En el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, destacan el trabajo del CAPS Munilla

CAPS Munilla

Desde el equipo de Salud Comunitaria de la Secretaría de Desarrollo Social y Salud remarcaron la importancia del control temprano tanto en el embarazo como del neonato, además de los controles periódicos durante la primera infancia.

Hoy fue el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas. En este marco, desde el Municipio recordaron que durante el embarazo se produce una serie de cambios en la función cardiovascular que son necesarios para la buena evolución de la gestación.

 

Te puede interesar: Gualeguaychú recibió equipamiento cardiológico y odontológico para los CAPS

 

“Es por esto que desde el equipo de Salud Comunitaria de la Secretaría de Desarrollo Social y Salud se impulsa en cada uno de los CAPS la captación y control temprano tanto del embarazo como del neonato, además de los controles periódicos durante la primera infancia”, destacaron, al tiempo que recordaron que en el Centro de Salud Munilla se encuentra en funcionamiento un consultorio de cardiología, en el que se pueden realizar consultas en cuanto a diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. El mismo “ocupa un rol fundamental en el CAPS y tiene como objetivo común prevenir y mejorar el pronóstico de los pacientes con factores de riesgo o patologías cardiovasculares establecidas”.

Cada 14 de febrero se pretende tomar conciencia sobre esta enfermedad que en la Argentina ya afecta a uno de cada cien recién nacidos, según datos oficiales del Ministerio de Salud de la Nación. Una Cardiopatía Congénita es una alteración del corazón y de los vasos más grandes que se originan antes del nacimiento. La mayoría de estos procesos se deben a un desarrollo defectuoso del embrión durante el embarazo, cuando se forman las estructuras cardiovasculares principales.

Esta enfermedad es la anomalía congénita más común y la principal causa de muerte durante el primer año de vida. En el país nacen al año unos 7 mil niños y niñas con esta patología. Los síntomas dependen de la afección específica de que se trate. En el caso de los bebés, el color azulado de la piel y mucosas, el retraso de crecimiento con poco progreso de peso puede ser indicador de una cardiopatía congénita. En niños más grandes cuando hay incapacidad para realizar actividades físicas, desmayos o cuando el niño presenta un color cianótico (azulado) en la piel o las mucosas.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.