Glifosato: La Mesa de Enlace propuso no prohibir pero controlar

Glifosato

En la mañana de ayer se realizó el segundo encuentro para analizar el proyecto del Poder Ejecutivo Municipal sobre la prohibición de uso, acopio y venta de Glifosato en el ejido de Gualeguaychú. Representantes de las cuatro entidades del campo sostuvieron que la productividad depende directamente de los fitosanitarios.

Los ingenieros agrónomos y representantes de la Mesa de Enlace manifestaron su postura frente al proyecto de prohibición del Glifosato. En primer término, indicaron que prohibir sólo este producto representaría una mirada reduccionista del problema, debido a que existe un amplio espectro de químicos que son actualmente utilizados y que en muchos casos son más nocivos que el que se pretende proscribir.

 

Nota relacionada: “Prohíban el glifosato antes de que mueran más chicos”

 

En este sentido, declararon que hay nueve malezas que se han vuelto resistentes al producto, por lo que se deben aplicar otros agroquímicos. De todos modos, reconocen que son agroquímicos que no son inocuos, por lo cual representan un impacto en la salud, pero que es un modelo sanitario que está instalado desde hace 25 años.

“Saben que no es agua bendita, pero consideran que prohibirlo no es la solución”, explicó la concejal Araceli Traba de Cambiemos a ElDía.

Además, los profesionales propusieron abordar la problemática entre lo público y lo privado como una instancia superadora, y destacaron que el Departamento Gualeguaychú es el que más aporta a la provincia en materia de producción.

 

Nota relacionada: Fuera de período, los concejales trabajan en el proyecto del glifosato

 

En todo momento señalaron que lo importante es utilizar el Glifosato de manera correcta, con las indicaciones y proporciones adecuadas, y que de esa manera no habría mayores inconvenientes.

En cuanto a las fuentes laborales que representan los campos de la zona, plantearon que muchos campos “podrían quedar improductivos”, según explicó Traba, al tiempo que aclaró: “Ellos plantean qué va a hacer la Municipalidad con esas personas que viven de la producción”.

Otro de los puntos que se pusieron sobre la mesa desde la Mesa de Enlace es el costo de los impuestos inmobiliarios. “Si ese campo produce soja y puede ganar más es una cosa, pero si no tiene esa capacidad de producción deberían bajarle los avalúos desde la Provincia”, explicaron.

 

“Una mirada reduccionista”

 

El Glifosato no es el único químico que se utiliza en los campos. Según la Mesa de Enlace, poner el foco sólo en un producto es acortar el debate. Además, informaron que el Departamento cuenta con unas 15 mil hectáreas productivas y que una alternativa podría ser la de zonificar el ejido.

Al respecto, Traba explicó que “en departamentos grandes como Gualeguaychú se ha trabajado de esta manera. Se podrían prohibir todos los agroquímicos, no sólo el Glifosato, en la zona urbana y semiurbana, y aplicarse con los controles necesarios en los sitios de producción”.

Las reuniones continuarán con Senasa, INTA y otras organizaciones interesadas en el tema, y no se descarta un debate final entre todos los implicados.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.