El Coaching Ontológico se instala en la UBA de la mano de un Gualeguaychuense

Cada día, los coaches son requeridos para encontrar soluciones o maneras para conseguir un objetivo. Ya sea para la vida personal o profesional, la exploración de los mundos interpretativos ofrece una manera de clarificar el panorama. Una disciplina que cada vez más forma parte de las empresas, la política, el deporte o las relaciones personales.

Aunque actualmente el término puede sonar nuevo, novedoso e inclusive “modernoso”, el coaching es una disciplina que existe hace años, tantos que podemos remontar su concepto hasta la Grecia Antigua y encontrarlo en la hermenéutica de Aristóteles. Pero por más antiguo que sea, el uso y la implementación de esta herramienta no deja de ser una novedad para la mayoría; una mayoría que podría estar necesitándola y que aún no sabe que existe.

Para introducir el tema del Coaching Ontológico es bueno explorar qué es: es una disciplina que busca que las personas puedan explorarse en sus mundos interpretativos, en los cuales todos viven y desde allí actúan y buscan generar ciertos resultados en sus vidas. En otras palabras, el Coaching Ontológico es una herramienta aplicable en cualquier ámbito de la vida –personal, sentimental, deportivo, laboral, profesional– para que encontremos los motivos de por qué algo no sale como nosotros pretendemos. Una vez descubierto los mismos, lo que en coaching se denomina como el “darse cuenta” la persona tendrá la posibilidad de diseñar nuevas acciones que no tenía disponibles.

 

“Vivimos en mundos interpretativos y desde esos mundos es que accionamos y buscamos lograr ciertos resultados en nuestra vida”, explica Manuel Colombo, titular de la firma View Connection y uno de los referentes del coaching en la actualidad. “Uno de los conceptos con los que trabajamos en una conversacion de coaching es el del quiebre, algo que los coaches escuchamos y diseccionamos como con un bisturí. Cuando un cliente se acerca a una consulta con nosotros lo que busca es reestablecer aquello que se quebró, ya sea una crisis de pareja, problemas en un equipo laboral, cuestiones de liderazgo, comunicación, entre otras. Debido a que con sus propios recursos; emocionales, somáticos, lingüísticos no esta pudiendo encontrar una nueva manera de observar y accionar en relación a su inquietud”, amplió.

El concepto del quiebre es trabajado y analizado porque en él radica el patrón que nos hace caer una y otra vez en ese dilema o barrera, muchas veces impuestas de manera inconsciente dentro de las personas debido a las estructuras mentales que tiene en su interior y los paradigmas en los cuales creció. Una vez que toda esa estructura queda al descubierto, presenciamos el  escenario ideal para modificar aquello que ya no queremos para nuestra vida por el sufrimiento que este conlleva.

“Muchas veces cuando discutimos con alguien no estamos confrontando sobre un hecho en sí sino sobre aquello que estamos interpretando sobre lo sucedido. Desde el coaching buscamos que el mundo interpretativo de una persona pueda comprender y acercarse al mundo del otro. Para ello en una conversacion de coaching el coach acompañará a su cliente a través de preguntas e interpretaciones que amplíen su mirada sobre lo acontecido desde su mundo emocional, corporal y racional”, destaca Colombo.

En un país tan psicoanalizado como la Argentina, es lógico que más de uno pueda interpretar esta disciplina como una especie de terapia, pero según el titular de View Connection, nada más lejos que eso: “El Coaching Ontológico es un espacio conversacional donde el coach, de manera irreverente y respetuosa, desde sus distinciones, indaga sobre algunos patrones que escucha a fin de desafiarlos. El coach jamás pondrá su juicio sobre lo que cree que debería hacer o dejar de hacer el otro. No buscamos competir con ningun tipo de terapia y estamos convencidos que abrirnos a un espacio de este tipo nos coloca en el lugar de protagonistas en relación a los costos y oportunidades de nuestras elecciones”, sostiene.

Lo cierto es que los servicios de Coaching Ontológico son cada vez más usados en las grandes empresas multinacionales, pero también es una herramienta que está disponible para las PyMEs y los negocios regionales. Además, en el mundo de la política, cada vez resulta más indispensable, sobre todo cuando algún candidato intenta acercar su mundo o su visión al electorado. Y también es una disciplina que ayuda a que muchos puedan resolver problemas personales, ya sea con la familia, un socio, un amigo o uno mismo.

Tanta relevancia está tomando esta disciplina en la actualidad que poco a poco se va introduciendo en el universo académico: en algunos espacios educativos ya es una carrera terciaria y muy pronto el Coaching Ontológico será una materia de la Licenciatura en Relaciones del Trabajo de la Universidad de Buenos Aires (UBA). La cátedra estará a cargo del mismísimo Manuel Colombo y sus ayudantes de cátedra serán la licenciada en Relaciones del Trabajo Jésica Gonzalo, de Urdinarrain, y la abogada Bernarda Chesini, de Gualeguaychú.

 

“Hace un tiempo el Director actual de la carrera y director de Recursos Humanos del Hospital Alemán en Buenos Aires, participó de uno de nuestros entrenamientos quién consideró valiosas las herramientas que esta disciplina ofrece al área de las relaciones laborales. Su reconocimiento nos impulsó junto  al equipo de adjuntas a elevar una propuesta, la cual fue evaluada por la junta de la carrera lográndose su aprobación para incorporarse a partir del segundo cuatrimestre de 2018”, amplía Colombo.

Las futuras camadas de profesionales en Relaciones del Trabajo tendrán la posibilidad de desarrollar, dentro del propio espacio académico, competencias tales como; comunicación efectiva, liderazgo, gestión de emociones, trabajo en equipo, entre otras. Las cuales podrán poner al servicio tanto en las compañias en las que se encuentren como en sus proyectos independientes.

La ciudad de Gualeguaychú se ha transformado en uno de los principales centros donde confluyen participantes de diferentes ciudades a explorarse a través de una experiencia vivencial como lo es el programa de Inicio al Arte del Coaching Ontológico, ya reconocido como IACO, el cual busca mostrar las distinciones principales de este arte. El mismo dió comienzo esta semana en la ciudad con su cupo completo y lo hará en la ciudad de Buenos Aires a partir del 26 de abril.

“Posteriormente al programa inicial muchos de los participantes optan por continuar formando parte de estos espacios de aprendizaje a través del Entrenamiento en Coaching Ontológico (ECO), el cual tiene una duración de un año y persigue un objetivo diferente al programa inicial. El número de personas que se encuentran entrenándose ha crecido radicalmente en las diferentes ciudades en el último tiempo y no necesariamente buscan convertirse en coaches sino llevarlo adelante como un proceso personal”, concluye Colombo.

Buscá a View Connection en Instagram o Facebook, o contactate con el correo info@viewconnection.net

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.