Intrusismo y ejercicio ilegal de la profesión en PAMI

PAMI

El 4 de julio, el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, más conocido como PAMI, mediante su resolución N° 0634 firmada por el director ejecutivo del Instituto, Sergio Cassinotti, igualó la atención domiciliaria por parte de un Licenciado en Kinesiología a un auxiliar de Kinesiología.

Por Lic. Federico Peralta*

MN: 12024, MP: 1405

Algunas cuestiones a desmenuzar. ¿De qué se trata esta resolución? La misma marca las directivas, entre otras cuestiones, de las características de la atención domiciliaria de sus afiliados. Establece el tipo de prestaciones y dentro de las mismas, determina que el servicio de medicina física y rehabilitación puede ser llevado a cabo por un profesional kinesiólogo/a o un auxiliar en kinesiología.

¿Cuál es la diferencia entre un kinesiólogo/a y un auxiliar en kinesiología? La carrera de grado de un Licenciado en kinesiologia tiene un mínimo de duración de 5 años, 6 en la Universidad de Buenos Aires. Por su parte para ser auxiliar en kinesiología debo tomar un curso de 4 meses de duración. Por otro lado, el kinesiólogo/a tiene matrícula en salud reconocida por el Ministerio de Salud de la Nación y distintos organismos provinciales, lo cual lo habilita a trabajar con personas en situación de enfermedad, porque así lo avala su formación de grado. El curso de auxiliar en kinesiología no cuenta con aval del Estado y menos aún con matrícula en salud, con lo cual no puede trabajar terapéuticamente con personas en situación de enfermedad, esto es consecuencia de su formación.

Para seguir desmembrado la cosa, es fundamental comprender que una persona que ejerce cualquier área de la salud sin matrícula habilitante, está cometiendo ejercicio ilegal de la medicina, lo cual está tipificado por el código penal. El artículo 208 del código penal establece una prisión de 15 días a un año a quien incurra en este delito.

Lo particular de toda esta situación es que es el Estado (PAMI) quien está estableciendo las reglas para cometer delito. Otra posible pregunta sería ¿por qué el Estado quiere cometer delito, o bien que otros lo hagan por él? En la humilde opinión de quien escribe, esta medida se da en el contexto de una precarización pensada de las prestaciones y beneficios de los afiliados a PAMI. En la lógica de reducción del gasto y evidenciando que para el Estado Nacional actual los salarios son un gasto, esta es una forma de reducirlo. Es esperable que un auxiliar en kinesiología esté dispuesto a una renta mucho menor que un kinesiólogo, ya que su formación así lo posiciona en relación a su capacidad de trabajo.

Muchas asociaciones y colegios de profesionales kinesiólogos han hecho escuchar su voz de repudio ante esta resolución. Otros tantos han hecho notar su ausencia. Es fundamental que la comunidad entera tome noción de esto. No podemos permitir que personas que no estén en condiciones formativas de dar servicios de salud, seguramente de buena fe, atiendan a nuestros adultos mayores.

Sólo un ejercicio más…. ¿imaginen qué pasaría si existiesen auxiliares en medicina que trabajen como médicos?

 

*Licenciado en kinesiología y fisiatría UBA orientado a rehabilitación neurológica, trastornos vestibulares y del equilibrio; docente UBA, investigador y responsable de CIRIC Formación Permanente.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.