El Carnaval por dentro: tres comparsas y tres historias de sus protagonistas

Joaquin Larrivey gentileza damian caceres

ElDía entrevistó a referentes de las comparas de la edición 2013, Marí Marí, Ará Yeví y Kamarr. Joaquín Larrivey, Sebastián Benedetti y Marcelo Ghiglione contaron por qué, con el paso del tiempo, la pasión carnavalera se agiganta.

Que el Carnaval del País es la fiesta a cielo abierto más grande de la Argentina no es novedad. Cientos de personas desfilan, año a año, por la pasarela del corsódromo.

Joaquín Larrivey es un histórico del Carnaval del País. Su participación de este año será la número 32, con una particularidad: siempre formó parte de Marí Marí. “Soy el único de la comparsa que nunca dejó de salir”, aclara con orgullo.

“Los trajes del  Carnaval superan a los de Río”

Con 59 años, “Pata de Loro”, tal como se lo conoce popularmente, reparte entre Gualeguaychú y Río de Janeiro su pasión por el carnaval ya que desde 1985 también participa en la fiesta carioca.

Por eso es palabra autorizada al momento de hacer algunas comparaciones entre los dos mejores carnavales del mundo. “En Brasil es un día entero de desfile y cada comparsa tiene cinco mil integrantes; el sambódromo es un poco más grande que el corsódromo; pero el de Gualeguaychú es superior en calidad de trajes porque allá al ser tanta gente, se visten así nomás y pasan desapercibidos”, detalló.

Y agregó que “en Río sos uno más, pasas desapercibido, no existis; en cambio acá te conoce todo el mundo; allá a los trajes los comprás y después te quedan para vos, acá forman parte de la comparsa”.

Con la mente puesta en el debut de anoche con Marí Marí, Joaquín le dijo a ElDía que participa del carnaval porque “tengo espíritu carnavalero y me gusta en el alma, salgo porque me gusta, sin pedir nada a cambio y con tal de hacerlo ocupo cualquier lugar en la comparsa, no soy pretensioso”.

Se mostró “dolido porque Marí Marí no compite” pese a que “se terminó bien la comparsa, pero no es lo mismo si no va por los puntos”. Y volvió a comparar con Río de Janeiro: “allá hacen samba enredo y acá la única que lo hace es Marí Marí, por eso tiene mucho parecido”.

Un histórico

“Pata” forma parte de la comparsa de Central Entrerriano desde que se colocaron las primeras lentejuelas de su historia. Además de haber jugado al fútbol en el club de calle España y ser hincha, su ingreso a Marí Marí fue de casualidad. “Fui a acompañar a mi hermana en el año 81, porque quería salir en la comparsa y ahí me enganché también, y nunca más dejé de participar”, precisó.

“El carnaval es hermoso, es una cosa sensacional, es la miniatura del de Río de Janeiro pero te insisto que el de ellos luce por la cantidad de integrantes, no por la calidad de los trajes”, remarcó.

En cuanto a la organización del Carnaval, Larrivey opinó que “la entrada debería ser más accesible, al corsódromo habría que modernizarlo y deberían participar las cinco comparsas”, aunque reconoció que esto último “es complicado porque si están todas el espectáculo termina a la mañana y comercialmente le sirve a pocos”.

 

“Siempre digo que el carnaval es adictivo”

Sebastian Benedetti

Como tantos, Sebastián Benedetti se metió en el mundo carnaval al mismo tiempo que colaboraba con las carrozas estudiantiles. En 2003 y 2004 trabajó en O’Bahía, el año siguiente ingresó en Ará Yeví, “para no irme nunca más”, sostiene.

Tiene 31 años, hace 8 que trabaja en la comparsa. Es el tercer año consecutivo que es Porta bandera. Su función es nada más ni nada menos que la de acompañar la insignia que representa a la comparsa del Tiro Federal, la bandera la lleva su compañera.

- Es el octavo año que estás en la comparsa, ¿por qué?

– Desde que llegué me sentí muy cómodo, me sentí muy  bien siempre, es una comparsa donde se puede trabajar con libertad y además nos han posibilitado la continuidad. Creo que no se da en otra comparsa, acá es la única.

- ¿Qué pasa en Ará Yeví que no pasa en otra comparsa?

-Eso va en el buen trato a nivel directivo. Los que trabajamos nos sentimos como en familia, no marcan una diferencia. Siempre están atentos a nuestras necesidades, tanto Rodolfo (Rodriguez) como los demás, y eso te lleva  la quedarte. Igual me llevo bien con todas las  comparsas, he trabajado en casi todas, pero puedo decir que Ará Yeví es mi comparsa. Me enamoré del lugar, de la gente, de todo.

- Hablas de nosotros, ¿es todo un grupo el que viene trabajando?

-Si, somos un grupo  que venimos ya hace muchos años.  Se ha generado un grupo hermoso eso te arraiga más.

Sebastián habla pausado, dice lo justo. Parece guardarse todo el excentricismo, la pasión y garra para la pasarela, se muestra ansioso. “Estamos esperando el carnaval todo el año, más los que tenemos la posibilidad de trabajar en la comparsa. A esta altura hay un grado de ansiedad terrible. Siempre digo que el carnaval es adictivo porque no conozco una persona que haya salido una sola noche y que haya dicho: no salgo más”

-¿Qué expectativa tenés para este año?

-Las expecatativas son las mejores. No solo este año, uno siempre trabaja para ganar. Le pone todas las pilas, todas las ganas. Por ahí horas sin dormir, sacrificio.

- A parte de salir ¿haces alguna otra cosa en la comparsa?

-Estoy en el marcado de telas y en la parte de maquillaje, soy maquillador. De 2005 a 2010 no salí en la comparsa, trabajé si.

Sebastián trabaja todo el año en la comparsa, eso lo complementa con el instituto de estética donde es maquillador y profesor de maquillaje. “Hago dos cosas que me gustan, gracias a Dios tengo la posibilidad de trabajar en lo que me gusta”, expone.

- Si tendrías que elegir entre el trabajo como por fuera de la pasarela y las luces de la pista, ¿con qué te quedarías?

-Con el trabajo obviamente. Me estoy por especializar en tema de maquillaje. Me voy a Buenos Aires a hacer la carrera de Caracterización Teatral en el Colón.  Rendí un examen e ingresé, arranco en abril. Si bien me voy a alejar de la ciudad un tiempo va a ser para aportarlo en el carnaval.

- ¿Pensaste en que no vas a salir el año que viene?

-Mis planes son viajar toda la semana porque son dos veces por semana el curso. Pero  creo que va a llegar un momento que me voy a cansar entonces… no se. Aparte he tenido propuestas de trabajo allá, lo estoy pensando.

Sebastián se anima a soñar su futuro, sueña: “me gustaría poder vivir del maquillaje, para eso me estoy capacitando. Una vez que me recibí de maquillador social empecé a hacer cursos, jornadas, como para seguir capacitándome.

- Todo lo que haces lo hacés por y para el carnaval…

-Si por supuesto, es así. Si bien me voy a tener que desprender un poco hacer la carrera de  maquillaje es para aplicarlo al carnaval. Mi sueño es poder vivir del maquillaje artístico y poder aplicarlo al carnaval.

 

“Estoy convencido que este es el año de Kamarr”

marcelo guiglione ESTA VA 2Marcelo Ghiglione tiene 46 años. La puerta del carnaval se la abrió la bazucada de “Ojito” Giménez en O’ Bahía, cuando el carnaval era en 25 de Mayo y Urquiza. “Habré tenido 14 años…después salí en Kamarr, debe haber sido en el ’81”, recuerda.

-¿Y qué se te dio salir en el Carnaval tan chico?

-Me gustaba y a mi hermano también. Creo que al que es carnavalero le pasa o no le pasa. Y bueno, así empecé a salir, como batuquero. Pero a mi me gustaba bailar, y cuando tuve la oportunidad me invitaron a salir bailando. En esa época formaba parte del grupo de folclore del Sirio por eso empecé a bailar ahí. En el 86 a salir en Kamarr, me quede ahí.

Marcelo cuenta que, como hacen tantos carnavaleros, para no quedarse un año sin salir, los años que no le tocaba salir a Kamarr salía en Ará Yeví. “Por más que salga con otra comparsa  la camiseta de Kamarr va abajo”, se enorgullece.

-¿Cómo ves el crecimiento que ha tenido el Carnaval de Gualeguaychú?

-Espectacular, es un gran show. Ahora cambió mucho, mucha puesta en escena. Antes era más para divertirse, ahora entra mucho en la competencia. Entonces al ser más competitiva las comparsas van cambiando y van mejorando todo.

- El espectáculo ha mejorado mucho ¿crees que se han perdido otras cosas?

-Y lo más tradicional, que es el grupo humano, la gente. Por  ejemplo, ahora se hace mucho más casting. Es más difícil tener una persona como yo de 46 años. Poder estar en una comparsa es medio difícil, buscan otro estilo de persona, otro físico

En más de 30 años de carnaval, Marcelo ha bailado en todas las comparsas del Carnaval del País. Todas no, en Marí Marí nunca lo hizo.

-¿Hay algo que tengan en común todas las comparsas?

-Cada una tiene su estilo particular. Kamarr siempre tuvo su estilo distintivo. Ahora por lo visto se va cambiando el estilo de comparsa. Se han dado cuenta que hay que cambiar. Para seguir tenés que cambiar un poco porque sino es complicado.

-Hay  que ir acomodándose a los tiempos. ¿Qué esperás para este año?

-Lo único que espero es que este sea el año de Kamarr, de la suerte de Kamarr. Se han puesto muchas fichas en el director, Adrián Buteri, y en toda la comparsa en general. Este es el año de Kamarr

 

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.