Los internos de las cárceles entrerrianas que viven con el virus VIH Sida están controlados y reciben los beneficios del Programa Nacional de VIH.


En total son 11 los reclusos que son portadores, de los cuales seis están alojados en la Unidad Penal Nº 1 de la capital provincial. De los que están en Paraná, cuatro reciben la medicación y los otros dos están empezando el tratamiento. Supervisa el control el doctor Eduardo Elías, responsable del Programa Provincial de VIH/Sida. El resto de los presos que tienen sida se encuentran alojados en cada una de las cárceles de la provincia. Las unidades de Gualeguaychú, Concepción del Uruguay y Concordia tienen un detenido infectado cada una y en la de Gualeguay residen dos.

“Todos tienen asistencia psicológica, reciben la medicación y una dieta muy rica en calorías”, detalló Horacio Pascual, director general del Servicio Penitenciario de Entre Ríos.

Los medicamentos llegan por el plan nacional, y en su comida, si bien es la misma que la del resto de la población carcelaria, se calcula una media ración más.

Los presos que viven con la enfermedad, que se conoció a principios de los 80 en Estados Unidos, comparten los pabellones con los demás internos. “Firmamos una acordada con la Justicia para no discriminar al preso con sida”, aseguró José Luis Mondragón, director principal del Tratamiento Correccional del Servicio Penitenciario de Entre Ríos.

 

Preocupación

Como antesala del 10º Simposio Científico Internacional Sida 2010, que se desarrolló en Buenos Aires, la Fundación Huésped y el laboratorio ViiV Healthcare organizaron un taller para periodistas, donde un grupo de expertos abordó el panorama actual de la enfermedad en el país y el mundo.

Leandro Cahn, director de Comunicación y Desarrollo de Recursos de Fundación Huésped y secretario regional de la Iniciativa de Medios Latinoamericanos sobre el Sida, explicó que los contagios aumentaron en un nuevo grupo social: “Los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) pero que en las encuestas se reconocen como heterosexuales”, explicó el hijo de Pedro Cahn, director médico de la Fundación Huésped. La baja en las cifras de contagios se da por muchos factores. Según un estudio de la Universidad de Buenos Aires, la masiva concurrencia a los test es fundamental.