perroaduana

“Bruno”, uno de los perros entrenados por AFIP, detectó 5 kilos de cocaína y 5 kilos de marihuana. El operativo se efectuó a un ómnibus, en el Puente Internacional “General Artigas”, que une Colón con Paysandú, Uruguay.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Aduana, impidió la salida de 5 kilos de cocaína y 5 kilos de marihuana gracias al trabajo de “Bruno”, uno de sus canes antinarcóticos, que detectó la presencia de la droga escondida dentro del equipaje de un pasajero que viajaba en un ómnibus con destino a Uruguay.
La droga fue descubierta por el animal luego de que un micro de la empresa Copay fuera sometido al control de rutina en el Puente Internacional “General Artigas” (Colón – Paysandú), informó prensa AFIP a elDía.
El perro señaló el equipaje de un viajero de nacionalidad argentina que contenía sustancias que al ser sometidas a los reactivos arrojaron como resultado cocaína y marihuana.
En la causa interviene Juzgado Federal de Primera Instancia de Concepción del Uruguay, quien de inmediato dispuso el secuestro de la droga y la detención del pasajero.
La inclusión de perros al organismo forma parte de una decisión estratégica que tomó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, cuando estaba al frente de la Dirección General de Aduanas (DGA).
En 2004, el funcionario entendió que además de invertir en tecnología había que apostar a la formación de canes como una herramienta de control adicional. En la actualidad el organismo cuenta con 300 perros.
Los canes que utiliza la Aduana son Golden Retriever y Labrador. Estas razas fueron elegidas básicamente por las óptimas características olfativas de los canes y porque no son animales agresivos. Asimismo, la DGA está experimentado con una raza nueva: Flat-Coated Retriever. En todos los casos, los perros duermen y viven con sus guías entrenadores.