EE.UU. aprueba su mayor paquete de sanciones contra Corea del Norte

trumpCastiga a sesenta compañías que ayudan a Pyongyang a saltarse el embargo.

La diplomacia olímpica no ha sido sino un espejismo. El acercamiento momentáneo de las dos Coreas durante los Juegos de Invierno, que contó con el visto bueno de Washington, se convirtió este viernes en historia con la aprobación de un nuevo conjunto de sanciones para estrangular económicamente al régimen de Pyongyang. La Administración Trump retomó la presión para intentar frenar el programa nuclear norcoreano con el que considera «el mayor paquete de medidas» aprobado hasta ahora, que tiene como objetivo a casi sesenta compañías de comercio y transporte marítimo, de las cuales 27 son empresas y 28 son buques. Con la intención de restringir hasta el mínimo la obtención de ingresos de Corea del Norte y su acceso a la moneda extranjera, el destino de las nuevas sanciones persigue a aquellas sociedades que vienen ayudando al régimen de Kim Jong-un a saltarse el embargo de carbón y petróleo.

 

Te puede interesar: El colmo de la estupidez: Trump quiere que los maestros porten armas

 

El nuevo paso dado por Washington contra Pyongyang, avalado por la comunidad internacional en sucesivas reuniones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, fue calificado este viernes de «campaña de máxima presión» por fuentes oficiales estadounidenses. En su intento de contrarrestar la ofensiva de misiles balísticos y las pruebas que han acercado a Corea del Norte a la posibilidad de convertirse en una nueva potencia nuclear, la Administración Trump adopta ahora sanciones que «entorpecerán significativamente la capacidad del régimen de Kim de llevar a cabo actuaciones ilícitas para mantener la actividad comercial y económica en aguas internacionales», según explicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. Gracias a las compañías ahora sancionadas, Pyongyang ha logrado parcialmente mantener la exportación de carbón, una de sus principales fuentes de riqueza, y la importación de crudo, vital para la economía norcoreana. «Están notando la presión», apuntaban este viernes fuentes de la Administración Trump.

trump

Sin embargo, es precisamente la dificultad de materializar las sanciones con la máxima eficacia la que ha obligado a Washington a tomar esta decisión unilateral. Y los obstáculos no sólo proceden de las propias compañías marítimas, sino también de países como China y Rusia, cuyo celo en su persecución deja mucho que desear, según lamenta Washington. Su localización o pabellón marítimo va desde Corea del Norte a China, pasando por Singapur, Taiwán, Hong Kong y otras pequeñas naciones asiáticas.

Además de las aprobadas este viernes, la Administración Trump estudia nuevas medidas de presión al régimen de Kim Jong-un. Entre ellas, la posibilidad de interceptar e inspeccionar directamente los barcos sospechosos, así como la elaboración de una ley que prohibiría a los puertos de Estados Unidos aceptar barcos procedentes de puertos que hubieran permitido la entrada de buques sancionados.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.