campo_de_yedro_otra_masLa jueza de Instrucción de Rosario del Tala, Noelia Ríos, emplazó al ex senador provincial justicialista Mario Yedro a que cumpla con la orden de desalojo del campo que ocupa en Raíces Norte, próximo a Maciá, de 2.164 hectáreas parcelado en tres fracciones: el primero de 1.031 hectáreas, el segundo de 651 hectáreas, y el tercero de 482 hectáreas.


En el marco de una denuncia por el delito de estafa procesal y usurpación, la magistrada le otorgó un nuevo plazo de diez días para que Yedro abandone la propiedad que le fuera confiscada en 2005 por la Justicia, al encontrarlo responsable del delito de enriquecimiento ilícito. Una constatación hecha en la chacra, descubrió la existencia allí de “más de mil cabezas de ganado y bienes muebles en cantidad considerable”.

El 22 de diciembre de 2006, la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones de Concordia lo encontró culpable a Yedro del delito de enriquecimiento ilícito mientras ocupó cargos públicos. Antes de llegar a la Cámara Alta de Entre Ríos, fue concejal justicialista de Concordia al inicio de la recuperación democrática; luego, senador provincial durante dos períodos, coincidentes con la primera y la segunda gestión de Jorge Busti en la gobernación: entre 1987 y 1991, y entre 1996 y 1999. En ambos, ocupó la presidencia del bloque Justicialista en el Senado.

La Justicia lo condenó a una pena de tres años de prisión en forma condicional, una multa de $90.000, inhabilitación por el término de 10 años para ejercer cargos públicos y el decomiso del campo ubicado en Raíces Norte, cuyo valor sería de 7,5 millones de dólares.

En 2008 la Fiscalía de Estado tomó posesión de ese campo que, como consecuencia de aquella sentencia judicial, pasó a manos del fisco.

Pero en 2010 Yedro volvió a la carga con una demanda civil con la que pretendió recuperar ese campo. El argumento que utilizó es que esa propiedad no pertenecía a su patrimonio exclusivo, sino a una sociedad de la cual forman parte sus hijas. Entonces, coligió que había “terceros no responsables” afectados por el decomiso, y reclamó su devolución.

El procurador general de la provincia, Jorge García, entendió que esa restitución no correspondía, y promovió una denuncia penal contra el ex senador desde el Ministerio Público Fiscal: le achacó los supuestos delitos de estafa procesal y usurpación. La Justicia hizo lugar a ese planteo, y le ordenó a Yedro desalojar el campo usurpado. Pero el ex legislador apeló la medida ante la Cámara del Crimen de Gualeguay. El Once Digital