El Instituto Nacional de las Mujeres acusó de violento a Baby Etchecopar

baby

El organismo estatal denuncia que el conductor ejerce violencia simbólica y discriminación contra las mujeres, algo incompatible con su rol de comunicador social.

“Violencia simbólica y discriminación”. Esos son dos de los conceptos que el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) denunció en relación a los dichos de Baby Etchecopar, de la semana pasada, en su programa de radio El Angel del mediodía por Radio 10. Y se pronunció fuertemente contra el conductor.

En un comunicado oficial, el Instituto Nacional de las Mujeres (a través del Observatorio de Violencia Simbólica y Mediática) emitió un extenso descargo motivado por “el hecho de que varios de sus dichos sobre la diversidad sexual y el movimiento de mujeres pueden considerarse discriminatorios y vulneratorios de los derechos de estos colectivos”.

“Y después sale una imbécil, feminazi, cansada de vapulear gente, cansada de humillar gente y cansada de etiquetar hombres por ese miedo aterrador al pene. Después de que se cansó durante dos, tres años y todas estas chotas, forras, tortilleras asquerosas se cansaron de etiquetar hombres y decir que feminazi y femicida y montón de femichota”. Esas expresiones descalificatorias y agresivas, por parte de Etchecopar fueron tomadas en cuenta por el INAM para denunciar a Etchecopar. Los insultos se referían específicamente a Malena Pichot, pero terminaba agraviando a muchas personas más.

No es la primera vez que un organismo oficial se expide contra los dichos de Etchecopar, generalmente agresivos y ofensivos hacia distintos sectores sociales.

 

Nota relacionada: El polémico pedido de Baby Etchecopar a Macri: “Maten a los chorros” 

 

En este caso, según el comunicado de INAM, “es conocido el estilo provocador que caracteriza al periodista a través de las declaraciones que realiza sobre diferentes hechos, problemáticas sociales y figuras públicas (…) y como comunicador social y al utilizar el espacio radioeléctrico -el cual es considerado bien público- hay ciertos deberes y responsabilidades sobre lo que se dice en un medio de comunicación”.

El Observatorio analizó en detalle los dichos de Etchecopar como una forma de poner en evidencia el tono violento y despectivo que utiliza habitualmente el conductor. Y pone como el ejemplo estas expresiones que dijo en su programa el 12 de marzo: “Para un grupo de gente despreciable entre las que se encuentran Pichot, la que habló en el acto el otro día, los que pintan con aerosoles como si fuera heterosexual un castigo (sic). Que son ratas, son lacras: imagínense cuando uno limpia la pileta de natación y encuentra chicles, pelos, escupidas, eso es lo que queda en el filtro del país. Esta gente, desagradable. Que no luchan por nadie más que por ellos, con un egoísmo supremo. Donde no les importa la mujer torturada, golpeada, asesinada, puesta al servicio de la prostitución. Les importa nada más poder chuparle la boca a otra mujer en un “tortazo” en la puerta de La Biela porque se estaban besando y no las dejaron. Asqueroso. Repugnante. Pero lo mezclan con los DDHH, con los desaparecidos para meterse en el medio y poder besarse tranquilo (sic)”.

Y para rebatirlo cita la Ley Nº 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres de manera simbólica o de forma mediática. Y agregan: “En este sentido, las afirmaciones del señor Etchecopar sobre la diversidad sexual y sobre el movimiento de mujeres deben ser entendidos como violencia simbólica en su modalidad mediática. Esto se debe a que su mensaje es discriminatorio, humillante y generador de violencia contra las lesbianas. Cabe señalar que la orientación sexual de una persona no debe ser motivo de discriminación, estigmatización o señalamiento alguno”.

 

Nota relacionada: La feroz pelea entre Baby Etchecopar y Roberto Navarro 

 

El comunicado también afirma que no es la primera vez que el organismo gubernamental pide informes por conductas previas en la misma línea discriminatoria y agresiva. Y que ha intentado dialogar con él y su producción, lo mismo que otros que otros organismos del Estado que también expidieron informes sobre Etchecopar por los mismos motivos: “se estaba ejerciendo violencia simbólica y mediática contra las mujeres”.

Y como cierre agrega: “Resulta imperioso – a fin de propiciar el cumplimiento de la mencionada legislación -, que quienes ejercen la función de comunicadores/as sociales prescindan en el ejercicio de su labor, de abordajes que estigmaticen, culpabilicen, descrean y/o sexualicen al movimiento de mujeres”.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.