Eduardo Cerdá: “Estamos haciendo Agroecología y nos va bastante bien”

Eduardo Cerdá

El ingeniero agrónomo que es referente en la materia dialogó con ElDía desde Cero luego de su exposición en la Cámara de Diputados de la provincia. “No podemos seguir produciendo de esta manera porque no vamos a quedar ninguno en este esquema”, dijo.

El lunes por la noche disertó en la Cámara de Diputados de la provincia sobre las experiencias que se llevan a cabo en varias localidades de Buenos Aires, algunas de ellas en conjunto con la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata, una de las pocas instituciones universitarias que enseñan sobre agroecología. Eduardo Cerdá es, hace muchos años, promotor de la agroecología extensiva, una técnica que busca remplazar al modelo instalado hace 20 años que se sostiene en el uso de agroquímicos. En diálogo con ElDía desde Cero, el profesional cuestionó el actual modelo que “cada vez requiere más agroquímicos”.

 

Te puede interesar: Para Colombatto, prohibir el glifosato “ocasionaría un daño muy grande”

 

“Al no haber rotación de cultivo, al volcarse todo al monocultivo, empezaron a aparecer los desequilibrios, los problemas de fertilidad. Y ahí recurrieron a más agroquímicos, lo que generó el aumento de los costos para el productor, que se volvió inviable en muchas explotaciones pequeñas, para muchas familias que terminaron vendiendo”, expresó Cerdá.

En este sentido, se refirió a la soja: “tiene la característica de mantener cierto rendimiento, aunque los suelos se vayan deteriorando, por lo que el productor se fue inclinando hacia eso. Pero la soja, como cualquier cultivo que se haga constantemente año tras año, va a tener problemas de plagas y malezas: hoy son más de 30 las malezas resistentes al glifosato”.

“Esta situación hizo que el glifosato por sí solo no alcance y se empiece a mezclar con otros agroquímicos, cada vez en mayor cantidad. Llevamos 22 años de este modelo y se empezaron a ver los problemas que trae: primero, la falta de fertilidad de los campos, después las malezas resistentes, y ahora todas las enfermedades crónicas que están vinculadas, como las alergias, las malformaciones y el cáncer”, puntualizó el ingeniero.

“Vengo de Guaminí –municipio de la provincia de Buenos Aires–, donde hace cuatro años vienen acompañando a productores en este proceso. Hoy existen más de 3 mil hectáreas en las que ya no usan agroquímicos. Con mucho menos costos y mejores resultados. La evidencia ya está, se puede producir bien y gastar menos, sin afectar la salud”, expuso.

¿Por qué existe anta resistencia al cambio de paradigma?, consultó ElDía desde Cero. “El tema es que en las facultades no se está enseñando Agroecología. Solo hay unas poquitas, como La Plata, la primera que la incorporó como materia obligatoria para ser Ingeniero Agrónomo hace 17 años. Las facultades enseñan casi un solo tipo de agricultura; el estudiante que empieza la carrera, en todo lo que tiene que ver con producir alimentos  se encuentra con una serie de herramientas que son muy exclusivas de un modelo”, explicó, al tiempo que planteo la necesidad de repensar la educación actual, ya que “hay productores que quieren asesorarse, trabajar en esto, y no encuentran profesionales que puedan acompañarlos, es lo que está limitando el desarrollo de la Agroecología”.

Por último, el profesional dijo que “si bien existe el miedo de los productores porque supuestamente se van a fundir, en realidad el cambio no es tan drástico y nos vamos ajustando a la situación de cada productor, a las mínimas herramientas con las que cuenta”.

“Estamos haciendo Agroecología y nos va bastante bien. Entonces, habrá que repensar este nuevo paradigma, no podemos seguir produciendo de esta manera porque no vamos a quedar ninguno en este esquema. A esto hay que entenderlo y me parece que ayer los diputados se mostraron a favor de conocer más profundamente esta realidad, eso es positivo”, sintetizó Cerdá.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.