La inflación de abril fue la más alta de los últimos 14 años

naftasEn el mes, el incremento fue del 6,5 %, lo que totaliza un 40, 5 % anual. Si bien repercute en alimentos de primera necesidad, el principal impacto fue la suba de servicios y transporte. Una situación alarmante y preocupante.

Las tarifas de los servicios públicos y los precios de los combustibles líquidos fueron los principales elevadores del costo de vida de abril en la ciudad de Buenos Aires, que según la estadística oficial llegó a 6,5 por ciento, siendo uno de los registros más altos de los últimos 14 años.

Se trata de las cifras provistas por el Índice de Precios al Consumidor de Buenos Aires (IPCBA), que tiene valor oficial hasta que el Indec reinicie la difusión de sus propias mediciones de validez nacional.

De acuerdo con el registro porteño, la inflación del primer cuatrimestre de 2016 acumuló una suba de 23,8 por ciento, incluyendo los primeros 9 días de diciembre del año pasado; medida desde enero, acumula 19,2 por ciento.

 

Si el período medido fuese el de los últimos 12 meses, la variación hacia arriba de los precios al consumidor llegaría a 40,5 por ciento.

 

En lo que respata a abril de este año, la estadística porteña registra que el incremento de los servicios (incluyendo los privados) triplica al de los bienes (9 a 3), por el impacto del tarifazo.

Según la información oficial, “Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles y Transporte explicaron en conjunto el 68,7% de la variación mensual del nivel general”.

En el rubro Bienes, los aumentos más notorios fueron en indumentaria y medicamentos. Cotejando entre sí los primeros cuatrimestres de 2015 y 2016, según el IPCBA, surge que la suba del costo de vida se aceleró “hasta 38,3% en el caso de los Bienes (1,2 punto más que en marzo) y hasta 42,5% en el caso de los Servicios (9,4 puntos más)”.

En abril, los rubros vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, aumentaron 21,6 y aportaron 2,8 puntos a la suba mensual. Transporte registró una suba de 13,5 por ciento, con una incidencia de 1,6 punto a nivel general, debida principalmente a “los aumentos en el transporte público de pasajeros a partir del 8 de abril, fundamentalmente en el valor del viaje en colectivo y, en menor medida, en el boleto de tren”.

En alimentos y bebidas, las subas más notorias fueron: pan y cereales (2,7%), leche, productos lácteos y huevos (2,2 %), carnes y derivados (1,2%), aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos (2,8%). Indumentaria y calzado registraron una suba de 8,3%, “por fuertes aumentos en la ropa debido a la entrada de la nueva colección otoño- invierno”.

Por último, el rubro carnes y derivados subió 9,1 por ciento, que se suma al 37 por ciento acumulado durante 2015.

Fuente: Crónica

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.