La plaga del plástico, una crisis planetaria

bolsas plásticasEl plástico, producto fascinante de la industria capitalista, derivado del petróleo, está en la base de nuestro sistema de bienestar, pero su desecho entraña una trampa para la vida del planeta

Una de las grandes ventajas de este producto químico es que está diseñado para durar mucho tiempo. Y ahí reside el riesgo inquietante: es capaz de mantenerse en el suelo y el agua durante más de 500 años.

El dilema reside en el hecho de que no sabríamos vivir sin el plástico (casi no existe ningún objeto en el que no esté presente), pero se trata de un elemento letal para la naturaleza, ya que no es biodegradable

El volumen total de plástico producido se calcula que ronda las 8.300 millones de toneladas. De ese número, unas 6.300 millones de toneladas ahora son residuos, y el 79% de ellos se encuentra en vertederos o en el entorno natural.

Esta gran cantidad de desechos fue impulsada por la vida moderna, donde el plástico se usa para muchos artículos desechables o de “uso único”: desde botellas de bebidas y pañales hasta cubiertos e hisopos de algodón.

Las botellas de bebidas son uno de los tipos más comunes de desechos plásticos. En 2016 se vendieron alrededor de 480.000 millones de botellas de plástico en todo el mundo, es decir, un millón de botellas por minuto.

¿Cuánta basura de plástico termina en el mar? Se estima que alrededor de 10 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos cada año.

La vida marina se enfrenta a un “daño irreparable” por las millones de toneladas de desechos plásticos que terminan en los océanos cada año, advirtió recientemente Naciones Unidas (ONU).

“Esta es una crisis planetaria (…) estamos arruinando el ecosistema del océano”, dijo la directora de océanos de la ONU, Lisa Svensson

Un estudio de la organización antipolución plástica “5 Gyres Institue”, ha estimado que unos 5 billones de objetos de ese material de todos los tamaños flotan en los mares del planeta. Su peso acumulado llega a las 270.000 toneladas, suficiente material para llenar unos 11.000 camiones de transporte internacional.

Algunas proyecciones indican que, si continúa esta producción y gestión de residuos, en 2050 habrá aproximadamente 12.000 millones de toneladas de basura plástica en vertederos o en el medio ambiente.

El documental “Plastic Planet”, del director austríaco Werne Botte, es un mensaje elocuente de los peligros que entraña este material sintético omnipresente en la vida contemporánea.

“Dios mío. Estamos rodeados de peligro y nadie lo sabe. ¿Seré el único?”, dijo Botte al contar lo que pensaba durante el rodaje del film.

“Hay tantos residuos plásticos en el mundo que podrían cubrir el tamaño de Argentina”. Eso dijo el año pasado el científico y profesor de ecología industria Roland Geyer, profesional de la Universidad de California, quien junto a un equipo de investigadores, publicó el estudio más completo en relación a la producción global de plástico.

“Esta cantidad de plástico daña la vida marina y los ecosistemas del mundo”, agregó preocupado, en diálogo con la BBC británica.

“Nos dirigimos rápidamente hacia un ‘planeta de plástico’, y si no queremos vivir en ese tipo de mundo, tal vez tengamos que repensar la forma en que usamos algunos materiales”, advirtió Geyer.

“A diferencia de otros materiales, el plástico puede permanecer en el medio ambiente durante miles de años”, explicó Geyer, al sintetizar el dilema que plantea el desecho de este producto químico.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.