Emilce Parga, pasista de Ara Yeví

Emilce_PargaUno de los ingredientes que le da más sabor al carnaval. Un talento único; una belleza inigualable que pisa el corsódromo y se lo devora con su baile. La mitad de su vida, la pasó bailando. Hoy, nos regala su arte.

Por Mónica Farabello

¿Cómo es tu vivencia del carnaval, hace mucho que salís?

 

Mi sensación es genial, la verdad que soy feliz bailando. En el 2008 fue la primera vez que salí, donde resulté ganadora, y este es el segundo año que salgo en el carnaval, así que nuevita.

 

¿Siempre saliste en Ara Yeví o bailaste en otras comparsas?

Si, porque tengo la camiseta de Ara Yeví puesta; siempre me trataron de maravilla, me siento parte de la comparsa, me han hecho sentir parte de ella, por lo que estoy muy agradecida con la gente del Club Tiro Federal, sobre todo con la gente que hace la comparsa, que es con la que convivimos.

Creo que la comparsa ha dado un salto, lo que es hoy Ara Yeví, se nota una evolución tremenda y le está faltando gente que se ponga la camiseta del club, que le ponga corazón, porque hay gente que ya tiene su club y sigue esa comparsa y si su comparsa no sale ellos tampoco; y creo que eso es lo que a nosotros nos hace falta.

 

¿Cómo es el trabajo previo a salir en el Carnaval, cuántos meses te llevan los ensayos y preparar la coreografía?

Ahora como han visto, el show de la batucada ha cambiado, evolucionó antes que el show de la pasista y nosotras nos hemos tenido que ir adaptando no sólo a la parte de percusión sino también a toda la parte de la puesta en escena.

Con los chicos de la batucada estuvimos ensayando dos meses, pero ellos desde julio estaban ensayando y probando los cortes.

 

Así que ellos ensayan por un lado y después vos te sumas…

Sí, porque yo vivo en Córdoba, y cuando terminé de cursar, viaje a Gualeguaychú y nos pusimos a trabajar… me estaban esperando.

 

¿Desde muy chica que bailas? ¿Hace cuántos años?

Hace diez años que hago todo tipo de danzas y tengo 20, así que me pasé la mitad de mi vida bailando.

 

¿Qué lugar ocupa el carnaval en tu vida personal?

Esto es una experiencia única, siempre digo que el escenario más grande que pisé y que voy a pisar es el corsódromo. Deseo bailar toda mi vida, yo estoy estudiando Letras pero realmente mi vocación es bailar, lo hago como una inversión a futuro, me interesa todo lo que sea cultural, la danza ocupa un lugar importantísimo en mi vida y el carnaval es una experiencia que yo quiero reclutar para mi vida como bailarina. Esto me ha hecho crecer un montón; encontrarme con 35 mil personas, la sensación que tenes acá nunca la he tenido en otros escenarios.

 

¿En qué otros lugares bailaste?

Bailé en Córdoba, en festivales de Folklore importantes; en Cosquín; en Córdoba Capital, en Río Primero, en festivales nacionales importantes que están pisando fuerte hoy en día en cuanto a lo que es la competencia. También estuve en competencias latinoamericanas; bailé como solista de árabe en el Teatro Coliseo en Buenos Aires que es donde se juntan los mejores del país, así que estoy muy contenta con lo que llevo hecho hasta hoy.

 

¿Cómo pensas que va a ser la competencia con las pasistas de las otras dos comparsas?

A las otras dos pasistas las conozco porque ellas han sido bailarinas del ballet de batucada de O`Bahía, pero no nos conocemos mucho. La competencia es una circunstancia más de este carnaval. Yo no pienso demasiado en eso, pero es algo que contribuye al espectáculo y más al nivel al que hemos llegado, porque el nivel trae más nivel, así que creo que en unos años vamos a estar hablando de shows de batucadas mucho más complejos de los que estamos viendo hoy.

Me gusta competir, me gusta presentarme en todos los certámenes de danza que haya, pero hoy disfruto de ser parte de la puesta en escena de Ara Yeví y salgo a disfrutar.

 

¿Tomas dimensión de la repercusión que tiene el arte que haces en el escenario?

Yo recién ahora empecé a tomar conciencia de todo lo que está pasando. Vivir en Córdoba me ha dado la distancia para darme cuenta lo que es este Carnaval, pero para las pasistas que no son de acá, me doy cuenta que para ellas es un sueño poder participar.

 

¿Qué te gustaría hacer en un futuro, cuando ya no bailes en el Carnaval?

Lo que estoy pensado, cuando sea más grande y me sienta un poco más segura es hacer coreografías. Yo estoy dirigiendo un grupo con mi novio, en Córdoba, así que me llevo muy bien con el manejo de grupo, con mis alumnos, por eso me gustaría armar mis propias coreografías y seguir participando en este espectáculo que sigue creciendo y que cada vez va tomando dimensiones más importantes.

Comentarios