Comenzaron las remodelaciones en el Hogar de Ancianos

hogar de ancianos.jpg web

Gracias al aporte de la Clase 61 del Regimiento, comenzaron la ampliación y los arreglos en el cuarto de las abuelas, que les brindará un mejor confort. Las obras fueron un pedido expreso del PAMI.

Durante la tarde del jueves, directivos del Hogar de Ancianos Jeannot Sueyro, personal del lugar e integrantes de la Clase 61 del Regimiento –responsable de los aportes– recorrieron las obras que comenzaron en el cuarto de las abuelas.

Las obras que se están llevando a cabo en el hogar están focalizadas en el cuarto de las abuelas: hasta ahora, todas compartían un único dormitorio de dimensiones importantes, con camas distribuidas de manera arbitraria. En cambio, tras esta remodelación, el lugar estará óptimo según los estándares de función que pide el PAMI: se reducirá el enorme espacio único y se subdividirá en habitaciones, para que cada las residentes tenga su espacio y su baño privado cerca y compartan la habitación con sólo tres o cuatro compañeras.

 

Te puede interesar: El conflicto con PAMI podría llegar a la Comisión Interamericana de DDHH

 

En el caso de los abuelos, ya tienen su propia distribución, que se completó con la división de baños correspondientes.

Sin embargo, aún son muchas las obras que se necesitan en el Hogar de Ancianos. Uno de los que está pendiente es el de la cocina, y para el cual ya se está trabajando para generar los recursos para comenzar con esa etapa del proyecto. Y también esperar al momento indicado para no encarar todos los trabajos al mismo tiempo. “Tenemos esta parte en espera para no ocasionar tanto movimiento con trabajos de albaliñería”, informó Gustavo Picolli, integrante de la directiva del Hogar.

“Sería bueno que los socios voluntarios, a los cuales sólo se les pide colaborar con una cuota mínima, sean un poquito más y podamos llegar a los mil”, estimó Picolli, quien agregó que en la actualidad sólo cuentan con 200 voluntarios. “Llegar a los mil nos permitiría bajar el déficit mensual que tenemos y lograr una cierta estabilidad. Hasta que las reglas de este tipo de instituciones no sean cambiadas, tendremos que seguir en la lucha diaria de sostenernos”.

“Es como remar en un mar de dulce de leche”, se lamentó antes de sostener que “siempre estamos tratando de tapar huecos, y no podemos ordenar los pagos, por lo que normalmente alguien queda pendiente, preservando la salud y una buena calidad de vida de nuestros adultos mayores”.

Las obras del cuarto de las abuelas

Los aportes para este último trabajo fueron realizados por un grupo de amigos de la Clase 61, que cumplieron con el entonces Servicio Militar Obligatorio en el Regimiento local. “Con el pasar de los años y gracias a las redes sociales nos fuimos juntando y reagrupando para compartir encuentros y comidas, donde revivíamos anécdotas. Todo empezó como una peña, pero terminamos siendo un grupo de unos 35 con deseos de ayudar a la comunidad”, contó a ElDía Eduardo Almada, presidente de la Clase 61

Almada dijo que no tiene precio la sensación de comenzar a ver plasmada una obra planificada en beneficio de los adultos mayores: “Fue gracias al apoyo de toda la comunidad de la ciudad que se sumó a esta iniciativa”, resaltó.

La Clase 61 logró los fondos necesarios para esta obra organizando ventas de pollo, buseca y locro. Con lo recaudado, fueron comprando poco a poco los materiales que ahora se están utilizando en la remodelación del hogar.

“Es algo muy grato para la institución que un grupo de seres humanos, en este caso agrupados en la Clase 61, pensara en nosotros, en los adultos mayores, y fijaran un proyecto y se pusieran a trabajar”, agradeció Picolli.

Hace un par de años, el hogar, a través de los medios, llamó a aquellas personas que tuviesen una idea, una iniciativa para juntar fondos para los abuelos, que se acercaran.  Y si era plausible, se iba a implementar. Esto mismo fue lo que pasó con el trabajo que realizaron los de la Clase 61.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.