El Hospitalito Baggio cubre el tratamiento para dejar de fumar

Pucho

En el marco del Programa Nacional de Enfermedades Crónicas no Trasmisibles, el Centro de Salud empezó a recibir a los primeros pacientes interesados en dejar el tabaco. El tratamiento consta de contención psicológica, actividad física y el suministro de parches de nicotina de manera totalmente gratuita.

El Centro de Salud Juan Baggio fue seleccionado junto a otros efectores públicos del país para ser parte del Programa Nacional de Enfermedades Crónicas no Trasmisibles del gobierno nacional. En el marco de dicho programa, tuvo lugar días atrás, en la propia sala de espera del Hospitalito, una charla de concientización sobre los peligros a lo que están expuestos quienes fuman.

 

Nota relacionada: El Hospitalito Baggio realizará placas miorrelajantes gratuitas  

 

“Esta es una primera iniciativa que busca fomentar el conocimiento sobre las enfermedades a las que están expuestos quienes son fumadores, como cáncer de pulmón, los trastornos corolarios o vasculares”, comentó el doctor Ismael Focaraccio, al tiempo que destacó que “lo más importante de esto es la creación de un gabinete de profesionales y especialistas que se conformó para tratar a todas aquellas personas que deseen dejar el tabaco”.

Dicho gabinete multidisciplinario está conformado tanto por médicos como por un equipo de educación física, psicólogos y nutricionistas. Estos profesionales complementan el tratamiento con parches de nicotina, que son suministrados en forma totalmente gratuita.

Con respecto al valor que tienen los parches de nicotina en el mercado, Focaraccio ejemplificó: “una persona que consume dos atados de cigarrillos por día gasta aproximadamente 3 mil pesos al mes, mientras que el tratamiento para ese nivel de consumo cuesta 2.500 pesos”. Aunque aclaró que en el Centro de Salud “todos los casos son cubiertos en forma gratuita”.

Una respuesta al fumador pasivo

Por su parte, el director del Centro de Salud provincial, Jorge Roko, mostró su satisfacción por la puesta en marcha del Programa Nacional de Enfermedades Crónicas no Trasmisibles y la respuesta que vienen teniendo de los vecinos de la zona.

“Los tratamientos para dejar de fumar mediante los parches de nicotina son inaccesibles para mucha gente. Pero a través del financiamiento del programa podemos dar respuesta. Además, contempla acciones de naturaleza preventiva, como las charlas o el propio grupo, en el que intervienen psicólogos, que funciona como contención”, expresó Roko.

Asimismo, el funcionario destacó la importancia de dar respuesta desde el Estado a esta problemática tan dañina para la salud de las personas. “Son 4 mil sustancias tóxicas las que contiene el cigarrillo. Contar con esta herramienta concreta para que la gente pueda dejar de fumar nos llena de energía para seguir atendiendo esta y cada una de las enfermedades crónicas con las que empezamos a trabajar, como la hipertensión arterial, la diabetes, el epoc, el asma y la obesidad.

Por último, el profesional se refirió a la necesidad de concientizar no solamente sobre el daño que genera el consumo de tabaco en los fumadores activos, también en los pasivos. “Ya no son una rareza los casos de personas que no tienen el hábito, pero que viven o se manejan en un ambiente de fumadores y contraen cáncer. Entonces, más allá del tratamiento en sí, esta es una iniciativa que significa un paso adelante en cuento a la toma de conciencia”, finalizó el director del Hospitalito.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.