Construyen la primera vereda a través del programa municipal

Veredas 1

Se lleva a cabo con baldosas elaboradas en la Fábrica Municipal Cooperativa (Famuco). La iniciativa busca mejorar la transitabilidad peatonal de la ciudad.

El Programa Municipal de Veredas (Promuve) cuenta con más de 80 vecinos inscriptos, 33 relevamientos realizados y cinco convenios ya firmados, a partir de los cuales próximamente se iniciarán nuevas obras.

Días atrás, la cooperativa Construir Seguros trabaja en la primera experiencia con las baldosas construidas en la Fábrica Municipal Cooperativa (Famuco), donde se genera el material que luego es colocado en las veredas que financia cada frentista.

“Esto es una máquina de generar trabajo y soluciones a los vecinos. En principio estamos pensando en producir 3 o 4 veredas por mes con diversas cooperativas, que están en el rubro”, afirmó Mauricio Weber, director de Cooperativas del Municipio.

Cómo acceder a la nueva vereda

El programa municipal ofrece facilidades para quienes deseen reparar o reconstruir su verada, responsabilidad de cada frentista.

El Promuve ofrece:

  • Diseños de veredas exclusivos
  • Materiales de alta calidad elaborados por la Famuco
  • Mano de obra de cooperativas de trabajo especializadas
  • Financiamiento a través del otorgamiento de facilidades en la forma y condiciones de pago de los materiales y la mano de obra

 

Para inscribirse, los interesados deben consultar en Dirección de Cooperativas (Cervantes 1184), de lunes a viernes de 7 a 13. A partir de la inscripción, el equipo del Promuve realizará un relevamiento técnico de cada vereda, y en caso de que la obra lo requiera el propio programa ofrece demolición y movimiento de suelo. Además, se dispone entrada de agua, llave maestra y pluviales.

“Además, en caso que el frentista lo desee, se ofrece la instalación de canastos de basura, fabricados en un taller de formación laboral que tiene la escuela Rizutto. Y una pantalla de hormigón de 60 x 60 para plantar los árboles, que sirven de guía para evitar problemas con las raíces”, explicó Weber.

 

El trabajo cooperativo como política de Estado

Las baldosas son elaboradas en la Famuco, que funciona en el galpón productivo del barrio Anhelado Sueño, donde trabaja la cooperativa Mocoretá. Este tipo de baldosas ya se instalaron en la vereda del Centro de Salud de Suburbio Sur, en la plazoleta Haddad, se utilizarán en el CIC “Néstor Kirchner” y también en el Nuevo Paseo Avenida Parque, que se proyecta para este año. La Famuco produce alrededor de 3000 baldosas por mes.

Además de baldosas, la fábrica municipal produce pilares monofásicos, cámaras de inspección y ladrillos ecológicos. “De esta forma podemos lograr tres cosas centrales: abastecernos de recursos propios, generar trabajo para las cooperativas y ahorrar costos para el Estado por un 40%, con relación al mercado”, concluyó Weber.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.