En la agonía del partido, Sarmiento rescató un punto frente a Central

Sarmiento Central web

Fue 2 a 2 por el agónico gol de Rodrigo Carrizo. El local había abierto el marcado de la mano de Silvio Reinoso en el primer tiempo, pero el Rojinegro lo dio vuelta en el complemento, gracias a los festejos de Ruben Covato y Yamil Carro. El árbitro Víctor Junco expulsó al defensor local Alejo Rondán.

Los dos se jugaban mucho. Lejos de los puestos de vanguardia (ambos llegaban a diez puntos del líder Deportivo Urdinarrain), Sarmiento y Central Entrerriano necesitaban sumar de a tres para abandonar las últimas posiciones. La intención fue el arco de enfrente en todo momento y, a pesar de que la lluvia complicó el campo de juego en la segunda parte, por momentos se pudo disfrutar de un entretenido partido, con llegadas en ambos arcos.

Fue Silvio Reynoso el que peinó un centro largo, la pelota dio en un defensor y el rebote le volvió al buen volante de Sarmiento, que metió un soberbio zurdazo para dejar sin nada que hacer a Matías Rodríguez y poner a su equipo arriba en el marcador.

Central había insinuado en un par de oportunidades, pero sin demasiado peligro para el arquero Pablo Steiner. Eran los dirigidos por Pauletti los que aprovechaban una de las pocas llegadas con peligro de la primera arte para irse al descanso arriba en el marcador.

En el complemento aparecieron los espacios, las piernas empezaron a pesar –la lluvia ya era intensa e incesante– y el partido ganó en emotividad. Alejo Rondán fue a disputar con fuerza desmedida y los dos pies para adelante una pelota con Surraco y Junco le mostró la roja directa.

Con uno más, Central aprovechó el desgaste del rival y los espacios generados para llegar al empate. El cabezazo de pique al suelo de Surraco encontró una buena respuesta de Steiner, pero el rebote le quedó a Covato que la tocó para poner el 1 a 1. En la siguiente, el centro llegó desde la derecha y, solo dentro del área, Yamil Carro dejó sin nada que hacer al arquero local para estampar el 2 a 1.

Pero si hay algo que demostró que no le falta a Sarmiento es entrega: con uno menos y con las herramientas que tuvo a mano, fue por el empate. El partido se moría cuando Carlos Soria guapeó por derecha y sacó un buen remate cruzado, Rodríguez alcanzó a desviar, pero en el segundo palo llegó Rodrigo Carrizo para poner el empate definitivo que hizo estallar a la parcialidad auriverde, que a pesar del frío y la lluvia llegó en buen número al Estadio Municipal.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.