La colonia de los adultos mayores generó nuevas críticas al PAMI

Colonia Adultos Mayores - copiaLuego de un año cargado de conflictividad en la cobertura de las prestaciones médicas de los cerca de 15 mil afiliados que tiene el departamento Gualeguaychú, el financiamiento de la colonia municipal abrió un nuevo foco de conflicto.

El 2017 será recordado como el año en que los afiliados al PAMI estuvieron seis meses con el servicio del Módulo 6 (especialistas y prácticas ambulatorias) cortado en Gualeguaychú. Pero, tras infinitas idas y vueltas, reclamos y hasta una presentación judicial de por medio para garantizar la prestación, el servicio fue retomado. No por el Colegio Médico, que se negó a firmar el nuevo acuerdo propuesto por la obra social nacional, sino por la empresa Nativus, que garantiza el servicio hace poco más de un mes.

Pero, la paz con que llegaba el fin de año se rompió cuando desde el área del Adulto Mayor de la Municipalidad se solicitó el acompañamiento de la obra social para el financiamiento de la colonia de vacaciones que debería comenzar el lunes 8 de enero.

“En esta oportunidad la actividad estaría destinada a cubrir 90 cupos con un monto asignado de $85 por afiliado”, expresa la respuesta de la agencia local de la obra social. El problema que planteó el titular del área del Adulto Mayor, Víctor Hugo Lapido, es que “luego de ocho años en que el PAMI y el Municipio trabajaron conjuntamente, el año pasado la colonia debió ser financiada exclusivamente por la Municipalidad y este año, cuando tenemos 357 inscriptos, nos ofrecen costear 90 afiliados”, se quejó.

 

Te puede interesar: PAMI: En el primer mes del nuevo sistema se atendieron 500 afiliados 

 

Según informó a ElDía el funcionario local, la temporada pasada la colonia para los adultos mayores costó alrededor de 300 mil pesos. Y en este sentido, cuestionó duramente al PAMI, que “hizo caja durante seis meses porque no prestó el servicio del Módulo 6 en la ciudad y ahora nos enteramos que no puede cubrir al menos parte de los 16 encuentros de la colonia”.

“Los años anteriores se financiaban entre 200 y 250 personas, y con eso se pagaba el colectivo, los talleristas y la comida. De todo se hacía cargo el PAMI, mientras que el Municipio financiaba la logística, los gastos administrativos, los elementos que se usaban, etc. Era un trabajo mancomunado”, explicó Lapido.

El crecimiento en la participación de los adultos mayores en la colonia de vacaciones responde a la cantidad de talleres que se vienen realizando durante el año –gimnasia, folclore, teatro, entre otros–, pero en este punto Lapido, que también es parte del Consejo Asesor Municipal del Adulto Mayor (Camam), tiene una mirada crítica a la gestión de la obra social nacional.

“Los adultos mayores no lo notan porque fue la Municipalidad la que no solamente se hizo cargo de los talleres que dejó de financiar el PAMI en 2016, sino que incrementó el 50 por ciento de esas actividades”, expresó, al tiempo que planteó: “Esto evidencia dos miradas totalmente antagónicas en cuanto a los derechos de los adultos mayores: mientras el gobierno local agrega derechos, como el Presupuesto Participativo del Adulto Mayor o la TercerCard para descuentos en el transporte público, desde el PAMI se apela al recorte permanentemente”.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.