Un británico se tatuó la foto del “reencuentro en Malvinas”

Un dibujante entrerriano unió con una improvisada obra realizada en lápiz a una mujer con su hijo caído en Malvinas. Se trata de José Garay, quien compartió el dibujo en las redes sociales y, cuyo posteo se esparció por todo el país.
En el boceto, que cuenta con el título “Él estaba ahí”, aparece Emilia y junto a ella, su hijo Luis Roberto Fernández, caído en batalla en la guerra del Atlántico Sur. La imagen fue motivada por una fotografía tomada en el cementerio de Darwin en el que Emilia llora sobre la tumba de Luis Roberto, en momento en que los familiares argentinos de los caídos, visitaron el campo santo en el atlántico sur.

Impresionante repercusión

Esa imagen conmovió al país y fue reproducida por gran cantidad de medios del país. Al hablar con medios de la provincia, Garay dijo que “el más alto nivel de emoción fue la comunicación telefónica del sobrino de Luis Fernández desde Chaco, que estaba con Emilia al lado y fue un pico muy importante de emoción”, afirmó el dibujante entrerriano, domiciliado en Villa Elisa.
Pero la imagen sigue causando emoción y fue tan impresionante la repercusión del dibujo que, el propio José Garay, contó en las redes sociales sobre otra situación que le sucedió con su ilustración y que el produjo emoción.

Desde tierras británicas

Esta vez el mensaje, paradójicamente llega desde Inglaterra, el protagonista de aquella guerra por el territorio argentino. Según contó Garay, un ciudadano británico, se tatuó en su espalda, la ilustración que José dibujó como homenaje a esa madre que se reencontró con su hijo en el cementerio de Darwin. Ante tan gran sorpresa, José Garay contó en su cuenta de Facebook, lo sucedido y deja entrever que, pese a que no se entendieron mucho con el ciudadano británico por el idioma, ambos sienten la misma emoción por el dibujo y el mismo dolor por los caídos en Malvinas.

La foto del tatuaje

“Siguen pasando cosas por ahí un poco extrañas si se quiere, en torno al dibujo de Malvinas.
Se comunicó por face un ciudadano británico y me mandó esta foto de un tatuaje que se hizo en su espalda”, contó José y agregó: “debido a que no hablaba nuestro idioma y a que mi inglés es muy rudimentario, no pude ahondar mucho al respecto”, aclaró.

Homenaje a los nuestros

Asimismo, Garay contó en las redes sociales: “rescato que se respetó el dibujo original con el uniforme, casco y armamento nuestros y la imagen de Emilia. El único agregado son las flores rojas, que en general son metálicas y ellos (por los británicos), ponen para homenajear a sus soldados muertos en combate”, dijo el dibujante entrerriano.
“Desconozco las razones para que se haga semejante tatuaje, pero no me pareció ofensivo y lo interpreto como un homenaje a los nuestros”, concluyó Garay al referirse al recuerdo de los soldados argentinos caídos en la Guerra de Malvinas. Elonce.com

 

La Oficina Anticorrupción pidió 5 años y seis meses de prisión para Boudou

Además, solicitó una multa de 90 mil pesos e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos

En el final de los alegatos por el caso Ciccone, la Oficina Anticorrupción, a cargo de Laura Alonso, pidió cinco años y seis meses de prisión para Amado Boudou. También solicitó una multa de 90 mil pesos e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Para Núñez Carmona, pidió cinco años de prisión, para Alejandro Vandenbroele un año y seis meses, para Nicolás Ciccone 3 años y ocho meses, para Resnick Brenner tres años y para Forcieri 2 años y cuatro meses.

Durante los alegatos, la OA afirmó que quedó demostrado que el Boudou  “como ministro de Economía actuó disciplinando a un montón de reparticiones públicas para un negocio privado”.  También advirtió, a través de sus abogados Matías Rey y Natalia Pereyra, que los testigos contra el ex vicepresidente fueron amenazados o denunciados por falso testimonio y hasta incluso despedidos del Estado cuando comenzó la investigación en 2012.

“La prueba que hemos conseguido en el juicio supera el testimonio de (Alejandro) Vandenbroele como arrepentido”, afirmaron y sostuvieron que “Boudou, como ministro de Economía, tuvo injerencia para que se realizara un negocio”.