Fuerza Aérea y ANAC verificaron el equipo técnico del aeródromo local

learjet

La ANAC realizó la verificación de rutina de los equipos de radioayuda ubicados en la ciudad, que son necesarios para controlar el tráfico aéreo de la zona pero también para que vuelva a operar el aeropuerto local. El óptimo funcionamiento ayudaría a gestionar lo necesario para comenzar con las reparaciones de la pista.

Es muy posible que durante el viernes a media mañana, sobre todo en la zona del Parque Inzué y Pueblo Belgrano, a más de uno le haya llamado la atención ver en el cielo a un avión dando vueltas en círculo varias veces durante un tiempo prolongado.

La nave con tan particular trayectoria era un avión reactor de Fuerza Aérea Argentina cuya función ese día fue verificar el sistema de radioayuda a la navegación que utilizan las aeronaves para seguir en vuelo una ruta preestablecida (conocido con el nombre de equipo VOR) que está ubicado en el aeródromo de Gualeguaychú. Y como los VOR suelen ir acompañados de otra radioayuda llamada DME, que ayuda al piloto a conocer la distancia que hay entre la aeronave y la estación, que también fue verificada.

El testeo fue realizado por la Fuerza Aérea y la ANAC en conjunto, y el mismo contó de un sobrevuelo en circunferencia a 600 metros de altura para poner a prueba los equipos que deben detectar en qué punto del cielo está ubicada la aeronave.

Este equipamiento permite que Gualeguaychú sea uno de los principales puntos de control de las aerovías de la zona –tanto las inferiores como las superiores– y esta tarea es una de las que estipulan los contratos nacionales e internacionales que tiene el Estado con el aeródromo de Gualeguaychú.

Según uno de los técnicos consultados por ElDía que trabajó en la verificación, el aeropuerto local, por tener este tipo de tecnología, tiene todo listo para comenzar a operar comercialmente, algo que muchos otros aeródromos del país no pueden hacer por no tener esta capacidad técnica.

Sin embargo, lo paradójico es que el estado de la pista, suspendida desde hace varias semanas por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), impide siquiera que el avión reactor que se utilizó para verificar estos equipos ni siquiera puede aterrizar o despegar desde Gualeguaychú.

Con los resultados positivos sobre el funcionamiento del equipo VOR y DME se espera que en los próximos días el senador nacional por Cambiemos, Alfredo De Angeli, se reúna con los titulares de la ANAC para comenzar a gestionar el levantamiento de la suspensión del aeródromo local, mientras que en paralelo continuarán las negociaciones entre la Mesa de Trabajo (de la cual forman parte el municipio, la Corporación del Desarrollo y otras instituciones de la ciudad) y el Aeroclub por los arreglos de la pista, que tendrán un costo de unos $20 millones pero que dejará la pista operativa en tan sólo un mes de trabajo.

Hoy por hoy, pueden entrar al aeródromo aviones con motores a explosión y turbo hélices, los conocidos como avionetas. La pista, por su parte, tiene más de 1300 metros y tiene dos áreas continuas de 80 metros, y cuenta con plataforma de embarco y descenso, además de contar con todas las herramientas técnicas antes mencionadas y que son necesarias para asistir a la aeronave para que pueda aterrizar por instrumento.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.