Intrusismo y ejercicio ilegal de la profesión en PAMI, estado actual

Kinesiología PamiEn la nota publicada el lunes 24 de julio del corriente año titulada “Intrusismo y ejercicio ilegal de la profesión en PAMI”, se expuso la problemática en la atención en kinesiología domiciliaria de los afiliados de PAMI.

 

 

Lic. Federico Peralta*

MN: 12024, MP: 1405

 

Para hacer una breve reseña el PAMI mediante su resolución N° 0635 firmada por el Lic. Sergio D. Cassinotti, director ejecutivo del Instituto, igualó la atención domiciliaria por parte de un Lic. en Kinesiología a un auxiliar de Kinesiología.

Independientemente de la diferencia en tiempo de formación (kinesiólogo 5 o 6 años dependiendo de la universidad; auxiliar en kinesiología 4 meses) dicho curso no se encuentra validado por el ministerio de educación ni por el ministerio de salud, con lo cual un auxiliar en kinesiología no se encuentra ni facultado ni habilitado para atender personas en situación de enfermedad.

¿Qué fue lo que sucedió a raíz de esta resolución de PAMI? En principio distintas estructuras de organización que nuclean a los kinesiólogos de todo el país expresaron su repudio, mientras que otras eligieron no formar parte de este reclamo. El CoKiBA (Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires) junto con la Facultad de Medicina de la

Universidad de Buenos Aires fueron dos de las entidades que llevaron adelante el reclamo sobre la ilegalidad de dicha resolución. Para dejarlo en claro, lo que está fortaleciendo PAMI mediante esta resolución es el ejercicio ilegal de la medicina, lo cual es un delito. Por otro lado y lo más importante de esta cuestión, está dejando en manos de personas no capacitadas la atención de nuestros abuelos.

Luego de una primera reunión el PAMI se comprometió a dar marcha atrás con la resolución antes dicha, mediante una circular que anulase su aplicabilidad. Desde el CoKiBA se envió una carta documento en la que se pidió que se anulara mediante una resolución no mediante una circular dicha medida. Argumentando que la jerarquía de una circular era menor que la de una resolución y no generaba confianza su aplicabilidad. A esta carta documento PAMI responde con una carta documento en la que, entre otras cuestiones se argumenta su decisión de la siguiente manera “Hago saber a Ud. que el dictado de la Resolución 635/DE/17, obedeció a la necesidad de esta Obra Social de otorgar mayor celeridad y eficiencia en la provisión y acceso de los afiliados a los servicios de Atención Domiciliaria Integral”. Continúa diciendo que “En ningún momento se ha pretendido otorgar a personal no autorizado legalmente, la facultad de asumir funciones reservadas a profesionales de la kinesiología con título habilitante”. Entre otras cuestiones de menor relevancia que tiene dicha carta documento, firmada por la Dra. Claudia M. López Subgerente de Dictámenes y Contratos, de la Gerencia de Asuntos Jurídicos INSSJP (PAMI).

Por lo menos resulta extraño que la Dra. López diga que PAMI no pretendió otorgar funciones reservadas a un profesional kinesiólogo a personal no autorizado legalmente, ya que es clarísima la resolución en ese aspecto. En todos los puntos que expresa la atención de kinesiología en domicilio, aclara que puede ser llevada a cabo por un kinesiólogo/a o un auxiliar en kinesiología. La pregunta sería, si la intención de PAMI no es otorgar esta facultad a personal no autorizado ¿por qué la resolución así lo dispone?. Naturalmente esa pregunta nunca es respondida por PAMI.

A esta carta documento se la respondió con otra por parte del CoKiBA ratificando el reclamo y se sumó la Universidad de Buenos Aires mediante su Facultad de Medicina, haciendo enfático el reclamo por tal resolución en las siguientes palabras: “Manifestar el profundo rechazo ante la proliferación de ofertas educativas engañosas de la cual sus egresados pretenden ejercer actividades propias y exclusivas de la kinesiología, careciendo de la suficiente formación profesional y académica, sin el debido reconocimiento educativo y sin título ni matrícula habilitante para ejercer su actividad en el campo de la salud, poniendo en serio riesgo a la población”.

Actualmente la situación se encuentra a la espera de que PAMI comunique finalmente qué resuelve al respecto y cuándo y cómo lo llevará a cabo. Mientras tanto nuestros abuelos día a día ven más precarizada su asistencia en salud con una clara decisión política del PAMI de reducir el gasto en salud de dicha institución.

Para terminar, es interesante volver a pensar el mismo ejercicio que propuse en la nota anterior…. ¿se imaginan qué pasaría si existiesen auxiliares en medicina que trabajen como médicos?

*Licenciado en kinesiología y fisiatría UBA orientado a rehabilitación neurológica, trastornos vestibulares y del equilibrio; docente UBA, investigador y responsable de CIRIC Formación

Permanente.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.