La felicidad de Felipe con su nueva mano impresa en 3D

mano

A principios de año, la familia de Felipe Miranda pidió a Darwin Research que desarrollara una prótesis para el chico de 11 años. A través de una nueva técnica de impresión 3D, los desarrolladores redujeron el costo de u$s 40 mil a 2.000 pesos.

Ivana, la madre de Felipe, el chico de 11 años a quien le falta una mano, pidió en enero pasado ayuda a Gino Tubaro y Rodrigo Pérez Weiss, desarrolladores de Darwin Research, para que fabricaran una prótesis funcional para su hijo. A fines del mes pasado, Felipe ya la utilizaba.

“¿Quieren saber cómo se siente haber hecho feliz a alguien? Miren la foto”, dijo Tubaro, y posteó en Twitter la imagen que se viralizó tanto como el video con que Felipe muestra la utilidad de la prótesis y da las gracias a Turbaro y Pérez Weiss.

Gracias al sistema, “cada 48 o 72 horas podemos hacer una prótesis”, explican desde Darwin Research, que tiene por objetivo “producir dispositivos sin límites de categorías para que colaboren en resolver los problemas de la humanidad de forma eficiente, económica, sustentable y evolutiva”.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.