Comenzó la siembra de soja de primera

 

eSPERANZA SOJA

Con un alto grado de desánimo se implantaron los primeros lotes de soja en la provincia. La intención de siembra de arroz es menor a la del año pasado.

 

En el ámbito provincial se inició la siembra de las primeras chacras de soja correspondiente a la campaña 2015/16 y si bien los modelos climáticos anuncian la presencia de un evento “El Niño” para el verano (lo cual trae aparejado un incremento en las precipitaciones y por lo tanto un beneficio para la oleaginosa), el futuro financiero y económico de los productores hace meses que se encuentra en alerta rojo generando un desánimo por la implantación del cultivo.
Cabe recordar que el área implantada con maíz de primera experimentó una caída del 40% aproximadamente, la intención de siembra de arroz tiende a ser levemente inferior a la del año anterior, la desaparición prácticamente de la siembra de girasol y finalmente el sorgo actualmente manifiesta una tendencia negativa, estos factores orientan a pensar en un incremento significativo en la superficie de soja, pero esta afirmación no es tan precisa.
Por un lado, la Bolsa de Cereales de la provincia,  reporta que se observan fundamentalmente hacia el centro norte de la región muchos lotes sin barbechar (enmalezados) y que por lo avanzado del año muy posiblemente queden sin sembrar ningún tipo de cultivo debido a que el endeudamiento y la falta eficiente de financiación han ocasionado que los agricultores se liberen de hectáreas que ya no pueden pagar en arrendamiento.
El aumento del flete ha impactado muy fuertemente en la rentabilidad de los cultivos, lo cual se agrava con la caída del precio de la mayoría de los commodities, lo cual provocó que sectores alejados del puerto se vuelvan inviables para la producción, claramente se observa que el impacto en el ingreso bruto aumenta a medida que nos alejamos en dirección noreste.
Por ejemplo si la distancia promedio es de 250 km (Departamento Villaguay), implica una reducción del 13% en el ingreso bruto/hectárea al transportar la producción de soja y una merma del 28% del ingreso bruto/hectárea para maíz. Por otra parte, para una distancia promedio de 250 km el flete representa alrededor de 142 kg/tn transportada de soja y 300 kg/tn transportada para el caso del maíz o sorgo. Si lo expresamos en dinero el productor recibe $2.210/tn de soja pero tiene un gasto en transporte de $314/tn transportada (lo cual implica el 14% sobre el ingreso bruto) y en el caso del maíz o sorgo el productor recibe alrededor de $1.000/tn, impactando el flete en un 31% sobre el ingreso bruto. Finalmente, la ganadería ha ganado un poco de terreno compitiendo con la agricultura, aunque no son muchos los agricultores que de un día para otro pueden reconvertir su sistema agrícola a ganadero

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.