La Mesa de Enlace hizo un paralelismo entre la 125 y la prohibición del glifosato

El pasado 11 de marzo se cumplieron diez años de la recordada Resolución 125 del gobierno nacional presidido por Cristina Fernández de Kirchner. Desde la Sociedad Rural de Gualeguaychú opinaron que “esa medida sólo intentaba profundizar las retenciones al campo”.

 

A través de un comunicado, la Mesa de Enlace de Gualeguaychú, manifestaron que “a través de un discurso de barricada, agresivo e ignorante, intentaron enfrentar al pueblo con los productores y trabajadores agropecuarios; los trataron de hacer responsables de la inflación; de los problemas sociales; entre otros males de entonces”.

“Resulta necesario rememorar que más allá del combate psicológico, en lo real también se profundizó el ahogo al campo a través de una ingeniería de impuestos. También es ilustrativo recordar que quienes fomentaron la siembra directa como un método de recaudación feroz y de producción moderna y eficaz para conseguir rindes similares a los del mundo entero, hoy tratan a los mismos productores como amenazas al equilibrio ambiental”, manifestaron.

Además, indicaron que “la ceguera era tan grande que hubo reducciones a las exportaciones de origen agropecuario, y controles internos vía precios y cantidades. Semejante retroceso trajo la pérdida de mercados de exportación que quedaron en manos de otros países. La demonización del campo fue un boomerang ya que el empleo industrial se mantuvo estancado y las medidas estatales frenaron uno de los sectores que más mano de obra otorga en el país directa e indirectamente, como es el sector agropecuario”.

“Lo que es inaceptable y por ello el reclamo general de las entidades que representan a los productores, está dado por el cambio de reglas de juego, sin mediar aviso, sin dar lugar a un proceso de adaptación, de reconversión productiva. Esto es lo que acaba de suceder con la prohibición del uso de fitosanitarios en las 17 mil hectáreas de nuestra zona rural.

Acá no se trata de hablar de las bondades del glifosato u otros fitosanitarios necesarios para la siembra directa. Porque estamos discutiendo otra cosa, hablamos de producir con los cuidados que marca la ley en los campos, no en el medio de una plaza. Igualmente, cabe indicar que el glifosato no está prohibido ni en Europa ni en Estados Unidos como se dice a menudo sin ningún rigor”, opinaron desde la entidad local.

“Entendamos que el campo no es sólo soja, pero todas necesitan de la siembra directa; trigo, maíz, pasturas para ganadería, etc. Es el modelo elegido por el país y por el mundo, no por los productores. Hoy no es posible, en este marco productivo-impositivo, hacerlo de otro modo”, expresaron.

Asimismo, señalaron que “el Estado Municipal que prohíbe, no ofrece alternativas. Resulta menester articular medidas de protección, de salvataje, de acuerdo a la ley y siempre en el más profundo respeto de las normativas productivas, sanitarias y legales de la provincia y del país. En estas horas, los productores analizamos salidas a esta encrucijada, más allá de que nos gustaría que las soluciones las buscáramos en conjunto con la Municipalidad”.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.