Pero ni el ruido, ni los basurales, ni la contaminación del Riachuelo y el Reconquista entre otros ríos, son excusa para contaminar el Río Uruguay.

Las consideraciones del Presidente del INTI sobre la acumulación de contaminantes omiten mencionar que según sus propias mediciones tomadas en Concepción del Uruguay y en Ñadubaysal, entre esos dos puntos en aguas argentinas la concentración de arsénico aumentó 580%, el cadmio 450%, el cromo 210%, el cobre 290%, el mercurio 360%, el manganeso 370%, el níquel 350%, el plomo 490%, el zinc 470% y como ya hemos dicho varias vecs la dioxinas y furanos el 530%.

El INTI tampoco informa sobre el oxígeno disuelto en el agua, cuando el crecimiento de algas sugiere una fuerte disminución porque la capa que crean impide el paso de la luz solar y consecuentemente inhibe la fotosíntesis en el río.
El Presidente del INTI tuvo la mala suerte de enviar su carta el día que se produjo un derrame aun no explicado y que se hizo más notoria la plaga de algas tóxicas en el Río. Pero eso no se le puede reprochar a un funcionario en cuya buena fe y corrección tengo confianza.

Martínez (INTI) le habla a la comunidad de Gualeguaychú

El presidente del INTI escribió una carta especial para EL DÍA en la que se dirige a la comunidad de Gualeguaychú para aclarar su posición sobre la contaminación que genera la planta de Botnia y los datos con los que cuenta el organismo nacional. Audio Radio Cero.o



{mp3cero}emartinez{/mp3cero} El Presidente del INTI habló en exclusiva por Radio Cero

Por Enrique Martínez (pte. INTI)

Especial para El Día

 

 

 


“El INTI es un organismo nacional con 51 años de vida y a pesar de tantos y tantos avatares políticos del largo camino, sus integrantes – que hoy son más de 1800 personas – han tenido siempre algo en común: un particular cuidado con el trabajo técnico que realizan y la información que en consecuencia brindan.

En ese marco, he creído conveniente poner ordenadamente por escrito, de frente a toda la comunidad de Gualeguaychú, algunas ideas que enmarcan nuestro trabajo de evaluación de contaminantes en el río Uruguay, para evitar toda distorsión al respecto. Esto resulta particularmente necesario luego de la buena reunión mantenida el martes 3 del corriente, con el Intendente Juan José Bahillo, su secretario de Salud y Ambiente y tres profesionales aplicados al tema.

Empecemos por una definición: Contaminación.

Ni en los informes del INTI ni en ninguno de mis comentarios verbales sobre el tema se ha dicho nunca que una planta productora de celulosa no contamina. Por el contrario, siempre hemos dicho que se trata de una actividad crítica en cuanto a su potencial contaminante y que por lo tanto debe ser diseñada – y luego controlada – con mucho rigor.

El punto de divergencia con otras opiniones, es que nuestras evaluaciones miden concentración de contaminantes, tanto en agua como en sedimentos del río y luego comparan esos valores con límites admisibles, sea fijados en el país o internacionalmente, en caso que no haya referentes nacionales. En esa tarea, como se puede apreciar de las tablas que se encuentran en nuestra hoja en Internet, varios parámetros tienen concentraciones mayores en Ñandubaysal que a la altura de Concepción del Uruguay, pero todos están muy por debajo de los valores admisibles. La mayor luz amarilla se enciende con la concentración de dioxinas y furanos, que llega a un 40 por ciento del valor admisible.

Por eso es que decimos que los niveles de contaminación están por debajo de los límites y muchos medios radiales o escritos simplificaron diciendo: “El INTI dice que no hay contaminación”.

Por el contrario, hay quienes entienden que cualquier concentración de contaminantes superior a la del río aguas arriba debe ser rechazada. No podemos compartir esa mirada. En la sociedad argentina aún no se ha incorporado cabalmente el respeto por el medio ambiente, a pesar de los importantes esfuerzos realizados tanto desde el Gobierno Nacional, como de organizaciones sociales. La contaminación sonora o por los gases de emisión de transporte público está lejos de ser controlada en los ámbitos urbanos. Los feed lots; la aplicación aérea y terrestre de herbicidas totales; los basurales a cielo abierto, con periódicas quemas de materiales peligrosos, son solo algunos ejemplos de espacios a los cuales nos falta un largo camino para poner en caja, en un marco de respeto por la vida de todos.

Por lo tanto, cuando aparece una cuestión ambiental de alta magnitud y toda una comunidad se involucra en ella, en el INTI creemos necesario ayudar a que el intento sea exitoso, para lo cual una de las tantas condiciones necesarias es medir los contaminantes, pero luego referenciarlos con propiedad, para evitar que la tarea sea mal valorizada.

Un ejemplo para este punto, un tanto burdo, pero que creemos grafica la situación. Si alguien toma un vaso de lavandina, se muere o se enferma gravemente. Sin embargo, toda el agua potable de una ciudad mediana o grande tiene agregado el compuesto de cloro que está en la lavandina, solo que en una concentración muy baja, porque de esa manera se evita la presencia de agentes patógenos. El problema no es solo el producto, sino su concentración.

Segundo tema: La contaminación acumulativa y la contaminación gaseosa

Principalmente los metales, así como las dioxinas y furanos, pueden acumularse en el agua y en especial en los sedimentos del río. Su ritmo de acumulación depende por supuesto de lo que se vierta al río y además de la capacidad del sistema de diluir lo que recibe. A nuestro juicio, es necesario un seguimiento estricto de estos parámetros y por eso nos hemos fijado un plazo de años para continuar con las mediciones, de las que la más sensible – por lejos – resulta ser la de dioxinas y furanos. O sea: es cierto que puede haber acumulación de contaminantes y para conocer si ese riesgo puede tener magnitud, hay que medir y medir.

En cuanto a los malos olores, ya hemos señalado que creemos que son evitables. La responsabilidad de Botnia no queda para nada cubierta con los pedidos de disculpas, sino que deben ser eliminados, aún como probabilidad, por el reclamo sistemático de toda la comunidad afectada, a ambos lados del río, el que debería tomar forma más enérgica con la aplicación de sanciones económicas fuertes.

Tercer punto: La oportunidad de la difusión de información y el marco institucional.

El Intendente de Gualeguaychú y sus acompañantes nos plantearon la necesidad de trabajar en coordinación con Cancillería y la Secretaría de Ambiente de la Nación. Estamos totalmente de acuerdo, en especial en el marco de un conflicto como el planteado en la Corte de La Haya, que tiene importantes razones de queja institucional por parte de la Argentina.

Me permito señalar, sin embargo, que no queda claro a quien ayuda la falta de información pública de los niveles de contaminantes en el río. Si la información del INTI, con sus aciertos, posibles errores o falencias, ha producido impacto público, es por un motivo para nada deseado por nosotros: porque es la única que se difundió con amplitud. Respetuosos de la recomendación recibida, hemos de procurar tener las reuniones necesarias con la Secretaría de Ambiente de la Nación para articular nuestros esfuerzos por conocer en detalle los efectos de la presencia de Botnia sobre la calidad de vida de la región. En cualquier caso, creemos que desde la sociedad se debe reclamar a los organismos uruguayos pertinentes que difundan toda la información recabada en el río Uruguay, teniendo en cuenta, en especial, la gran importancia de las mediciones sobre muestras tomadas muy cercanas a Botnia.

Comentario final a la comunidad de Gualeguaychú

El INTI tiene un Centro de Investigación y Desarrollo en Ambiente que ha sido y seguirá siendo potenciado durante esta gestión de manera importante, porque creemos que cualquier actividad productiva no debe evaluarse solo por el bien que manufactura sino además por los efectos sociales o ambientales que se le puedan atribuir. Invitamos a recorrer nuestra hoja en Internet o nuestra publicación Saber Cómo, para advertir la cantidad enorme de intervenciones pasadas y presentes, que son coherentes con esa idea. Además de nuestras propias iniciativas, varios ámbitos del Poder Ejecutivo o del Poder Judicial nos convocan permanentemente para hacer evaluaciones o recomendaciones en temas ambientales.

En este caso nos hemos limitado a medir más de 20 parámetros en agua y sedimentos, en tres puntos del río y hemos interpretado nuestras medidas, para ayudar a que se entienda lo que muestran. Nosotros y quienes vean los valores, saben más sobre el estado del río después de medir que antes. Además de conocer más, nos mueve la vocación de ayudar a detectar anomalías presentes o a advertir sobre futuras, con suficiente anticipación. Buscamos evaluar, evitar o denunciar la contaminación, no la ocultamos ni la disimulamos. Aspiro a que la comunidad de Gualeguaychú, que contribuye con sus impuestos a pagar parte de nuestros sueldos, y a la que nos debemos, advierta de qué lado estamos, que no es otro que la búsqueda de la verdad y con ella, del mejor escenario de vida posible para todos. También aspiro a que cualquier tarea adicional que Gualeguaychú crea que podemos realizar en este sentido nos sea solicitada y en la medida de nuestras posibilidades la llevaremos a cabo.

De la sequía a la abundancia

La  provincia de Entre Ríos es la provincia con más recursos hídricos  del mundo. Tenemos agua de grandes ríos de llanura y de sus afluentes. Agua de miles de arroyos que, unidos, podrían dar la vuelta al mundo dos veces. Depósitos de agua en embalses. Agua termal dulce.o


Por Sergio Urribarri*

 

Sus campos y ciudades, virtualmente, flotan sobre el acuífero Guaraní. Tenemos agua para ser un vergel, desde el Delta hasta el norte. Nuestra provincia lleva esa identidad en su propio nombre. Está, de verdad, entre ríos.

Y, sin embargo, casi como un símbolo -un llamado de atención para nosotros y para las generaciones venideras-, aparece la sequía más importante de la que los entrerrianos y argentinos tengamos memoria.

¿Será necesaria semejante sequía para que nos dispongamos a trabajar juntos en las cuestiones estructurales?

Como gobernador de la provincia más rica en agua y, a la vez, más afectada por la sequía, quiero hacer un llamado a que demos vuelta la página de nuestra historia, recurrente en transformarnos en enemigos de nosotros mismos y en nunca buscar soluciones comunes.

Usemos esta desgracia para abrir un nuevo capítulo. Hagamos una verdadera revolución, con el cuidado y el uso del agua como un recurso estratégico. Tenemos que crear e imaginar una política productiva, racional y sostenible. El agua es un recurso que el mundo necesita. Nosotros lo tenemos. Pero, hoy, lo tiramos al mar, a través del Río de la Plata , en dosis de 200 litros por día y por habitante del mundo (6.500 millones).

Los científicos prevén que, para el año 2025, la demanda de agua en el mundo será un 56 por ciento superior al suministro. Hoy, hay un 0,5 por ciento de la totalidad del agua del planeta para cubrir las necesidades de la humanidad. Un 40 por ciento de la población mundial sufre escasez. El calentamiento global supondrá un aumento de las temperaturas, y más sequías.

Lo primero es cambiar la cultura más básica de los argentinos. La  del desperdicio que hacemos cotidianamente del agua. La de la contaminación de nuestros ríos por las industrias. Para ello, debemos realizar una estrategia de concientización, de comunicación, de educación a toda la población.

Nuestro gobierno ya está trabajando para poner bajo riego un millón de hectáreas en la provincia de Entre Ríos, y en facilitar los instrumentos para que los productores puedan acceder a los equipos especiales necesarios.

Según estudios técnicos, si un productor tuviera el 30 por ciento de sus campos bajo riego se garantizaría siempre la cobertura de sus costos. En teoría, nunca perdería dinero,  por lo que es lógico pensar que se elevaría el nivel de la inversión en el área y, con ello, se generarían múltiples beneficios en el corto, mediano y largo plazo.

Alto impacto en educación, en comunicaciones, en transportes, en desarrollo humano, en tecnología, en inserción internacional son las derivaciones de un nuevo enfoque sobre el recurso hídrico en la provincia de Entre Ríos.

Es central diseñar un plan estratégico de uso de los recursos hídricos en el marco de un ordenamiento territorial.

Demos vuelta la página de la historia para que desvanezcan nuestras peores sequías: la de la inteligencia y la de la ausencia de una visión común.

 

* La opinión del gobernador Sergio Urribarri fue publicada en Clarín el martes 3 de febrero.

Martínez Garbino: "hay que generar un espacio que nuclee a los sectores críticos con el gobierno"

El diputado nacional Emilio Martínez Garbino (Concertación Entrerriana) enfatizó hoy que “surge la necesidad de generar una alternativa que nuclee a todos aquellos sectores que se manifiestan críticos de la actual gestión gubernamental, tanto nacional como provincial. No debe imperar la bronca y el malhumor. Este armado tiene que ser con generosidad donde no prevalezcan los intereses sectoriales y partidarios, sino los intereses del conjunto de la sociedad.o


Para ello es necesario preguntarnos cada uno y sin engaño mediante, si tenemos una verdadera y perdurable voluntad de cambio social, y si esa voluntad se puede ejercer realmente en las viejas estructuras políticas tradicionales, que han renunciado a su mejor historia, vaciándose de contenidos programáticos, reduciéndose a meras maquinarias electorales, donde la militancia ha sido reemplazada por encuestólogos y pragmáticos, y la mística por la convincente filosofía del cambio de favores.

Esta debe ser una construcción que genere esperanza. El diálogo debe ser la herramienta cotidiana, donde el pensamiento optimista sea el motor; pero es primordial que participen y se involucren todos los sectores: económicos, sociales, gremiales, religiosos, e incluso sectores del peronismo que se han manifestado críticos, disconformes con el accionar del oficialismo. La cuestión es coincidir y nuclearse en tres o cuatro ideas fuerza que nos movilicen, donde la pobreza no puede estar ausente ni el sistema educativo tampoco. A partir de allí, repensar globalmente nuestra provincia y comenzar a soñar con la Entre Ríos que queremos.

Debemos asumir con valentía la tarea de edificar una Entre Ríos distinta, que incluya a todos, donde el elemento integrador y dador de identidad sea la educación, hoy inmersa en una crisis profunda. Confío en que se puede lograr una convocatoria al diálogo generoso, donde todos los sectores partidarios y no partidarios puedan expresarse. El pensamiento político, hoy no es enteramente representativo de la sociedad, este es un dato de la realidad que no se puede negar.

No es posible avanzar con distracciones en enfrentamientos estériles, ni con lo meramente discursivo. Hay que construir algo en serio. La sociedad ya viene de una actitud conflictiva (muchas veces generada por el mismo gobierno), por lo que se impone una construcción con sectores abiertos, dialoguistas, no exentos por ello de autoridad. Ahora bien, para que ello no traiga recuerdos de experiencias similares, donde se habían concentrado sobre el anti, la bronca, tirando por la borda la esperanza de muchos argentinos, es que insistimos en coincidir en propuestas reales de gobierno.

Debemos generar la cultura de brazos abiertos, sumar grandes grupos, concentrar toda la energía disponible, con la mística de recuperar la dignidad perdida, luchando por un principio científico propio en la era de la revolución tecnológica, de la información y la comunicación, teniendo como norte que el trabajo es el elemento ordenador y dignificante de toda sociedad y con la alegría que depara saber que el éxito corona siempre la larga jornada. Forjemos un espacio distinto como un lugar de encuentro de los distintos pensamientos políticos y sociales de la provincia, procurando a pesar de las distintas visiones y sumando lo mejor de cada uno, encontrar la síntesis que nos permita caminar juntos, sin sectarismo ni soberbia. Ese es el desafío”.

Una noche inolvidable con Norita

No, no es eso. No sean malpensados. Hablaré de la noche del jueves,  del espectáculo que presentó Norita Salzmann en el Aguaý.o


 

Por Julio Majul

Especial para El Día

 

Empecemos por el principio: llego y hay un gran despiole para ubicarme, porque no había reservado (nunca reservo, bah) y casi no quedaban mesas ni sillas. Por poco no terminamos con Marcelo en el bar, lo cual hubiera sido horrible por cierto, pero finalmente Norita nos consiguió una mesa en la que Mary  y yo casi besábamos el micrófono de la cantante. Mejor comienzo, imposible.

Totalmente colmada la confitería del Aguaý, aparecieron los intérpretes, medio tarde por cierto (¡una hora!), tal como es horrible costumbre gualeguaychuense. Los espectáculos acá se rigen por otra hora, que no es la oficial nacional, como se sabe.

Aparecieron los intérpretes, decía: Mariana Suárez en voz y guitarra;  Manuel Fernández en trompeta;  Roberto Russell en saxo y flauta traversa; e Ignacio Álvarez en percusión. Aparecieron los intérpretes y se acabó todo: los murmullos, las quejas por la hora, todo. Los músicos nos hicieron sentir sus sentimientos, alegrarnos con sus alegrías, sufrir por sus pesares. Brillante banda, que ni nombre tiene, creo.  Un nivel de excelencia profesional digno de todo elogio.

Un espectáculo de boleros de tal calidad que nos transportaba a los momentos en que vivimos algunos de ellos, y a la vez destilaba hectolitros de musicalidad.

Veamos: Mariana Suárez, acompañándose muy bien con la guitarra criolla, mostrando sus conocimientos musicales a la vez que su voz, de extenso y modulado registro, capaz de sutilezas y de desgarros. Y una dicción francamente perfecta, sin dejarse tentar jamás por cambiarla buscando efectos sensibleros.

Y una cualidad insólita como docente: éramos sus alumnos ávidos mientras ella, entre tema y tema, nos explicaba detalles de la historia del bolero.

Ustedes no sabrán, y si lo sabían me amargaré mucho porque yo no, que el bolero nació como un género musical europeo, mezcla de la contradanza y el flamenco. Debo decir que no puedo imaginar esa mezcla, pero según Mariana, sonaba como el vuelo de un pájaro, y por eso el Bolero empezó siendo Volero, con Ve corta  (con Uve, para ser correctos). Y sonaría como una especie de vals. Luego de intermitentes viajes entre Europa y América, y dentro de América también, el bolero se hace Bolero con Be larga  (o con Be, para ser  correctos)  y su forma definitiva, dice Mariana, se la dan en Cuba, no en México. En México se populariza, pero la forma con la que más o menos lo conocemos hoy se define por el pueblo cubano,  tan musical, sabrosón morena. También nos dijo Mariana que a Sudamérica, el bolero demora en llegar por el auge del tango, desde la muerte de Gardel hasta los años 50. Y aquí debo corregirte, Mariana, porque Gardel no murió en el 40; la verdadera historia es que luego de la muerte de Gardel, en los 30, que desata una verdadera tangomanía en nuestra América sureña, surge la generación del 40, la impresionante generación tanguera del 40,  con Pichuco, Pugliese, Homero Manzi, Discepolín, Piana, Rivero… y el tango sigue reinando en nuestra América. Te lo digo para que sepas, nomás… De nada.  (cuando me pongo en repugnante y jetón, soy lo más).

Sigo: ¿sabían ustedes que el primer bolero registrado como tal se llamaba “Tristeza”?  (Ojalá me acuerde bien el nombre, porque si no, Mariana se vengará de lo anterior)  Bueno: Mariana no solamente nos lo enseñó, sino que lo cantó todo, y la verdad que –salvo lo francamente cursi de algunas partes-  es un bolero hecho y derecho.  O sea, que podemos decir que el primer bolero de la historia marcó el rumbo a los que vinieron después. Y Mariana cantó cuantos boleros quiso, que fueron muchos menos que los que hubiéramos querido todos los que colmamos la confitería, que literalmente no queríamos permitirles que se fueran y nos dejaran. Claro que todo termina, como canta Pepe Larralde, y también terminó el espectáculo, con una nueva versión  (lo tocaron dos veces en la noche) de  “Quizás, quizás, quizás”. 

De todos modos, los amantes del bolero nos hicimos una panzada, con varios de los inoxidables centroamericanos, dos de nuestro Chico Novarro,  y hasta curiosidades como un hermoso tema, cuyo nombre y autores no conocían ni Mariana ni sus músicos.

Y hablando de los músicos… ¡qué  banda! Los arreglos originales de ellos, con estilo propio, pero a la vez adaptado a cada tema que interpretaban. Se sabe lo difícil que es llegar al unísono en instrumentos de viento, aunque los que brindaron Manuel Fernández, con su trompeta asordinada, y Roberto Russell con el saxo, fueron maravillosos y logrados a la perfección. Cuando Fernández tocaba sin sordina, desplegaba una polenta con su trompeta, que estremecía; y asordinada, cuando hacía solos, repetía su calidad. Y Russell, que tenía algún problema técnico con su flauta traversa, no lo demostraba en sus pasajes solistas, donde realmente se lucía.  Un marco perfecto que dejaba claro que en su rol de  “4-40”, digamos,  se acomodaban maravillosamente.

Se sabe que Russell maneja el saxo como si hubiera nacido con uno en los brazos, pero ¡hay que rendir examen con un instrumento tan difícil! El lo rinde, y lo aprueba con distinguido.

Escuchar a semejantes instrumentistas fue un verdadero placer, un remanso en la noche, una tregua en la vida.

Y no, no crean que me olvido de Ignacio Álvarez. Lo dejo para el final, porque dio una verdadera lección de cómo sostener el ritmo de todos los temas, adecuarse a la guitarra que también llevaba el ritmo,  no entrometerse con los vientos, dejar que éstos se luzcan sin competencia alguna. Su manejo de las tumbadoras, en especial, maravilla. No se sabe qué se pone en las manos, además de la calentura de seguir el ritmo, inventando a cada rato variaciones dentro de la misma tesitura. 

Lamentablemente, este grupo, como casi todos los que invita Nora, difícilmente vuelva a este Gualeguaychú, nuestro y suyo, porque  todos (o casi todos, porque Nacho Álvarez, con esa pinta de negrito vago con mechas rastas, no creo que sea conciudadano nuestro, tan serios nosotros);  todos o casi, decía, digo, son de Gualeguaychú.

Motivo extra para alegrarnos y sentirnos felices de haber sido parte de esta historia que contaron Mariana, Roberto, Manuel y Nacho, y nosotros escuchamos con deleite.

 

 

Una noche inolvidable con Norita

Image No, no es eso. No sean malpensados. Hablaré de la noche del jueves, del espectáculo que presentó Norita Salzmann en el Aguaý.o



Por Julio Majul

Especial para El Día

Empecemos por el principio: llego y hay un gran despiole para ubicarme, porque no había reservado (nunca reservo, bah) y casi no quedaban mesas ni sillas. Por poco no terminamos con Marcelo en el bar, lo cual hubiera sido horrible por cierto, pero finalmente Norita nos consiguió una mesa en la que Mary y yo casi besábamos el micrófono de la cantante. Mejor comienzo, imposible.

Totalmente colmada la confitería del Aguaý, aparecieron los intérpretes, medio tarde por cierto (¡una hora!), tal como es horrible costumbre gualeguaychuense. Los espectáculos acá se rigen por otra hora, que no es la oficial nacional, como se sabe.

Aparecieron los intérpretes, decía: Mariana Suárez en voz y guitarra; Manuel Fernández en trompeta; Roberto Russell en saxo y flauta traversa; e Ignacio Álvarez en percusión. Aparecieron los intérpretes y se acabó todo: los murmullos, las quejas por la hora, todo. Los músicos nos hicieron sentir sus sentimientos, alegrarnos con sus alegrías, sufrir por sus pesares. Brillante banda, que ni nombre tiene, creo. Un nivel de excelencia profesional digno de todo elogio.

Un espectáculo de boleros de tal calidad que nos transportaba a los momentos en que vivimos algunos de ellos, y a la vez destilaba hectolitros de musicalidad.

Veamos: Mariana Suárez, acompañándose muy bien con la guitarra criolla, mostrando sus conocimientos musicales a la vez que su voz, de extenso y modulado registro, capaz de sutilezas y de desgarros. Y una dicción francamente perfecta, sin dejarse tentar jamás por cambiarla buscando efectos sensibleros.

Y una cualidad insólita como docente: éramos sus alumnos ávidos mientras ella, entre tema y tema, nos explicaba detalles de la historia del bolero.

Ustedes no sabrán, y si lo sabían me amargaré mucho porque yo no, que el bolero nació como un género musical europeo, mezcla de la contradanza y el flamenco. Debo decir que no puedo imaginar esa mezcla, pero según Mariana, sonaba como el vuelo de un pájaro, y por eso el Bolero empezó siendo Volero, con Ve corta (con Uve, para ser correctos). Y sonaría como una especie de vals. Luego de intermitentes viajes entre Europa y América, y dentro de América también, el bolero se hace Bolero con Be larga (o con Be, para ser correctos) y su forma definitiva, dice Mariana, se la dan en Cuba, no en México. En México se populariza, pero la forma con la que más o menos lo conocemos hoy se define por el pueblo cubano, tan musical, sabrosón morena. También nos dijo Mariana que a Sudamérica, el bolero demora en llegar por el auge del tango, desde la muerte de Gardel hasta los años 50. Y aquí debo corregirte, Mariana, porque Gardel no murió en el 40; la verdadera historia es que luego de la muerte de Gardel, en los 30, que desata una verdadera tangomanía en nuestra América sureña, surge la generación del 40, la impresionante generación tanguera del 40, con Pichuco, Pugliese, Homero Manzi, Discepolín, Piana, Rivero… y el tango sigue reinando en nuestra América. Te lo digo para que sepas, nomás… De nada. (cuando me pongo en repugnante y jetón, soy lo más).

Sigo: ¿sabían ustedes que el primer bolero registrado como tal se llamaba “Tristeza”? (Ojalá me acuerde bien el nombre, porque si no, Mariana se vengará de lo anterior) Bueno: Mariana no solamente nos lo enseñó, sino que lo cantó todo, y la verdad que –salvo lo francamente cursi de algunas partes- es un bolero hecho y derecho. O sea, que podemos decir que el primer bolero de la historia marcó el rumbo a los que vinieron después. Y Mariana cantó cuantos boleros quiso, que fueron muchos menos que los que hubiéramos querido todos los que colmamos la confitería, que literalmente no queríamos permitirles que se fueran y nos dejaran. Claro que todo termina, como canta Pepe Larralde, y también terminó el espectáculo, con una nueva versión (lo tocaron dos veces en la noche) de “Quizás, quizás, quizás”.

De todos modos, los amantes del bolero nos hicimos una panzada, con varios de los inoxidables centroamericanos, dos de nuestro Chico Novarro, y hasta curiosidades como un hermoso tema, cuyo nombre y autores no conocían ni Mariana ni sus músicos.

Y hablando de los músicos… ¡qué banda! Los arreglos originales de ellos, con estilo propio, pero a la vez adaptado a cada tema que interpretaban. Se sabe lo difícil que es llegar al unísono en instrumentos de viento, aunque los que brindaron Manuel Fernández, con su trompeta asordinada, y Roberto Russell con el saxo, fueron maravillosos y logrados a la perfección. Cuando Fernández tocaba sin sordina, desplegaba una polenta con su trompeta, que estremecía; y asordinada, cuando hacía solos, repetía su calidad. Y Russell, que tenía algún problema técnico con su flauta traversa, no lo demostraba en sus pasajes solistas, donde realmente se lucía. Un marco perfecto que dejaba claro que en su rol de “4-40”, digamos, se acomodaban maravillosamente.

Se sabe que Russell maneja el saxo como si hubiera nacido con uno en los brazos, pero ¡hay que rendir examen con un instrumento tan difícil! El lo rinde, y lo aprueba con distinguido.

Escuchar a semejantes instrumentistas fue un verdadero placer, un remanso en la noche, una tregua en la vida.

Y no, no crean que me olvido de Ignacio Álvarez. Lo dejo para el final, porque dio una verdadera lección de cómo sostener el ritmo de todos los temas, adecuarse a la guitarra que también llevaba el ritmo, no entrometerse con los vientos, dejar que éstos se luzcan sin competencia alguna. Su manejo de las tumbadoras, en especial, maravilla. No se sabe qué se pone en las manos, además de la calentura de seguir el ritmo, inventando a cada rato variaciones dentro de la misma tesitura.

Lamentablemente, este grupo, como casi todos los que invita Nora, difícilmente vuelva a este Gualeguaychú, nuestro y suyo, porque todos (o casi todos, porque Nacho Álvarez, con esa pinta de negrito vago con mechas rastas, no creo que sea conciudadano nuestro, tan serios nosotros); todos o casi, decía, digo, son de Gualeguaychú.
Motivo extra para alegrarnos y sentirnos felices de haber sido parte de esta historia que contaron Mariana, Roberto, Manuel y Nacho, y nosotros escuchamos con deleite.

Benedetti replica: “Me asombra que Díaz salga en defensa del Intendente”

Jaime Benedetti
Jaime Benedetti

Leí la nota publicada en diario El Día del viernes 30, donde el Sr. Presidente de Corporación del Desarrollo, Cr. Roque Ricardo Díaz, reconoce respecto de la Planta de Tratamiento de Efluentes del PIG que “Hubo un cambio respecto al proyecto original” y que “el proyecto está en marcha”, lo cual no es ninguna novedad.o


Me sorprende que responda el Presidente de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú a un pedido de informes que dirigí al Poder Ejecutivo Provincial, ya que la información con que cuenta Corporación del Desarrollo es pública y compartida por todos los señores Consejeros con quienes guardo una cordial relación.

Noté que, sin agregar información documentada o diferente a la ya conocida por la comunidad, se pretende dar respuesta a un pedido de informes que redacté para que, en el marco de lo dispuesto por el art. 117 de la Constitución Provincial, el Poder Ejecutivo Provincial brinde precisiones sobre el estado de avance del proyecto, teniendo en cuenta, entre otras circunstancias, que en julio de 2008 el Secretario de Medioambiente de la Provincia, informó que el gobierno de Entre Ríos debía indefectiblemente licitar en el mes de septiembre de ese año las obras.

Me asombra que el Presidente de la Corporación salga en defensa del Sr. Intendente Bahillo, quien no creo que necesite abogado, pero al que le debo una aclaración: en la gacetilla de prensa, nobleza obliga, es verdad que deslicé un error, ya que donde dice “el Secretario de Medio Ambiente de la Provincia, acompañado por el Intendente de la ciudad, informaron que los fondos asignados se utilizaron para otra obra, etc…” debe decir: informó, lo cual excluye al Sr. Intendente.

Creo que es muy sano que la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú cultive una armoniosa relación con los poderes públicos, pero, con todo respeto lo digo, de ningún modo me parece acertado que su Presidente, por más conveniente que esto sea, se convierta en vocero de esos poderes, ya sea el municipio, el gobierno provincial o el nacional.

Entiendo que tengo autoridad moral para pedir por esta obra porque en diciembre de 2004, siendo presidente de Corporación, impuse al Gobierno sobre la necesidad de su concreción. Y cuando renuncié, para ser candidato a Diputado, dije que me ocuparía de que la Planta de Tratamiento de Efluentes se construyera desde el lugar en que el electorado me pusiera. Estoy convencido que interesando a los poderes públicos y a la opinión pública y recordando el compromiso público que estos asumieron estoy contribuyendo a ese cometido.

Comprendo cual es el rol que debe cumplir el Presidente de  la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú, pero el mismo no debe verme como enemigo cuando me intereso por una obra que considero muy importante para la región y no debe perder de vista que no cejaré en el cometido que la sociedad reclama: que se concrete la planta de tratamiento para beneficio de todo Gualeguaychú.

 

Jaime Pedro Benedetti

DNI 13.885.302

Diputado Provincial

 

Crean árboles artificiales para disminuir la presencia de dióxido de carbono

La concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera ha alcanzado una cifra récord a nivel mundial en 2008, 387 partes por millón (ppm) según las mediciones realizadas desde el Observatorio Loa Mauna, en Hawai (EE.UU.o


Prof. Norberto Ovando*

Opinión

 

Los datos nos dicen que emitimos 26.000 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año directamente a la atmósfera. Los expertos dicen que es insostenible el ritmo al que el hombre está dañando el medio ambiente.

 

Dejar de talar los bosques

Los bosques tropicales crecen sobre suelos de tierra turbosa (cubierta de musgo) o pantanosa, tipos de suelo con alta capacidad de almacenar dióxido de carbono en forma de material vegetal en proceso de descomposición. Pero cuando los bosques son talados o cuando los pantanos son secados para cultivos extraños a los terrenos, el dióxido de carbono escapa a la atmósfera y contribuye al calentamiento global.   

El experto inglés en bosques tropicales, Faizal Parish, opina que “Justamente la liberación de dióxido de carbono de los suelos de bosques talados está ocurriendo en impredecibles cantidades”.

Un estudio de la Universidad Nacional de Australia sostiene, además, que los bosques vírgenes almacenan un 60% más de CO2 que los bosques replantados.

Brendan Mackey, coautor del estudio, pidió al gobierno australiano que prohíba la tala de los bosques viejos en el país y advirtió que, "Si los bosques siguen siendo destruidos y deteriorados, el dióxido de carbono desprendido aumentará de forma significativa las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera".

 

Árboles artificiales

Si los árboles y los vegetales en general absorben CO2, lo mejor para combatir el efecto invernadero y el consiguiente cambio climático es plantar árboles artificiales, unas máquinas que a mayor escala produzcan ese efecto benéfico para el medio ambiente.

El profesor en geofísica Klaus Lackner, de la Universidad de Nueva York diseñó un árbol sintético que tiene la capacidad – al igual que las hojas de los árboles reales – de absorber dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera.

El científico, considera que cada uno de los nuevos árboles artificiales podría llegar a extraer de la atmósfera del orden de 90.000 toneladas de dióxido de carbono al año, el equivalente a las emisiones de aproximadamente 20.000 automóviles, una cifra verdaderamente extraordinaria.

 

Los desmontes en Argentina

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó este miércoles 26 de noviembre de 2007 la Ley de Bosques. La norma, fue apoyada por más de un millón y medio de argentinos que manifestaron expresamente su adhesión. La ley incluye la suspensión de los desmontes hasta que cada provincia realice un ordenamiento territorial de sus bosques nativos. Además, establece la obligatoriedad de efectuar estudios de impacto ambiental y audiencias públicas antes de aprobar un desmonte, y protege los bosques utilizados por comunidades campesinas e indígenas.
La realidad es que hasta la fecha la Ley no fue reglamentada y muchas provincias aprovechan para seguir desmontando indiscriminadamente, tanto es así que en el Departamento 12 de Octubre de la provincia del Chaco, se talaron más bosques proporcionalmente que en la República de Haití.
Nuestro país, Argentina, está en Emergencia Forestal: pierde unas 300.000 hectáreas de bosque nativo por año, una hectárea cada dos minutos.
La deforestación está alentada por el avance descontrolado de la agricultura y la ganadería provoca la pérdida de especies en peligro, desertificación, inundaciones y el desalojo de comunidades campesinas e indígenas.
La conservación de bosques en el país es un excelente aliado para atenuar la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero.

Reflexión final

"Seas individuo, organización, empresa o gobierno, hay muchos pasos que se pueden dar para reducir la huella del C02", afirmó el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), BanKi moon.
Sabemos que es necesario un cambio de rumbo en los modos de producción y consumo. La descontrolada y febril actividad empresarial debe chocar de frente con medidas políticas valientes, como las que recientemente tomó el Presidente de los EE.UU. Barack Obama, y los ciudadanos debemos rechazar este ritmo de "desarrollo" tan perjudicial, paradójico y carente de futuro.

 

* Vicepresidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN -

   Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la UICN.
   Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP -

Además de criticar ¿Qué hacen los que no hacen?

No hacer nada para que nada cambie es una práctica propia de los opinadores crónicos, charlatanes feriantes que abundan por estos días y abundaron siempre, aunque hoy, con medios informáticos son, probablemente, los mejores colaboradores de los ejecutores del próximo fracaso institucional – de continuar – el deseo de rejuntar la paja con el trigo o lo que surja de ello.o


Por Miguel Longarini (*)

 

Son miles los mails “enlazados” que envían- los No hacedores- vaticinando, denunciando, apoyando con o sin conciente a una porción de la disimulada derecha que “paternalmente” busca encontrar tierra fértil para “en nombre de la patria y la libertad”  seguir vendiendo banderas del archiconocido partido de los anti- negros , anti-peronistas, anti- pueblo. Esto es hartamente una reproducción de lo que tantas veces vimos los que asistimos a las tantas corrientes (alianzas, coaliciones cívico- militareligiosas, uniones democráticas, etc) oportunistas e inventadas sobre la debilidad de las mentiras y concretos intereses sectoriales.

Algunas izquierdas y derechas se trasvierten de progresistas postergados y se potencian en las críticas a un gobierno débil, plagado de corrupción y “ultra izquierda” de peligrosa historia… Así más o menos son los cargos  que se le imputan a una mujer que por primera vez en la historia institucional argentina, el voto popular le concede dirigir los destinos de nuestra patria.

Es evidente que el precio de pertenecer al sexo No varón y además lúcida, se paga caro a la hora de evaluar resultados y si es por el mismo género mucho peor. Ahora cuando se trata de medir con la vara del mediocre, pues, es casi demencial o definitivamente patológico la pobreza de argumentos con los que se quiere o pretenden mostrar una realidad basada en difamaciones, lucubraciones o simple desprecio.

Así van las cosas dentro de un contexto neo-colonial venido a menos y en peligrosa retirada: Derecha por centro e izquierda de la derecha. Cada quién sabe por haber estado vivo qué representan cada uno de los virtuosos y “políticamente correctos” candidatos a todo en TODOS  los frentes. Nadie que tenga algo más de cuatro décadas podrá decir que no sabe quién es quién  y  para que lado patea.

Los “sensatos” oportunistas de esta nueva hora salvadora de “pellejos de pobres argentinos” que  promocionan e indican con algún disimulo para que no se note demasiado, pregunto: ¿Dónde viven? ¿Son nuevos en el arte de rosquear? Fundamentalmente: ¿Son mejores y porqué? ¿A cuánto cotiza la moral de cada uno? ¿A quién se le hace el juego? Es hora de fijar posiciones auténticas y quién acompaña por “acompañador nomás” que levante la cabeza y observe que es un traje de cordero, lo que lleva puesto el lobo.

Quién escribe este simple pensamiento, harto de recibir, ver y escuchar todo tipo de lamentables argumentos, ya ha pagado el precio de parecer peronista o justicialista u oficialista por escribir  con la memoria libre de contaminación química y/o adictiva partidaria. Pero deben saber quienes me conocen o no, que escribir para el aplauso siempre fue fácil, y hoy también lo es. Solo bastaría utilizar el femenino de caballo o brujo, o…todo lo ordinario y vulgar que  identifica a los opositores para dirigirse a nuestra presidenta, modo que detesto utilizar y escuchar, mucho más si la alusión es para una mujer.

Desde hace mucho ya no me interesa quedar bien con nadie que no sea mi conciencia, aunque a decir verdad, las veces que no la quise oír – a mi conciencia- y sí al ruido…vacío, me fue muy mal; Diría que tristemente no recordable, por lo que advierto: Todo el que desee sumarme otra etiqueta que lo haga, pero que la coloque junto a los  seres humanos libres de opinión.

Es penoso saber que casi nadie de los que trabajan de políticos resiste un archivo y, aunque hay excepciones, pareciera que la sequía  también nos dejó con osamentas… y no de vacas.

Sería altamente útil que se pudiera  mejorar como nación en serio  con Cristina o sin ella y su pingüino y, que alguna vez dejaran de echar culpas hasta con la posibilidad de manejos espurios con la lluvia y con el altísimo (dándole la espalda al clero local)

¡Qué acto noble! Y para destacar si lograran armaran un proyecto de gobierno superador, con nuevos dirigentes y que  con-tenga al ser humano como único y verdadero protagonista. Claro que para que eso suceda, habría que hacer limpieza; barrer el patio y juntar la basura, pensar en serio y actuar en consecuencia… Ah, algo fundamental para tener en cuenta: re-conquistar a los sectores desclasados que son mayoría absoluta por obra y gracia de quienes pretenden ser hoy sus salvadores.

Con Cristina o sin ella, siempre se necesitan las mejores ideas, que no son las que se plantean para mejorar sectorialmente a los que tienen y que fueron los más beneficiados del modelo, sino a los claros perdedores y verdaderos motores del trabajo y consumo que son los trabajadores en pleno empleo o simples changas en negro. La única mejora debe venir desde abajo hacia arriba si se pretende decir la verdad sin eufemismos.

 

(*) Poeta y librepensador argentino.

Ávila: “El gobierno provincial es el único responsable de que haya clases en el ciclo lectivo 2009”

A un mes del inicio de clases todavía no se ha dado la mesa de negociación solicitada por AGMER desde octubre 2008.o


Por Oscar Ávila

Especial para El Día

 

Es inaceptable que se especule con los tiempos y siempre se tenga una respuesta dilatoria para conversar sobre temas educativos tan importantes para la sociedad entrerriana.

Esa ha sido, es y será nuestra tarea como gremio docente: debatir sobre los temas específicos y los generales de interés para toda la población.

Nosotros advertimos ya en el último Congreso del 20 de noviembre sobre las dificultades que debíamos afrontar para el ciclo lectivo 2009: respuestas del gobierno ninguna, especulación mucha, reacción no se ve ninguna.

 

“Hay especulación”

Resulta difícil entender que haya buenas intenciones cuando hay especulación, cuando falta un mes para el 2 de marzo y no se hayan conversado temas importantes como edificios escolares, capacitación, deudas salariales, reclamos de antigüedad, análisis del nomenclador, descuentos de días de paro, descuentos erróneos, planes compensatorios, comedores escolares, copa de leche, caja de jubilaciones, implementación de la ley de Educación, incentivo para jubilados, plan de viviendas pendiente de la gestión Busti.

Sueldos mal liquidados, porque se cambio el PREGASE por el SAGE pero las consecuencias la siguen pagando los compañeros docentes y quien no cobró debe esperar 30 días para cobrar (son 60 días sin sueldo), situación que los compañeros no pueden sostener. Esto convierte a la persona al servicio del sistema y no al sistema al servicio de las personas.

 

La nueva ley de Educación

Y el gran tema que va a dar que hablar es la implementación de la Ley de Educación: dijimos muchas veces que se hacían cosas con escasa participación y así lo demuestra la realidad. Aparece en un medio provincial palabras del Senador Panozzo que advierte sobre el cierre de escuelas rurales. Esta fue una realidad que a fines del año 2008 conversamos con los Compañeros. Directores de Escuelas Rurales preocupados y advirtiendo que siempre pagan culpas quienes no la tienen. Y en cuestión de ajustes económicos, siempre se achica en educación, cuando el slogan dfe campaña fue “Más y mejor educación”.

De ser ese el pensamiento del Senador Panozzo, lo repudiamos totalmente y estaremos arbitrando acciones para pelear por la continuidad de las escuelas rurales: todas y cada una son importantes. Se debe ver a la educación como una inversión.

Y si continuamos analizando la realidad seguramente encontraremos problemáticas a cada paso.

Frente a esta realidad es el gobierno provincial el que debe responderle a los padres que preguntan ¿por qué no se ponen a conversar con tiempo para que haya clases?, ¿comenzarán las clases?

El Gobierno no puede eludir su responsabilidad de garantizar la educación, incluyendo en esa garantía a los docentes, que somos partes del sistema porque, pareciera que llegado el momento, nos convierten en enemigos.

Casa Blanca, presidente negro…

“La conciencia es esa voz interior

que te advierte algunas veces que

alguien te puede estar mirando”
                               
                               H.L. Mencken


Por  Dr. Raúl Arellano

 

Quizá pueda resultar una circunstancia anecdótica y/ó histórica la asunción de Barack Hussein Obama a la presidencia de EE.UU. o quizá desde estas latitudes haya una mirada sesgada o esperanzada según quién y desde dónde se lo mire.

Lo cierto es que el presidente número cuarenta y cuatro para los norteamericanos emerge dentro de un contexto mundial muy revuelto y conmocionado; con más preguntas que respuestas y con un panorama global que se parece más a un modelo para desarmar que a un modelo para armar; me animaría a afirmar que tiende más a un modelo para evitar que para imitar.

Pero el show debe continuar  y el tema central es cómo y con quién.

Da un poco de preocupación el exceso de optimismo y una exagerada esperanza manifestada no sólo por los ciudadanos norteamericanos, sino por la comunidad internacional en general.

¿Obama nuevo presidente u Obama salvador?; en este caso se recomienda no exagerar demasiado para que un eventual desencanto no sea tanto.

¿El mundo está transitando el fin de la historia, el mundo es testigo del fin de las ideologías, resulta mesiánico el colapso del sistema económico, la guerra por el agua es un secreto a voces? Demasiadas preguntas en busca de una desesperada y urgente respuesta.

¿Y dónde está Argentina?

No me refiero a su ubicación geográfica sino a cuál es el espacio que supimos conseguir en la historia, dónde estamos y con quién caminamos este proceso histórico y sobre todo a dónde queremos llegar.

¿Nos une el amor o nos une el espanto? Un buen tema de debate para intelectuales, para ciudadanos de a pie y sobre todo para dirigentes trasnochados que todavía no se enteraron que significa dirigir y cumplir dignamente ese rol.  Definitivamente, se necesitan dirigentes con una visión estratégica, dirigentes interesados en el país más que en los partidos.

Resulta políticamente correcto preguntarnos qué nos espera con Obama como nación, como comunidad viva y cuál sería el grado de esperanza que albergamos sentidamente.

Si bien el grado de interés que puede despertar o no la región para el nuevo mandatario es importante, eso dependerá en gran parte de lo que seamos capaces y de lo que seamos capaces de hacer, porque en un contexto socio-político cada vez más competitivo nadie regala nada.

El presente análisis quizá intente ir más allá de la clase política que no es más que el resultado de lo que es y representa la sociedad; sino llegar a interpretar el sentimiento del pueblo, de su gente y sus circunstancias, porque da la sensación que la gente ha crecido a fuerza de desencantos muchos más que muchos dirigentes y esto es bueno.

¿Cuánto tiempo esperó la comunidad negra terminar de sentirse norteamericana de tiempo completo? y ese momento llegó, no hace mucho tiempo no era ni siquiera una utopía, era una verdadera locura.

Algunas señales son verdaderamente increíbles y dignas de tener en cuenta; que el Capitolio fuera construido por esclavos negros, que el gobierno de Obama diera espacio a los más aptos prescindiendo de su color político entre otros. Mientras tanto la política instalada por la dirigencia política existente se debate infructuosamente entre crear una oposición ó en tener más ó menos prensa para algunos opositores y eso es todo. Todo esto se parece más a una tragedia que a una comedia.

El mensaje que supone este análisis es que el mundo cambió y mucho, ya no es ni ancho ni ajeno y donde las paralelas a veces se tocan. Urge entender que se está jugando tiempo de descuento, que no hay más prórrogas y que de aquí en más toda fiesta se paga.

Por eso cuesta entender que se siga gobernando por el espejo retrovisor y con algunos resentimientos que no hacen otra cosa que avivar heridas muchas veces innecesarias.

¿Qué sería de la comunidad alemana después del nazismo, de los judíos después del Holocausto, de los armenios después de tanta muerte, de los japoneses después de Hiroshima y Nagashaki?

Entenderíamos que el dolor y el sufrimiento no crean resentimiento sino crecimiento y tienden un manto de piedad a sus enemigos y creer en una justicia justa que llega de distintas maneras y no siempre pasando por un juzgado que no siempre resulta justo.

Siempre creí que Dios y las conciencias se ocuparían de los miserables y eso es bastante.

Parafraseando a J. F. Kennedy podríamos decir que no siempre deberíamos esperar qué puede hacer el país por nosotros, sino qué podemos hacer nosotros por el país. También podríamos exclamar que podemos ofrecer al mundo para que el mundo nos considere, nos reconozca y nos dé un lugar digno y merecedor.

Casa Blanca, presidente negro dejó de ser una utopía y hoy día es una realidad; porque ningún país puede ser mejor que lo que su gente es y se atreve.

Enarbolar en Argentina la utopía de ser mejores en lugar de estar mejores y de que somos capaces de cambiar la historia; no sería una mala idea y lograr que cambiar deje de ser un verbo, para ser una nueva actitud.
De ser así, ¡¡¡celebremos!!!