Juventud Unida: un viaje del sufrimiento a la ilusión

Juventud-3

El año que se cierra fue un año con sensaciones diferentes para Juventud Unida. Por un lado, el sufrimiento por mantener la categoría que contrasta con este gran presente, que invita a ilusionarse con un torneo sin complicaciones.

Por Daniel Serorena

El 2017 ha sido un año que bien podría dividirse en dos para el Decano en su participación en la B Nacional. El primer semestre tuvo de todo, inicialmente la complicación y la incertidumbre sobre la reanudación de la competencia, que por la crisis en AFA y la falta de pago a los clubes se postergó más de un mes de lo previsto.
Con Carlos Macchi al frente del equipo, tuvo una gran vuelta al juego, ganó tres partidos seguidos y pegó un buen salto en las posiciones. Pero luego el equipo cayó en un pozo, perdió consistencia futbolística y la falta de resultados generó una caída abrupta en los promedios. El equipo se tornó previsible, hubo roces internos que repercutieron puertas adentro del plantel y la salida de Macchi, luego de una derrota en casa ante Los Andes, fue el fusible para buscar descomprimir una compleja situación.
La llegada de Javier Osella para las nueve fechas finales fue una apuesta que se jugó la dirigencia de Juventud y que tuvo el resultado esperado. El entrenador santafesino fue claro en su mensaje, había que mantener la categoría y en esos nueve partidos, Juventud sumó puntos importantísimos, solamente perdió dos partidos, ante el campeón Argentinos Juniors y el subcampeón Chacarita, pero tuvo un cierre de torneo sumamente auspicioso, que incluyó una gran victoria de visitante ante Crucero del Norte y el esperado triunfo de local ante Estudiantes de San Luis que terminó asegurando la permanencia.

Juventud-2

Otro torneo, otro equipo

Con la tranquilidad de haber mantenido la categoría, Juventud encaró el nuevo torneo con un equipo relativamente “nuevo”, con muchas bajas en relación al torneo pasado, pero manteniendo también muchos de los jugadores considerados claves por el entrenador Javier Osella.
La columna vertebral conformada por Lucas De León, Matías Marchesini, Paolo Impini, Daián Vocos, Ricardo Villalba, Juan Sánchez y Diego Barrado se mantuvo en el equipo, lo mismo que Claudio Pombo y Rubén Piaggio, sumando jugadores elegidos por el entrenador para ocupar puestos sensibles en el equipo.
El salto de calidad al equipo se lo dieron Ariel Cólzera y Walter Acuña, aunque no se puede menoscabar el aporte de Franco Leys, Sergio Sagarzazú, Patricio Romero, Diego Montiel, Juan Francisco Bauzá, Marcos Quiroga y el uruguayo Sebastián Sosa, todos con pasajes importantes en el equipo, que ha tenido una primera parte de torneo que ha sido de buena a muy buena.
Juventud se ha fortalecido enormemente en su cancha, sumando 16 de los 18 puntos jugados, con cinco triunfos y un empate frente a Brown de Adrogué. De visitante, si bien ha recibido dos goleadas 0-3 en Puerto Madryn y Rafaela y un inmerecido 0-2 ante Aldosivi en Mar del Plata, el Decano pudo ganarle a Ferro en Caballito y sumó dos empates sin goles frente a Mitre de Santiago del Estero y Quilmes que le permitieron cerrar el año con 21 puntos, uno menos que el puntero Atlético Rafaela, con pasajes de buen juego, siempre metido en los puestos de arriba y sin mayores complicaciones en la pelea por la permanencia.
Al momento de analizar los por qué de este buen presente de Juventud, claramente hay que empezar a mirar por el banco de suplentes. Javier Osella tiene mucho que ver en este presente, porque el entrenador le ha dado su impronta a Juventud, ha sabido potenciar algunos jugadores en puestos que no son los habituales, pero que encontraron su posición dentro del equipo, que ha mostrado solidez defensiva, un arquero en gran nivel y pinceladas de calidad en los pies de Cólzera, Acuña y Sagarzazú.

Lo que viene, un desafío

El gran desafío de Juventud será poder ratificar en el segundo tramo del torneo, todo lo muy bueno mostrado en el segundo semestre del 2017. Sin cambios en su equipo, confiando en su potencial y entonado por lo mostrado en las doce primeras fechas, el equipo de Osella volverá a la acción el primer domingo de febrero recibiendo a Sarmiento de Junín en La Vía y luego visitará a Villa Dálmine en Campaña en dos partidos que serán una bisagra para lo que viene.
Por lo pronto, Juventud despide con sonrisas y disfrutando un buen presente un año que fue complicado, que tuvo momentos de sufrimiento con la pelea por no descender, pero que parece haberse encaminado y encuentra al equipo mirando el futuro con optimismo.

Goleador

Ariel Cólzera con 5 goles fue el goleador de Juventud en la primera mitad del torneo. El chaqueño anotó tres tantos de penal y los dos restantes en la goleada 3-1 ante All Boys.

Juventud-1

EL DATO

El Tribunal de Apelaciones de la AFA decidió reducir la sanción que se había impuesto a Deportivo Riestra por los incidentes ocurridos durante la disputa de la final del reducido de la temporada 2016-2017 de la B Metropolitana ante Comunicaciones.
Inicialmente, el equipo de Villa Soldati recibió el descuento de 20 puntos, que fueron reducidos a 10 puntos en la resolución recientemente conocida. De esta forma, Riestra suma ahora 3 puntos en la tabla, luego de haber totalizado 13 unidades en las primeras doce fechas del torneo.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.