“Tengo miedo de una guerra nuclear, estamos en el límite”

Papa Francisco RECORTADA.jpg WEB

El líder de la Iglesia católica volvió a Sudamérica, sin pasar por la Argentina. Implementaron un fuerte operativo de seguridad debido a los recientes ataques a parroquias por parte de grupos extremistas

El papa Francisco llegó ayer a Chile, donde visita las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique y aborda temas como la corrupción y su preocupación por los pueblos originarios, en medio de ataques de grupos anarquistas a parroquias  y graves cuestionamientos a la Iglesia por las denuncias de abuso sexual de menores.

Bajo el lema “Mi paz les doy”, el Sumo Pontífice aterrizó a las 20:10 y se quedará hasta el jueves, cuando partirá a Perú.

 

Nota relacionada: Más de 20 mil argentinos cruzaron a Chile para ver al Papa

 

Es la sexta vez que viene a Latinoamérica: ya estuvo en Brasil (2013), Ecuador, Bolivia, Paraguay (2015), Cuba (2015), México (2016) y Colombia (2017).

“Tengo miedo de una guerra nuclear, estamos al límite”, aseguró Francisco en un breve diálogo que mantuvo con la comitiva que está a bordo del avión, según informó la agencia de noticias ANSA.

“Solo hace falta un percance para que se inicie la guerra. La situación puede precipitarse a partir de un error. Entonces, es necesario destruir las armas. Esforcémonos por llevar a cabo el desarme nuclear”, agregó.

Las frases del máximo pontífice surgieron después que le mostraron una foto de las consecuencias de la bomba atómica caída en Nagasaki en 1945.

 

La agenda del Papa

Aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Santiago, donde fue recibido formalmente por la presidente Michelle Bachelet. Desde allí se dirigió  a la Nunciatura Apostólica, donde pasó la noche.

Hoy visitará el Palacio de La Moneda donde mantendrá, a las 8.20, un encuentro en el Salón Azul con la presidente Bachelet y el cuerpo diplomático.

Desde allí se dirigirá hasta el Parque O’Higgins donde a partir de las 10.30 presidirá una misa abierta que las autoridades anticipan que será multitudinaria (400.000 personas). Tras concluir la ceremonia y hacer una pausa para comer, Bergoglio irá al Centro Penitenciario Femenino a las 16. A pesar de tener la costumbre de visitar a personas privadas de su libertad, será la primera vez que lo haga en una cárcel de mujeres. Conversará con 600 reclusas.

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.