El durísimo cruce entre Novaresio y Feinmann por la legalización del aborto

0002375873

En el pase de sus programas en Radio La Red los periodistas y abogados se trenzaron en tecnicismos para sostener su postura sin llegar a ningún tipo de acuerdo.

Eduardo Feinmann y Luis Novaresio debatieron fuertemente al debatir sobre el aborto durante el pase de sus programas en radio La Red. “Yo estoy en contra de lo que decís, pero jamás te traté de asesino”, arrancó Feinmann quien plantó en seguida su posición en contra del aborto.

“Cuando decís yo estoy a favor de la vida, yo también estoy a favor de la vida”, le retrucó Novaresio para luego apoyarse en el código civil para determinar en qué momento se inicia y concluye la vida.

“El concepto de muerte y el concepto de vida está atravesado por una decisión cultural. El Código Civil de Vélez Sarsfield dice: ‘se nace en la concepción del seno materno, salvo que se naciera sin vida”, dijo citando sus conocimientos como abogado. Pero Feinmann arremetió: “No dice nace. Dice la vida comienza”. Allí ambos comenzaron a tensar la discusión que redundó cada vez en más tecnicismos.

Una vez más Novaresio volvió sobre el Código Civil: “‘La vida nace desde la concepción en el seno materno’, Artículo 19. Y el Artículo 21 dice: ‘Se considerará como no existido si naciera sin vida’; ¿qué significó?”. A lo que Feinmann respondió “Que se murió adentro”.

“No, no. Una cosa es morir y otra cosa es no existir”, sostuvo Novaresio. Tras varias idas y vueltas Feinmann volvió: “No, disculpame, existió hasta el momento que dejó de existir. El artículo 19 dice: ‘la vida comienza (algo existe), salvo que deje de existir’. Seguí el razonamiento. Algo existe, la vida comienza, eso significa que algo existe. Termina de existir cuando termina de existir, y si algo deja de existir es como si nunca hubiera existido”.

“Si se declara algo inexistente es porque nunca existió. Si no se dice ‘ha concluido la vida’ o ‘ha concluido el contrato’. Si se declara un contrato o un derecho inexistente es porque nunca existió; esto es Derecho Civil I”, insistió Novaresio, quien se declaró a favor de la interrupción del embarazo a las 12 semanas.

Legalmente no está respetada mi posición. Vos obligas a las mujeres pobres a morirse por un aborto, le dijo a Feinmann. “Si la gestación humana fuera masculina el aborto estaría legalizado hace siglos”.

“Las mujeres pobres tienen familias múltiples. No sé si es tan así. Yo considero que un aborto es la desaparición de un niño por nacer. ¿Vos respetás eso o me vas a decir que soy un hijo de puta por eso?”, lo increpó Feinmann.

“No tengo ganas de discutir con alguien que me dice asesino”, le dijo Novaresio en más de una oportunidad y prosiguió diciendo que se solidarizaba “con esa mujer que toma esa decisión”, lo cual enfureció a Feinmann.

“¿Con qué motivo? Porque se le cantó las pelotas. ¿Te parece bien terminar con alguien por eso? Con ese criterio, la madre que tiene un hijo, por qué no lo mata a los 5 días o al año… ¿qué hacemos con eso?” y acto seguido Feinmann sostuvo: “No digo que vos seas un asesino; yo creo que la mujer que decide terminar con esa vida está matando. No digo que vos lo seas porque vos no lo vas a hacer”.

“Si ese es el tenor de la discusión, no tiene sentido que charlemos. Cuando me siento a hablar con alguien, doy la chance de que el que está frente a mí tenga una cuota de razón. Pero acá yo siento que vos no abrís ninguna posibilidad de que yo tenga una cuota de razón, le dijo Novaresio en una conversación sin fin.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.