El Estado otorgaría subsidios al sector arrocero que sigue con números en rojo

arroz

Alrededor de 280 productores arroceros entrerrianos recibirían un aporte económico del gobierno para solventar el incremento de la tarifa de energía eléctrica. 
Para ampliar acerca de este beneficio Mario Acuña, Sub Secretario de Industria de la Provincia de Entre Ríos, aclaró que esta medida se implementará a partir de un Decreto que en estos días firmará el gobernador de la provincia.
“Esta iniciativa surgió a partir del planteo de los productores arroceros que manifestaron las dificultades que el incremento de la energía eléctrica trajo al sector”- comentó Acuña a Campo en Acción Radio.

Sabemos que aproximadamente hay 22 mil hectáreas en toda la provincia que utiliza la energía eléctrica para la extracción de agua a pozo profundo, principalmente en la zona de San Salvador y alrededores, dijo el funcionario.

A partir de allí se empezó a estudiar una alternativa para hacer llegar una asistencia al sector. Así fue que el gobernador Gustavo Bordet, dispuso otorgar un monto de alrededor de 25 millones de pesos para la totalidad de productores de Entre Ríos, independientemente que lo hagan a pozo profundo o a través de la represa (siempre utilizando el sistema de energía eléctrica para el bombeo).

Acuña aclaró que una vez dispuesto el decreto, tratarán de beneficiar principalmente a los pequeños productores que son los más afectados. Para ellos se establece una asistencia directa de $1.100 pesos por hectárea sembrada, hasta una superficie total de 85 hectáreas por productor con 3 pozos por cada uno de ellos.

Cabe resaltar que esta ayuda financiera se enmarca en el subsidio de tarifas que utiliza la Secretaria de Energía, que firmó un convenio con la empresa distribuidora de energía y se otorgará como un crédito en la factura del cliente. El monto acordado representa el 15% de los gastos totales de la energía.

Requerimientos para obtener el beneficio

La implementación es muy sencilla, cada uno de los productores está identificado como cliente de la empresa distribuidora de energía, con lo cual lo único que tiene que hacer es presentar una declaración jurada que conste la cantidad de hectáreas que está sembrando y con eso ya la secretaria de energía hace los trámites necesarios para que a partir de enero puedan recibir el beneficio.

La postura de los productores arroceros

Para conocer cómo fue recibida esta noticia por parte de los productores Hugo Müller, productor arrocero y Presidente de la Fundación ProArroz, quien reconoció que queda alrededor del 5% de la superficie estimada por sembrar. Esto es producto de la adversidad climática que trajo aparejado un atraso significativo en la preparación de suelos y con ellos en la siembra.

“Hace 20 días que no llueve y todos los sembrados tarde no están naciendo, necesita humedad. Los productores están dando baños que no estaban previstos y en este contexto todavía hay un remanente que están terminando de sembrar”- afirmó y agregó que en la provincia se estima una caída de la superficie que supera el 10% previsto.

En referencia a lo que anteriormente mencionaba el Sub Secretario de Industria de la Provincia de Entre Ríos Mario Acuña

Muller aclaró que desde julio vienen tenido varias reuniones con diferentes funcionarios por el tema del incremento de la energía que tanto afecta a la producción. En la última -que fue hace aproximadamente 10 días- de la cual participaron el gerente de la fundación, el presidente de la asociación de plantadores, Héctor Müller, y Jorge Pauloni, se llegó a un acuerdo sujeto a un decreto para lograr una baja de por lo menos el 20% en el riego eléctrico.

“Esto hasta ahora no se ha producido, los tiempos políticos no son los mismos que los de los productores. Están llegando las primeras facturas con las tarifas normales. Esperamos que se ponga en vigencia y no sea para enero y febrero donde ya haya pasado los meses picos de consumo de riego”- expresó el productor.

En este sentido aseguró que el costo de la energía eléctrica en el riego arrocero se plasma en un incremento de aproximadamente un 200%. En el caso de los productores que usan combustibles fósiles, también se ven afectados por las subas de tarifas.

“Los costos que en un momento del año dieron positivo. Hoy se necesita alrededor de 8000 mil kilos para cubrir los costos de producción en campo arrendado, ya que el 70% del área se realiza en campo arrendado”- agregó.

Bajo este contexto Müller señalo que es muy difícil de predecir lo que va a pasar. Los rindes potenciales están por debajo de lo normal debido a los condiciones climáticas y costos de gran magnitud.

“Prevemos que el 2018 será otro año en rojo, con salida de los productores de la actividad, y una caída consecuente del área, siendo que los precios internacionales son buenos estamos con serias dificultades”- afirmó.

Por último, recordó que la capacidad de procesamiento instalada en el país alcanza para elaborar 2.100.000 toneladas y en los últimos años hubo una caída que pasó de 1.600.000 a 1.1000.000 y este año probablemente estemos se llegue a un millón.

“A todo esto también hay que agregar que se prevé una caída importante en el sector industrial debido a los costos fijos y la falta de materia prima”-lamentó el referente de ProArroz.

 

Fuente: Campo en Acción

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.