que_caos_2_transitoDurante 2011 se hicieron más de dos mil multas por esa contravención y encabeza el listado, lejos de la alcoholemia positiva. El crecimiento del parque automotor y la falta de estacionamientos, son algunas de las causas.


Por Mónica Farabello/  Guillermo Navarro/  Carlos Riera/  Rubén Skubij

 

El creciente parque automotor de la ciudad, que ronda los 71 mil vehículos, genera serios inconvenientes al tránsito principalmente en las horas pico de la mañana y de la tarde, concentrándose la mayor cantidad del tiempo en la zona céntrica.

Para la Municipalidad es todo un tema a resolver desde hace varias gestiones, teniendo en cuenta que sólo hay una ordenanza que estipula las zonas del aparcamiento medido y establece los valores, pero ninguna que profundice en cuestiones tales como el incentivo a los privados para construir playas de estacionamiento.

Según datos proporcionados por la Dirección de Tránsito, hasta mediados de este año la ciudad contaba con un parque automotor de 70.907 vehículos: 53.936 entre autos, camionetas y camiones, y 16.971 motos y ciclomotores. Pero además circulan gran cantidad de estos rodados sin patente, por lo que no están registrados.

Teniendo en cuenta esas cifras y tomando como parámetro que el último censo determinó que en Gualeguaychú hay unos 82 mil habitantes (81.421 según el censo 2010, mientras que en el departamento hay 109.266), se puede precisar que en la ciudad hay casi un vehículo por persona: 0,9.

Las horas pico y los fines de semana son los de mayor complicación para el tránsito, principalmente para quienes necesiten estacionar en zona céntrica, costanera, restaurantes y boliches bailables, por ejemplo.

La ausencia de playas de estacionamiento o sitios libres para dejar el auto, hace que los conductores dejen los vehículos en esquinas, ochavas, garajes, líneas amarillas, donde hay rampas, entre discos, en paradas de transporte público; donde pueden, en el primer lugar que encuentran y les quede cómodo.

Por ese motivo, estacionar mal o en zona prohibida encabezan ampliamente la lista de las infracciones más comunes labradas por Tránsito municipal en lo que va del año con 2.129 casos, muy lejos incluso de las alcoholemias positivas que se ubican en el quinto escalón con 546.

Y de las más de dos mil multas por estacionar mal o en zona prohibida labradas en 2011, la mayor cantidad (un 17%) fueron por dejar los vehículos en las ochavas, seguido de cerca por ocupar los sectores exclusivos para motos.

“Permanentemente buscamos corregir estas situaciones y es por eso que se labran tantas infracciones para que los conductores tomen conciencia”, dijo a elDía el director de Tránsito, Esteban Izaguirre.

 

Ampliar el estacionamiento medido

Trnsito_qu_caosEn otro orden de cosas, la secretaria de Planeamiento municipal, Amalia Peroni, explicó que al no haber una ordenanza que regule, desde el área que dirige se tomó una resolución interna que “exige a los edificios nuevos que prevean por lo menos el 50% de posibilidad de estacionamiento de acuerdo a la cantidad de departamentos”.

La funcionaria dijo en diálogo con elDía que al no haber normativa “cuando se les da la factibilidad de construcción, se les pide que prevean el estacionamiento” y recordó que años atrás se empezó a trabajar en una ordenanza que no prosperó.

Peroni aclaró que “no es una obligación, porque no hay legislación que lo exija, pero se le pide que lo prevean y hemos tenido buena acogida al respecto”.

En ese sentido detalló que los edificios nuevos, como el de calle Luis N. Palma e Irigoyen, tiene estacionamiento para la totalidad de los que viven allí al igual que el que se construyó en el ex Sanatorio Cometra.

“El tema del estacionamiento es algo que hay que resolver pero tiene muchas aristas, no sólo por el impacto de la cantidad de autos sino con un montón de cuestiones que se relacionan”, precisó la funcionaria y agregó que “hay que trabajar en esas situaciones porque, por ejemplo, los servicios de emergencia como Pronto y Vida deben tener garantizado el estacionamiento siempre, no puede ser que estén en la calle los autos de todos los médicos que trabajan y las ambulancias”. “Estamos acostumbrados a no prever esas cuestiones y no puede ser que la calle se haga cargo de todo esto”, señaló.

 

Playas de estacionamiento

Peroni explicó que una solución puede ser “ampliar la zona de estacionamiento medido, agregar cuadras y diferenciar la tarifa según la zona como por ejemplo hasta San Martín o Bolívar un costo y hasta Andrade o Gervasio Méndez a otro, y que eso obligue también a dejarlo un poco más alejado al vehículo”.

Sobre la construcción de playas de estacionamiento, la Secretaria de Planeamiento destacó que “no son un negocio rentable” debido al “valor de la tierra en el centro de la ciudad y lo que cuesta el estacionamiento medido porque con dos pesos se puede dejar el auto toda la mañana en la calle”.

“Si la situación fuera que cuesta 10 pesos en la calle y 15 en un estacionamiento, sería diferente, pero a dos pesos toda la mañana y con los costos de la tierra en la zona céntrica, no tiene sentido y es mas rentable poner un local comercial”, graficó.

Además se mostró convencida que se debe hacer “una evaluación completa de la situación; que no haya playas de estacionamiento es por esa cuestión de la rentabilidad”. “Por eso hay que ampliar el estacionamiento medido y luego empezar a promover playas de estacionamiento y que los edificios también los prevean por ordenanza”, puntualizó.

  

Ariel Destéfano, del Colegio de Arquitectos

“Hay que tener una visión global”

 arquitecto_destefano

Ariel Destefano, presidente del Colegio de Arquitectos Gualeguaychú, manifestó que “no es fácil pensar en una solución desagregada, resolver el tema del tránsito sin atender un montón de otras cuestiones que son las que generan el tránsito. Se debe tener una visión global”.

Tomó a la ciudad de Mar del Plata como ejemplo. “Ellos vienen trabajando con un plan estratégico desde el año 2002, donde uno de los puntos es el tránsito. La movilidad urbana se genera porque uno vive en un lado y tiene que trasladarse a otro punto”.

Frente a esa realidad “tenés que entender cómo está distribuido el suelo”, aseguró el profesional.

-¿Y cómo está distribuido en Gualeguaychú?

Acá, por equis razones, tenemos una ciudad que está desarrollada con usos del suelo segmentado. Claramente hay un centro donde están los servicios y una zona periférica donde vive la mayoría de la gente, eso sí o sí genera desplazamientos.

Esto sumado al boom del crecimiento del parque automotor genera los conflictos de tránsito que vemos que en esta ciudad, por la escala que tiene, todavía no son terribles.

- Pero que sí se ven en la época estival

Aumenta notablemente; además contamos con una costanera y el parque que está en un sector, el este, y la gente vive mayoritariamente al oeste, produciéndose un gran desplazamiento.

¿Y cuál es la solución? ¿un plan estratégico?

No sé si un plan estratégico pero sí una planificación sobre qué tipo de ciudad queremos, siempre es el tema y nunca avanzamos. Creo que este tipo de ciudad no es la adecuada para Gualeguaychú.

Esto de la segmentación donde por un lado se vive y por el otro se hace, no ayuda al orden. Creo que hay que tender a mezclar un poco más los usos, meter gente donde están los servicios o llevar servicios donde está la gente. Seguramente hay que hacer un poco de las dos.

 

Transporte público

Destéfano sostuvo que el transporte privado “hoy tiene prioridad, se ve claramente con el doble estacionamiento en calle San Martín, a partir de lo que genera el automóvil”. Se mira “siempre desde la lógica del vehículo cuando en realidad deberíamos verla del otro lado, desde el individuo de a pie”.

No obstante, aclaró que no se puede prohibir el uso del auto. “Ante este panorama debemos alentar el transporte público, apoyar a la bicicleta o la moto dándoles las condiciones y lugares adecuados”.

- ¿Por qué no hay playa de estacionamiento en Gualeguaychú?

Falta de no tener una visión de qué ciudad se quiere porque si vos no sabés para dónde querés ir, no sabés que cosas alentar y desalentar, en eso consiste.

Uno no puede prohibir el automóvil o, todo lo contrario, alentarlo pero uno si sabe a dónde va puede favorecer ciertas cosas y puede intentar minimizar otras.

Eso creo que es el rol del Estado, jugar con esas herramientas que existen pero hay que saber para qué las queremos usar.

-¿Qué ciudad es un ejemplo a tomar?

Curitiva, en Brasil, lugar donde estuvimos hace una semana y comprobamos la mirada adelantada que tienen, tanto que otras grandes ciudades del mundo van a aplicar el mismo trabajo.

Ellos concentran lo que son servicios y viviendas en los mismos lugares para reducir desplazamientos; a su vez, el transporte público es lo central, tiene prioridad.

Vos podés seguir teniendo tu auto pero para trasladarte entre dos puntos lejanos, en un horario pico, tardás una hora, mientras que 10 minutos con el transporte público.

Curitiva es hoy una ciudad de 1.800.000 habitantes, reconocen sus limitantes pero saben con las herramientas que cuentan y las explotan al máximo.

 

El diálogo

El titular del Colegio de Arquitectos de la ciudad manifestó que “hace rato que no recibimos consultas por parte de la municipalidad. Las últimas reuniones fueron cuando se arrancó con el plan de desarrollo urbano, el año pasado, hubo un par de reuniones donde se invitaron a otras instituciones también. Era todo como incipiente y después se diluyó y se desmoronó todo”.

Destéfano aclaró que “siempre estamos dispuestos a colaborar, participar y a dar nuestra opinión como lo hemos hecho en diferentes casos. Incluso estando a favor o en contra de las cosas que se hacen”.

Dijo a elDía que cuando opinaron en otro sentido “siempre nuestra posición fue proactiva con el fin de buscarle la vuelta para resolverlo de la mejor manera. Ese es el espíritu de esta institución”.

 

“Un proyecto para descomprimir el centro comercial”

marisa_romano_dos

La ex secretaria de Planeamiento Municipal Marisa Romano, expresó su opinión acerca de “la problemática del tránsito en Gualeguaychú”. La arquitecta cumplió funciones entre 2003 y 2007.

Manifestó a elDía que como funcionaria tuvo “la posibilidad de participar y de llamar al Consejo Consultivo de Planeamiento, donde forma parte el colegio de arquitectos, escribanos, contadores, dando con su visión”.

Aseguró que “se hizo un proyecto de ordenanza que se elevó al Concejo Deliberante” y que “el problema de tránsito no viene por un lado, sino que es por muchos causas”. “No está reglamentado que los edificios tengan estacionamiento. Ese era el punto en el que hacíamos mayor hincapié, porque justo se venían varios edificios y queríamos tener esto reglamentado”, relató Romano.

Finalmente, el proyecto analizado en el Concejo Deliberante (2003-2007) “no terminó de concretarse, pero quedaron esos puntos que pueden ser retomados”, expresó la ex secretaria de Planeamiento.

Una medida a corto plazo

Respecto a una posible solución a la problemática planteada, Marisa Romano expresó que “puede haber zonas para estacionar que sean más caras que otras e inclusive se podría extender el horario de estacionamiento”.

“La gente que trabaja en los Bancos entra a las 7 y sale a las 16 y los vehículos están estacionados todas esas horas, sumado a que mucha gente circula por el centro buscando estacionamiento”, planteó Romano.

“Si la gente sabe que en el centro el estacionamiento es más caro, tal vez deja su auto a unas cuadras y camina”, manifestó la ex funcionaria.

Al respecto, Marisa Romano opinó que “son medidas para que la gente cuente con más estacionamientos porque en el centro no hay nada libre, pero a dos o tres cuadras no costaría nada que la gente camine y se acostumbre, sobre todo porque es una ciudad con cuadras tan cortitas”.

Además, resaltó que en el proyecto presentado en su gestión, se analizaron cuestiones como “que los supermercados y edificios cuenten con playas de estacionamientos; y la diferenciación de tarifas entre la zona del centro y cuadras más alejadas”.

“Privados junto al Estado”

La arquitecta Marisa Romano, manifestó a elDía que “los empresarios podrían trabajar en conjunto con el Estado para crear nuevos espacios para estacionar” y que “se podrían utilizar los corazones de las manzanas: son lugares que no tienen tanta vida y tal vez con un simple acceso de 3 o 4 metros, se puede llegar al corazón de manzana y estacionar”.

Asimismo, aseguró que “es importante descomprimir el tránsito, llevando distintos lugares que son muy requeridos a distintas zonas de la ciudad. Por ejemplo el centro cívico, cuando se construya debería situarse en alguna zona que actualmente no sea muy concurrida”.

“Una ciudad ordenada es lo principal”

carlos_azzarettiOtras ciudades turísticas de la Argentina han debido lidiar con el tránsito vehicular y reglamentar, a través de ordenanzas, los estacionamientos y todo lo concerniente a este tema desde cero.

Lo que ocurrió con Villa Carlos Paz es un ejemplo claro de cómo debe reorganizarse el tránsito desde el caos total al “caos ordenado”, asi lo definió su secretario de Turismo, Carlos Azzaretti.

“Hemos tenido que ir adecuándonos y ordenarnos, porque los desordenados éramos nosotros, los habitantes de Villa Carlos Paz”, manifestó el funcionario a Diario elDía y explicó que “una vez que nos ordenarnos nosotros ahí comenzamos a ordenar a los que nos visitaban”.

“Cuando uno tiene una ciudad turística, tiene que tratar que el orden, que la prolijidad realmente vaya delante de todo, que sea algo prolijo porque es una imagen que la gente se lleva de la ciudad, entonces, si bien todavía hay un cierto caos lo importante es que sea un caos organizado”, opinó Azzaretti.

Villa Carlos Paz cuenta con alrededor de 80 mil habitantes, un número muy similar al de Gualeguaychú, pero durante la temporada estival, la ciudad cordobesa recibe más de un millón de personas en menos de 90 días.

Es bueno tomar el ejemplo de Villa Carlos Paz para trabajar sobre los deficits de Gualeguaychú y el tránsito es uno de ellos. “Nosotros hemos acondicionado lugares y el sector privado ha hecho las invesiones en lo que son playas de estacionamiento”, comentó el responsable de Turismo.

“La ciudad ha tenido que convertirse en una playa de estacionamiento, hemos tenido que hacer las calles de una sola mano, porque antes esta ciudad era una villa donde los vehículos circulaban en contramano todas las calles”, relató Azzaretti y continuó: “luego la gente estacionaba de las dos manos y debimos ir cambiando esas costumbres, son todas estrategias que uno tiene que ir realizando justamente para mostrar un orden en la ciudad”.

El funcionario aclaró que desde el Estado no se hicieron inversiones con respecto a esto, “simplemente se adecuaron los lugares para estacionamiento”. “Entendemos que esta es una cuestión del sector privado porque son ganancias para el sector privado. Desde el sector público lo que se ha hecho es la reglamentación”, indicó Azzaretti y ejemplificó esto con la tarea de los “trapitos”: “lo que nosotros llamamos ‘los naranjitas’ que atienden al turista tratamos de que no se a una agresión sino que sea un servicio”.

¿Cómo incentivar al privado a que invierta en playas de estacionamiento? “Evidentemente acá hay un retorno de la inversión que es muy importante. Villa Carlos Paz es una de las ciudades que en cuanto al rendimiento de la inversión es muy alto”, afirmó.

Azzaretti conoce Gualeguaychú y su última visita fue hace alrededor de seis años. Obviamente su opinión es muy interesante aunque por respeto no quiso brindar demasiadas especificaciones, sólo atinó a decir que “es una ciudad con mucho por hacer, con una escenografía maravillosa”.