El campo argentino en números, y su incidencia en la economía

Un estudio de FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) tradujo en cifras lo que el campo aporta en el desarrollo del país, y lo que generan las cadenas agroalimentarias.Ganaderia, una actividad que retorna con fuerza

 

Para medir el aporte de las cadenas agroalimentarias al país y determinar su relevancia, se establecieron cinco indicadores: la producción, que es la base de la pirámide y genera un efecto multiplicador para los demás indicadores; la generación de empleo, tanto directo como indirecto; la participación sobre el Producto Bruto Interno (PBI), medido por el Valor Agregado Bruto (VAB) de las cadenas; el aporte tributario y la generación de divisas por exportaciones.

Producción
Las cadenas agroalimentarias produjeron un total de 110 millones de toneladas de granos, entre los que se destaca la producción de soja con 53 millones de toneladas, maíz con 33 millones y trigo con 9 millones de toneladas producidas.

Esta producción equivale a 4 millones de camiones cargados. Si los estacionamos a todos al mismo tiempo, uno detrás de otro, podrían dar la vuelta al mundo dos veces.

A estos cultivos, bases para la producción de alimento, se le suma la producción de carnes que alcanzaron los 5 millones de toneladas, entre la carne vacuna (2,6 millones de tn.), aviar (2 millones de tn.) y porcina (400 mil tn.).

Las 5 millones de toneladas, equivale a que cada argentino pueda consumir sus 110 Kg. per-cápita, y quede disponible para alimentar a 4 millones de personas más.

Entre otras producciones importantes de las cadenas agroalimentarias, podemos destacar la producción de leche, la cual alcanza un total de 11.000 millones de litros, y la producción de una economía regional como es la de vinos, con un total de 1.500 millones de litros producidos.

La producción de leche equivale a que 120 millones de niños ingieran una taza diaria de leche todos los días del año, aunque cabe aclarar que parte importante de esta producción se utiliza para producir una variada gama de productos lácteos.

Por su lado, la producción de vino equivale a que la mitad del país pueda tomar una copa del mismo, todos los días del año.

Por otro lado, la producción de biocombustibles alcanzó un total de 3.900 millones de litros, distribuidos en un 34% de bioetanol (caña de azúcar y maíz)  y 66% biodiesel (soja).

Estos, son equivalentes al combustible necesario para poder recorrer 9 millones de veces la Ruta 40.

Valor Agregado  
Medido a precios constantes de 2004, las cadenas agroalimentarias aportaron para 2014, el 12,6% del total del PIB. Esto se divide casi equitativamente entre el sector agropecuario y el de la industria alimenticia, siendo 6,5% el aporte del primero y 6,1% el del segundo.

Esta participación que alcanza el 12,6%, refleja que 1 de cada 8 pesos del Producto Bruto Interno es generado por las cadenas agroalimentarias.

Empleo
Para 2014, las cadenas generaron 2,7 millones de puestos de trabajo,  tanto directos como indirectos, lo que refleja que 1 de cada 6 puestos de trabajo se genera en las cadenas agroalimentarias. Del total de puestos generados, el 36% proviene de economías regionales, seguidas por las cadenas cárnicas y lácteas (32%),  las cadenas granarias (30%) y  la maquinaria agrícola (1,7%).

Tomando desde el año 2010 a 2014, las cadenas agroalimentarias han perdido participación sobre el total de empleo nacional, pasando de una participación del 19%  (2010) a 16,8%  (2014). Esto se explica no solo por el aumento del empleo total del país en el período sino también por la pérdida del empleo en las cadenas agroalimentarias, equivalente a 190 mil puestos de trabajo, en cuatro años.
Según FADA (2015), con las políticas correctas, las cadenas agroalimentarias podrían generar medio millón de nuevos puestos de trabajo.

Aporte tributario
Para el año 2014, las cadenas agroalimentarias aportaron $152.198 millones, de los cuales $86.068 millones fueron aportados por la industria alimentaria y $66.130 millones por el sector agropecuario primario. El mayor aporte es realizado en concepto de Derechos de Exportación (43%), Impuesto a las Ganancias (20%), IVA (17%), Contribuciones a la Seguridad Social (16%) y Créditos y Débitos Bancarios y Ganancia Mínima Presunta (4%).

Esto que implica una presión tributaria del32,3% sobre el valor agregado, para el promedio de la economía la presión tributaria es de 26,98%en función de los impuestos seleccionados. Este aporte tributario representa el 12,8% del total de la recaudación tributaria nacional (AFIP), 1 de cada 8 pesos recaudados provienen de las cadenas agroalimentarias.

Exportaciones    
Las exportaciones agroindustriales aportan 1,20 de cada 2 dólares en concepto de ingreso de divisas por exportación, lo que refleja la importancia que tienen las cadenas agroalimentarias en la generación de divisas. Los dos complejos exportadores que le siguen en importancia, el automotor y el petroquímico, son deficitarios en términos de exportaciones netas.

Para el año 2014, las cadenas exportaron USD 43.130 millones, el 60% del total de divisas, de los cuáles USD 14.977 millones corresponden a productos primarios, mientras que USD 28.153 millones fueron Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA).

Los principales destinos de las exportaciones para 2014, fueron para los bienes primarios, China (23,3%), la Unión Europea (15,9%), seguidos por MAGREB y Egipto (11,6%). Para el caso de las MOA, los principales destinos fueron: Unión Europea (21,5%) y ASEAN (15,3%).

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.