Daniel Garbino: “Con el Municipio siempre es una de cal y una de arena”

Carnaval tapa

El dirigente de Central Entrerriano, que es parte de la Comisión del Carnaval del País, criticó el papel del Ejecutivo ‒a quien apuntó por haberse querido quedar con la organización del espectáculo‒  y de la Policía durante la polémica noche del último sábado. Además, se aprobó un Protocolo para Contingencias Climáticas y se agregó una noche más, el 4 de marzo.

Las esquirlas de la bomba que estalló el último sábado en el Corsódromo, luego de que se decidiera realizar la cuarta noche de carnaval bajo una intensa lluvia, siguen cayendo sobre la cabeza de los dirigentes, no solo de los clubes que organizan el espectáculo sino también, como en este caso, de políticos.

El que habló con ElDía desde Cero fue Daniel Garbino, dirigente de Central Entrerriano y representante de la comparsa Marí Marí en la Comisión del Carnaval.

Luego de hacer la autocrítica por la “equivocada decisión” de realizar el espectáculo bajo una intensa y constante lluvia –aunque Marí Marí fue la única comparsa en desacuerdo con esa postura–, dio a conocer dos novedades con respecto a la organización del espectáculo: por un lado, la comisión aprobó el Protocolo para Contingencias Climáticas; por otro lado, también se resolvió agregar una fecha más el sábado 4 de marzo.

 

Nota relacionada: El Carnaval aprobó un Protocolo para Contingencias Climáticas 

 

Sobre el primero de los puntos dijo que “es un tema que hace a la seriedad en el manejo de la Comisión del Carnaval” y “se venía planteando hace mucho tiempo”.

“El protocolo se decidió a partir de la desgraciada experiencia del sábado pasado, cuyo punto principal es que nunca más se arrancará un desfile con lluvia. La gente de Gualeguaychú sabe que cuando el carnaval arranca sin lluvia y después llueve, el desfile continua (esto quedó establecido en el documento). Pero una cosa muy distinta es lo que pasó el sábado”.

Otro de los puntos centrales del protocolo aprobado es que no se devolverán más entradas, sino que, en caso de suspensión se reprogramará la fecha, de manera automática, para el domingo siguiente. “Y en el caso de que el domingo no se pueda hacer, el espectador afectado podrá elegir cualquiera de las noches restantes”, explicó Garbino, quien además criticó duramente el accionar de la Policía y del Municipio durante la polémica noche.

“Lo de la Policía no fue nada feliz”, ya que “fue totalmente pasivo su accionar con respecto a las personas que se metieron a la pasarela del Corsódromo, y eso que cobran mucha plata”, apuntó el dirigente y aclaró que sus declaraciones son “a título personal”.

Por cada noche de Carnval, el operativo policial demanda cerca de 120 efectivos y cuesta alrededor de 80 mil pesos.

Con respecto al rol del gobierno local, Garbino dijo que “el Municipio ha tenido una actitud complicada, en el sentido de que no hubo un solo llamado telefónico para ver si necesitábamos algo. Además de la pasividad, hay que sumarle los comentarios en distintas redes sociales donde funcionarios municipales dijeron barbaridades en contra de la Comisión del Carnaval, como si la fiesta no fuera de todos”.

Asimismo, se refirió a la supuesta intención del Ejecutivo de quedarse con la organización del espectáculo: “el secreto de que el carnaval haya durado tantos años tiene que ver con el hecho de que lo manejan los clubes. Después de esa reunión con unos 25 funcionarios, menos el intendente (llevada a cabo el año pasado), nos llamó Piaggio y nos echó en cara el hecho de salir públicamente en los medios antes de hablar con él… le respondí que era un intento de quedarse con el carnaval”, aseguró el dirigente, quien dijo estar “completamente seguro” de esa intención.

“Hemos tenido una relación muy irregular. Estamos esperando trabajar en conjunto, pero con el Municipio es una de cal y una de arena. Para mí el Municipio es una parte importantísima del carnaval, un socio estratégico”, destacó Garbino, pero se quejó de que “en la superficie somos todos Gardel y Lepera, pero por abajo hay una movida subterránea buscando criticarnos o poner piedras en el camino”.

El protocolo

Además de  los puntos expuestos, el Protocolo establece que “en el supuesto de amenaza de lluvia, el horario tope para decidir la realización o suspensión del espectáculo se establece a las 21 horas del día del evento”. Asimismo, quedó documentado que “el desfile será puntuable en todos los casos en el que el mismo inicie. Si luego de iniciado el desfile comienza a llover de un modo que pueda modificar el desarrollo normal de cualquiera de las comparsas, los tres clubes participantes decidirán por consenso si la noche será o no puntuada”.

Por otra parte, al ser consultado por ElDía, el presidente de la Comisión Central del Carnaval, José El Kozah, dijo que oficialmente no se comunicó nada  al respecto, ni sobre el accionar de la Policía ni del Municipio. “Es un momento complicado para hablar de estos temas puntualmente”, indicó.

“Más allá de que el Municipio no está participando de las reuniones de la Comisión, como en años anteriores (el primer año de la gestión Piaggio sí participó), tenemos un diálogo fluido, por los canales normales”, dijo El Kozah, y destacó el programa, propuesto desde el Ejecutivo, mediante el cual cerca de 200 chicos pueden disfrutar del espectáculo de manera gratuita.

El dato 

Se agregó una nueva fecha al espectáculo. Será el sábado 4 de marzo, la entrada para el público de Gualeguaychú tendrá un valor de $50, mientras que para los entrerrianos saldrá $100 y $200 para el resto.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.