Sus dos hermanas fallecieron de cáncer de pulmón y después de diez años dejó de fumar

Noemí Fernández
Noemí Fernández es vecina del Centro de Salud Juan Baggio y parte del primer grupo que comenzó el tratamiento con parches de nicotina para dejar el tabaco. La historia de quien logró abandonar el tabaco luego de sufrir la pérdida de sus hermanas de 46 y 50 años.
Hace dos meses el Centro de Salud Juan Baggio comenzó a cubrir la totalidad del tratamiento para dejar de fumar. El mismo, enmarcado en el Programa Nacional de Enfermedades Crónicas no Trasmisibles, consta de contención psicológica, actividad física y el suministro de parches de nicotina de manera totalmente gratuita.

Primero, todo el grupo de personas que voluntariamente accedió al programa tuvo una charla introductoria sobre los peligros a lo que están expuestos quienes fuman, a cargo del doctor Ismael Focaraccio. Luego, la entrevista personalizada con cada paciente y la entrega de los parches de nicotina. Para la contención de cada uno de ellos se creó un gabinete de profesionales y especialistas que ya está en plenas funciones.
Una de las vecinas del Hospitalito que comenzó el tratamiento es Noemí Fernández, quien contó su experiencia luego de diez años de fumadora y lo bien que logró sentirse pese a que apenas lleva poco menos de un mes sin consumir tabaco.
“Fumaba entre 30 y 40 cigarrillos por día, soy muy ansiosa. Cuando las chicas del Hospitalito me dijeron que empezaban con esto me anoté sin pensarlo, y anoté a mi hijo (16) y mi hija (36)”, relató.

 

 

Nota relacionada: Masiva marcha contra el cáncer: “Queremos respirar sin miedo”

 
“Después de la charla tuvimos una consulta con el doctor y nos dio los parches y las pastillas para la ansiedad, dependiendo de la cantidad de cigarrillos que cada uno fumaba. Al principio me costó, fumaba dos o tres por día, pero al quinto día me empezó a generar rechazo, y ahora ya ni lo puedo oler”, reconoció Noemí, con una gran sonrisa en su rostro.
Su caso es especial, no es uno más. Noemí sufrió el fallecimiento de dos de sus hermanas a causa del tabaco: “murieron de cáncer de pulmón, una a los 46 y la otra a los 50, tengo esos antecedentes en la familia, eso también se lo conté al doctor”, relató.
El tratamiento es totalmente gratuito y consta de la provisión de los parches y, en el caso de ser necesario, de pastillas para la ansiedad. Además, cada dos semanas los pacientes deben volver al Centro de Salud para ver al doctor, más allá del seguimiento psicológico y nutricional.
No hay límites de edad para comenzar y, además, la parte clínica se complementa con las “caminatas saludables” que se realizan todos los martes y jueves.
“El cambio es casi inmediato. Lo noto en la piel, en la cara, en todo el cuerpo. El olor a tabaco es horrible, y más en una mujer…además es un gasto importante, tené en cuenta que yo fumaba dos atados por día, y hoy no bajan de $50 cada uno, es un ahorro bárbaro”, celebró la vecina del Baggio, al tiempo que se mostró segura de no recaer en el cigarrillo: “ya me cansaba de limpiar, me agitaba de subir una escalera; ahora hasta el humor me cambió, al pucho no lo agarro más”.
Se puede
Por su parte, el director del Centro de Salud Juan Baggio, Jorge Roko, celebró la realización del programa y felicitó a quienes son parte del mismo. “Con todo el esfuerzo que hacemos para contar con estos recursos, escuchar experiencias como la Noemí nos genera una gran satisfacción, es una muestra de que lo hecho vale la pena”, indicó.
“Mucha gente piensa que no se puede, que no va a poder vencer al tabaco. Pero está comprobado que los parches funcionan y que, siguiendo el tratamiento, se pueden ir dejando progresivamente. Hay muchas personas que están trabajando en esto y haciendo un gran esfuerzo, merecen todas las felicitaciones. La mayor gratificación para nosotros es saber que esto está funcionando”, resumió.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.