Fiesta central para el mundo cristiano

CristoEste domingo en todo el mundo cristiano se conmemora la resurrección de Jesús de Nazaret, de acuerdo a los evangelios canónicos, al tercer día después de haber sido crucificado.

 

Jesús había sido arrestado, juzgado por el Sanedrín de Jerusalén y sentenciado por el procurador romano Pilato a ser flagelado y, finalmente, crucificado, en torno al año 30, durante el dominio romano de Judea.

La resurrección de Jesús es la creencia religiosa cristiana según la cual, después de haber sido condenado a muerte y crucificado, Jesús resucitó de entre los muertos. Es el principio central de la teología cristiana y forma parte del Credo de Nicea: “Al tercer día resucitó, conforme a las Escrituras”.

Toda la Cuaresma se orienta así hacia la Pascua (que significa “pasar”), un episodio en el que se cifra el misterio de la Redención, alrededor del cual los cristianos asientan sus esperanzas.

“Si no resucitó Cristo, es vacía nuestra predicación, y es vacía también vuestra fe”. Con esas palabras en una de sus cartas Pablo de Tarso, una de las personalidades señeras del cristianismo primitivo, da a entender la importancia decisiva de la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

En el relato del Nuevo Testamento, luego de haber sido depositado en un sepulcro, Jesús se apareció a muchas personas en un lapso de cuarenta días antes de ascender al cielo, para sentarse a la diestra de Dios padre.

El Evangelio de Lucas relata que un grupo de mujeres seguidoras de Jesús, entre las que se encontraba María Magdalena, fueron a su sepulcro para ungir el cuerpo, de acuerdo a una antigua tradición judía.

Pero al llegar vieron que la piedra de la entrada del sepulcro estaba removida y al ingresar no hallaron el cuerpo del maestro. “Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes; y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, sino que ha resucitado”.

Esos varones, según Lucas, dijeron: “Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día. Entonces ellas se acordaron de sus palabras, y volviendo del sepulcro, dieron nuevas de todas estas cosas a los once, y a todos los demás”.

Agustín de Hipona, padre y doctor de la Iglesia, en sus sermones, sostiene que “la fe de los cristianos se reduce a creer en la resurrección de Cristo” y postula que “lo que en Él se hizo el tercer día, se hará en nosotros al final del mundo”.

La celebración de la Pascua de Resurrección se presenta de diferentes formas entre los cristianos occidentales, católicos y protestantes. Las celebraciones católicas de la Vigilia Pascual, por ejemplo, son misas solemnes y festivas.

La Iglesia Ortodoxa de Oriente comparte con las iglesias occidentales la creencia en la resurrección de Jesucristo, que es el acontecimiento central de los Evangelios. Pero difieren en la fecha de celebración.

En efecto, este año para los 200 millones de cristianos ortodoxos la Pascua será el 8 de abril y esto porque utilizan un calendario litúrgico diferente al occidental. Así, mientras la Iglesia ortodoxa se guía por el antiguo calendario juliano (introducido por Julio César en el siglo I a.C.), la Iglesia occidental lo hace por el gregoriano (introducido por el papa Gregorio XIII en el siglo XVI).

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.