Diario de una reina: el camino de Flor Jurado hasta llegar a ser la soberana

Foto: Mauricio Ríos

Foto: Mauricio Ríos

La flamante Reina del Carnaval del País compartió con ElDía los primeros momentos de su reinado. Su historia, su sencillez y el reconocimiento a sus pares muestran un perfil en el que lo aristocrático no venció a lo plebeyo.

 

Amílcar Nani

 

De este lado del Océano Atlántico, el concepto de monarquía es abstracto, demodé y hasta absurdo. Sin embargo, el mismo fervor que lleva a los súbditos de los reinos desparramados a lo largo del mundo a rendir pleitesía a sus monarcas se contagia a otras latitudes. Debe ser por eso que en nuestro lado del mundo, donde la “sangre azul” no existe, elegimos reinas de todo tipo para que representen sin ningún poder absoluto los valores por los que fueron reconocidas. Y Gualeguaychú no es la excepción a todo esto.

 

Nota relacionada: Soñaba con el carnaval de Gualeguaychú y ahora quiere ser pasista

 

El viernes pasado, en el club Central Entrerriano, el Carnaval del País eligió a Florencia Jurado, la representante de la comparsa Papelitos, como su nueva reina. Reemplazará a Pamela Martínez, y durante todo este año será la representante y el emblema de la fiesta más grande de la ciudad. Y desde ese momento, todas las miradas se posaron sobre ella y su nombre ya quedó inmortalizado en el día a día de Gualeguaychú.

¿Sentiste alivio cuando el jurado te eligió para ser Reina del Carnaval del País?

La verdad que no, porque en ningún momento sentí al certamen como un peso sobre mis hombros. Por supuesto que mi intención siempre fue ganar, pero no fue ese nunca mi objetivo final. Desde que comenzó la elección me dije a mi misma que si llegaba a ganar iba a ser un regalo venido desde arriba, porque todo lo que ya había vivido hasta ese momento era un premio para mí.

¿Por qué creés que fuiste vos la elegida?

(Piensa y se toma su tiempo para elegir las palabras) Yo creo que fue porque fui muy genuina y pasional. Antes de subir para la primera pasada todos me decían que desde arriba del escenario, por las luces, no se veía a nadie. Pero no fue así: mientras hacía la pasada en traje de baño pude ver a toda la gente, y también al jurado sentado en el fondo. Lejos de amedrentarme, eso me dio la oportunidad para mirar a todos a los ojos y mostrarles como soy, de manera auténtica e intensa, como demostrando que lo mío no era una postura. Y realmente lo disfruté.

Florencia comparte los recuerdos de esa noche de manera caótica, mezclados por la subjetividad de la emoción y la felicidad. Confiesa que la pasada en ropa de noche fue en la que mejor la pasó, y los que la vieron el viernes tras bambalinas pudieron observar que lo que mostró arriba del escenario no era una postura: antes de la decisión final charló y mucho con sus contrincantes, y más que un espíritu competitivo se vio en ella un aire de camaradería.

 

Florencia Jurado de Papelitos (FOTOS: CARNAVAL DEL PAÍS OFICIAL)

Florencia Jurado de Papelitos (FOTOS: CARNAVAL DEL PAÍS OFICIAL)

El comienzo del sueño

La flamante Reina del Carnaval del País se enteró que querían que sea la representante de la comparsa del club Juventud Unida en septiembre pasado. Y contrario a lo que pueda pensar la mayoría, su primera respuesta fue un contundente “¡no!”.

“El que me llamó fue el director, Juane Villagra, y me negué inmediatamente. Le dije que no estaba bien físicamente, y realmente estaba en mi peor momento. Además, no me gustaba ese lugar, no me veía como reina de Papelitos”, confiesa a ElDía.

Pero Villagra, el debutante director que este año puso en la pasarela del Corsódromo a llamativa “Carnival Freak Show-Pasen y voten”, sólo quería a Jurado como reina de su comparsa.

¿Y cómo te convenció?

Me dijo que si no salía como reina no iba tener traje este año. O reina o nada.

Te puso entre la espada y la pared: o todo o nada…

Si, totalmente. Después me pidió que lo fuera a ver, que me quería mostrar lo que estaba preparando para Papelitos esta temporada. Y cuando vi el proyecto me cerró todo, un tema súper arriesgado y jugado. No me quedaron dudas que Papelitos este año iba a estar increíble.

Fue precisamente la insistencia del director, por sobre todo el tema Papelitos, una mordaz crítica satírica de la realidad política internacional, lo que terminó de convencer a Jurado para sentirse reina de la comparsa decana, de la cual forma parte desde los 10 años.

Con más de una década como carnavalera, Florencia Jurado transitó todos los puestos que una comparsa puede tener hasta llegar al lugar que ostenta hoy con orgullo. Comenzó a los diez años: hizo acrobacias en una carroza y también salió en las escuadras donde se va recontra tapada y muerta de calor. En 2009 salió en alpargatas y otro año con una máscara de látex que le tapaba media cara. Fue parte de la comisión de frente y otro verano del ballet interno. Hasta que en 2016 tuvo su primer destaque dentro del Carnaval al ser la portabandera de Papelitos. Fue inclusive hasta aguatera, lo cual habla de un largo camino hasta llegar a la corona.

Dijiste que en septiembre pasado estabas en tu peor momento…

Si, estaba con 10 kilos más encima, tapada de trabajo y obligaciones en Buenos Aires. Pero una vez que acepté comencé un trabajo de ejercicios y comida saludable para llegar óptima a la primera noche de carnaval.

¿Qué te dice ahora Villagra luego de haberte insistido tanto para que seas la reina?

 

Luego de la elección me mandó las capturas con todo lo que hizo hasta para que yo aceptara ser la reina de Papelitos. “¡Mirá dónde estás ahora! Yo siempre quise que vos seas la reina de Papelitos”.

De plebeya a reina

Cuando el carnaval acaba, la música calla y las luces se apagan, y Florencia vuelve a su vida normal. Estudia Derecho en la Universidad de Buenos Aires y trabaja en el Registro del Automotor porteño. Enfundada en su “ropa de civil”, hasta hace poco sus compañeros no sabían que a su lado trabajaba codo a codo con ellos una auténtica reina carnavalera.

¿Saben tus compañeros que sos una reina?

(Risas) Hoy las redes sociales muestran fotos y videos míos desfilando en el carnaval, los cuales están al alcance de todos. Pero hasta antes de la primera noche de carnaval no le había dicho a nadie que iba a ser la reina de una comparsa. Pero un día, un compañero de la comparsa fue por trabajo al Registro Automotor y medio a los gritos dijo: “Hola, vengo a buscar a la reina de Papelitos”. Yo me puse bordó, y ese día muchos de mis compañeros se enteraron que tenía ese lugar destacado en el carnaval.

Pareciera que ni aun habiendo sido elegida te sentís realmente reina del Carnaval…
Es que yo siento que soy un integrante más de la comparsa. Y mucho del cariño que recibo de mis compañeros es porque ellos saben que yo soy una más de todos ellos, alguien que simplemente da todo de sí por el espectáculo.

Vas a reemplazar a una de las reinas más emblemáticas y queridas de los últimos años como fue Pamela Martínez: ¿la  ves como un modelo a seguir?
¡Totalmente! El trabajo que ella hizo como Reina del Carnaval del País tiene que ser un ejemplo para mí y para todas las que ocupen este lugar en el futuro. Ha hecho una terea fantástica todo este año, y la verdad es que me encanta tenerla como una referente. No tengo la menor duda que ante cualquier cosa que necesite ella va a tener la mejor de las predisposiciones para ayudarme. Y no sólo a mí, sino a todos los carnavaleros que la necesiten.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.