DIABETES: “Se puede comer bien y seguir el tratamiento normalmente”

DIABETES VA.jpg WEB

La Facultad de Bromatología de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) y el Centro de Salud Juan Baggio comenzaron con un ciclo de chalas semanales abiertas a la comunidad. “Empezamos con la diabetes, pero continuaremos con otras enfermedades que preocupan a la gente”, contó la doctora Mónica Paneth.

Con la intención de acercar los saberes universitarios a la mayor cantidad de personas,  la UNER realiza diversas actividades por fuera de la facultad. El miércoles pasado, por iniciativa de la nutricionista del Centro de Salud Juan Baggio María Chichizola, comenzó a dictarse un taller, que se llevará a cabo una vez por semana y apunta a “tratar los mitos, verdades y cuidados que se deben tener en cuenta cuando se convive con una enfermedad crónica, como por ejemplo la diabetes, que es lo que tratamos en el primer encuentro”, contó la doctora Mónica Paneth, quien junto a Natalia Orcellet, de la Licenciatura en Nutrición, estuvo al frente de la primera reunión.

“Uno de los problemas más importantes de la persona que tiene diabetes, además de la falta de actividad física y el consumo de tabaco, es la alimentación. Entonces, desde el tercer año de la carrera de Nutrición, acercamos algunos concejos e interactuamos con las personas que asisten al taller, porque muchas veces hay mitos sobre qué comer y qué no comer que deben ser revisados”, explicó la profesional.

“Hay gente que tiene diabetes y se le dificulta alimentarse todos los días con todos los grupos de alimentos necesarios ¿Cómo podemos ayudar? Hay comidas que se creen prohibidas para un diabético y en realidad lo que hay que cambiar es la forma del preparado, simplemente. Por ejemplo, hay mucha gente que cree que la remolacha no es compatible con la diabetes, pero no es verdad, todo depende de las cantidades y de la manera de preparación”, remarcó la profesional.

Lo mismo pasa con alimentos como la papa, pero –según explicó Paneth– el punto está en las cantidades que se consumen, la variedad y la preparación. “En realidad no existe ninguna dieta para diabetes, lo que uno tiene que hacer es comer balanceado, equilibrar las cosas que vienen de la naturaleza, como las frutas, las verduras, los lácteos y las carnes”, indicó la doctora, al tiempo que insistió en que “se puede comer bien y seguir el tratamiento normalmente”.

Junto a Paneth y otros profesionales que irán pasando por el Hospitalito, estarán las licenciadas en Nutrición de la UNER.

“En cada taller me voy a referir a la enfermedad que vayamos tratando, mientras que las nutricionistas van a hablar de los alimentos y los hábitos que demandan cada patología”, aclaró la profesional.

Por su parte, la nutricionista del Hospitalito, María Chichizola, contó que el taller responde a “un aumento sostenido de los casos de diabetes que recibimos”.

Asimismo, apuntó a la necesidad de prevenir y educar a las personas, “no solamente en los hábitos alimenticios, sino también en el estilo de vida en general, porque el cigarrillo, el sedentarismo y la falta de actividad física también atentan, constante y silenciosamente, contra nuestra salud”.

La respuesta se repite una y otra vez: “no puedo hacer la dieta porque no tengo trabajo”. Justamente, los talleres apuntan a generar alternativas en este sentido: “sin dejar de tener en cuenta el tratamiento medicamentoso, necesitamos saber qué podemos comer sin la necesidad de gastar más plata, que es uno de los impedimentos que quien padece la diabetes presupone tener”, remarcó Chichizola.

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.