El Programa Escuelas Promotoras de Salud junto al Ce.Sa.M.A. (Centro de Salud Mental y Adicciones) puso en marcha el “Espacio Docente” dedicado a consultas y asesoramiento en problemáticas de adicciones y violencia escolar.


Los docentes desarrollan una tarea preventiva cuando: conciben la formación como un proceso integral, en el que tratan de desarrollar todas las potencialidades de las personas; poseen una actitud de escucha y están abiertos al diálogo, promueven la construcción de espacios de comunicación, entre ellos y el grupo, y dentro del grupo; intentan desarrollar un modelo de trabajo cooperativo, toman en cuenta los saberes previos de sus alumnos y respetan sus diferencias individuales y culturales.

También, consideran al conocimiento como una construcción social, logran articular los intereses y preocupaciones de sus alumnos y transformarlos en aprendizajes significativos; toman las situaciones cotidianas como experiencias de aprendizaje social, afectivo y cognitivo; están abiertos a escuchar las críticas de sus propios alumnos en relación a sus actitudes y conductas y a revisar la calidad de los vínculos que mantienen con su grupo.
La demanda que la sociedad fue haciéndole al docente ha variado en los últimos tiempos. “De tener una función que privilegiaba la instrucción y la enseñanza de las competencias básicas, de introducir al alumno en una cultura y sociedad singular, de poder formarlo para que sea un ciudadano en una sociedad democrática, de ser el adulto con el que el niño se vincula después de su ‘salida’ de la familia; se transformó en un actor fundamental dentro de la comunidad, al que se le exige y se le demanda el cumplimiento de funciones muchas veces correspondientes a otras esferas y ámbitos sociales”, se precisó desde al área de salud a elDía.
Esta demanda “es consecuencia de la ausencia, deterioro o crisis de otros espacios formales e informales que tradicionalmente cumplían funciones de formación.
La escuela es una institución que abarca todo nuestro territorio y está presente en lugares en los que otras instituciones no están”.
El “Espacio Docente” está destinado a los docentes de todos los niveles y especialidades. Tendrán a disposición un espacio donde consultar, solicitar asesoramiento, indagar en bibliografía especifica, elaborar en conjunto estrategias didácticas e intervenciones en relación a las problemáticas de adiciones y violencia escolar.
Dicha área estará a cargo de la Licenciada Mariela Piedrabuena, docente especializada en las problemáticas mencionadas y contará además con todo el Equipo Profesional del Centro de Salud Mental y Adicciones y el P.O.L.I.Sa.Me.Co. (Plan Operativo Local Integral de Salud Mental Comunitaria) con base en cada Centro de Salud Municipio.
Funciona desde el 1º de marzo en la dirección de Salud, Fray Mocho 94; personalmente pueden acercarse todos los viernes de 9 a 10 o solicitando entrevista al teléfono 437037, de lunes a viernes de 7 a 18.